1.- Habla menos y escucha más. Busca entender las diferentes posiciones de los demás, sin apasionamientos.

2.- Observa los problemas desde diferentes ángulos y puntos de vista.

3.- Imagina las cosas de un modo y de otro. Visualízalas. Míralas, no como son, sino como podrían ser.

4.- Trata de encontrar nuevos usos y aplicaciones a las cosas.

5.- Piensa y analiza con flexibilidad.

6.- No lo creas todo y no lo dudes todo.

7.- Lee, descubre por ti mismo cómo han hecho otras personas para resolver sus problemas.

8.- Experimenta.

9.- Realiza conexiones entre situaciones fuera de lo común.

10.- Piensa en cómo sería lo contrario a lo que sabes o conoces.

Las primeras cinco son las más importantes.

Beneficios que logramos con estos ejercicios: Seguridad y confianza personal; una vida más divertida; nos sentiremos más útiles y más inteligentes; una vida más feliz al poder resolver nuestros propios problemas.

Hola mi querida amiga o amigo comerciante.

En esta ocasión, te hago llegar mis sugerencias, vertidas en este artículo, para hacer énfasis en uno de los pilares que constantemente debes robustecer y actualizar, ya que se convierte en una de las piezas fundamentales para el desarrollo de tu negocio.

Así es, te estoy hablando de las técnicas de negociación que estás utilizando actualmente con tus proveedores y clientes, las cuales, si las aplicas de la mejor manera te llevarán a generar conversaciones que al final del día se traducirán en ganancias para tu patrimonio.

A través de esta revista, quiero compartirte algunas técnicas con el objetivo de que las pongas en práctica, siempre buscando una cultura del ganar-ganar que, sin duda alguna, te generará:

• Más Ventas

• Incremento de beneficios tangibles 

  para tu comercio

• Más Clientes

• Clientes leales y felices.

¡Así que a tomar nota!

1. Siempre mantén activos tus sentidos ante tus proveedores o clientes, ya que el saber escuchar sus necesidades, recomendaciones o comentarios y observar sus comportamientos, te darán una mejor visión hacia el mejor camino de desarrollo.

2. Sé empático, y siempre busca enfatizar en aquellos puntos que se tienen en común; sin duda alguna, esto te ayudará a tener relaciones fuertes y prósperas.

3. Recuerda no hablar demasiado; a veces es mejor realizar preguntas estratégicas en el momento indicado para que puedas obtener toda la información valiosa que fortalezca tu negocio.

4. Da oportunidad a que tus proveedores o clientes expliquen al 100% sus ideas, esto te ayudará a conocer por completo su postura y posición para que puedas sacar conclusiones certeras que te permitirán pasar a un plan de acción.

5. No te quedes con la duda de nada, pregunta las veces que sea necesario hasta que te queden claros todos los aspectos que te encuentras intercambiando. Esto te ayudará a no responder preguntas acerca de un tema que no dominas del todo y, por ende, evitará que te comprometas poniendo en riesgo la credibilidad de tu comercio.

6. Para comunicar mejor tus ideas o argumentos, siempre apóyate mediante ejemplos reales, para esto es importante que te mantengas muy bien informado en cuanto a los productos que comercializas y que la mayoría de éstos ya los hayas probado. De esta manera, podrás manejar información de valor para sacar el mayor de los provechos en tu negociación.  

Siguiendo estos tips te aseguro que lograrás tener mayores negociaciones efectivas, que en cuanto las comiences a implementar notarás un beneficio de impacto y valor con tus proveedores y clientes.

Por ésta ocasión, mi querida amiga o querido amigo comerciante, esta fue mi aportación de este mes, esperando haya sido de tu agrado; te invito a que estemos en contacto en mi cuenta de Facebook “Heliel Palmer Oficial”, en donde encontrarás siempre contenido que te ayudará a fortalecer tus aptitudes y talentos, que te aporten herramientas de éxito para implementarlas en tu negocio.

Si volteas a tu alrededor, te darás cuenta que juegas un rol sumamente importante para tu comunidad, teniendo el gran beneficio de la cercanía y comunicación con tu clientela día a día.

Tienes la dicha de ser la primera opción de compra de tus clientes y que éstos siempre te consulten para comprar un producto, y a veces hasta te pidan alguna opinión en temas más personales.

Y sí amigo mío, tu posición es clave y tienes el privilegio de tener contacto directo con las personas que deciden si tu negocio es exitoso o no, así que deseo que una vez que acabes de leer este artículo puedas utilizar tu Súper Poder en tu beneficio para continuar haciendo de tu tienda todo un éxito.

A continuación enlisto algunos súper-poderes que no puedes perder de vista para que los uses a partir de YA y te mantengas como el favorito de la colonia:

1. Súper Actitud. Siempre con el ánimo y la calidad de servicio bien puestos, esto generará que toda aquella persona que entre a tu tienda quiera regresar gracias al trato que recibe de tu parte. 

2. Súper Memoria. Las personas que van a comprar a tu negocio te agradecerán de sobremanera que recuerdes su nombre o los productos que compran cotidianamente.

3. Súper Asesor. Fomentarás un gran lazo de confianza si en vez de vender: asesoras a toda persona que entra en tu comercio recomendando tanto productos como dando tips de uso de cada uno.

4. Súper Oído. Escucha – Escucha – Escucha y Escucha a tus clientes, la clave del éxito está en la necesidad que cada uno de ellos te pueda transmitir.

5. Súper Limpieza. Siempre se agradecerá que tu negocio se encuentre limpio, con buen aroma, anaqueles acomodados y relucientes, pues recuerda que es tu patrimonio y reflejo de tú persona.

6. Súper Sonrisa. Sin duda, lo único que puedes dar sin cobrar en tu negocio y al por mayor, serán las: ¡sonrisas!

El secreto de un cliente feliz es que siempre lo mantengamos satisfecho.

¿Qué esperas? Comienza a utilizar estos Súper Poderes y mucho me gustará saber tus comentarios y resultados obtenidos, búscame en Facebook como: Heliel Palmer Oficial, dale Like y a cambio te seguiré compartiendo muchos tips e información que sin duda alguna te será de mucha utilidad.

¡Nos leemos en la próxima!

Para evitar los riesgos mencionados en la página editorial anterior, se recomienda hacer lo siguiente:

• Contar con un PRESUPUESTO DE EFECTIVO, que nos ayude a planificar las entradas y salidas de dinero y nos permita, también, conocer con anticipación los montos de efectivo que tendremos y los pagos comprometidos.

• Manejar estratégicamente los inventarios ¿Cómo? Eliminar los productos de lento movimiento o aquellos que representan un bajo margen de utilidad. Esto nos ayudará a tener sólo productos que se vendan y aumenten los ingresos.

• Establecer políticas de crédito y darlas a conocer a los clientes, y no olvidar dar seguimiento a las cuentas por cobrar.

• Cuidar bien las salidas de efectivo y evitar los gastos innecesarios.

• Aprovechar las ventajas del crédito que nos puedan ofrecer nuestros proveedores.
La importancia y el buen manejo del Flujo de Efectivo es válido tanto para empresas grandes, como pequeñas y micros; en estas últimas es donde se han visto mayores errores en el manejo de la liquidez.

El mal manejo del dinero, el no tener un presupuesto o descuidarlo, es lo que ha llevado a países, empresas y personas a crisis económicas de las que cuesta trabajo y lleva tiempo salir.

Es uno de los pilares básicos a todos los niveles. Es como con una casa, que no necesita de ningún terremoto para derrumbarse, sólo quítale uno de sus principales castillos y podrá venirse abajo.

Sin embargo, esto se puede evitar, la educación financiera y la responsabilidad en el manejo de los presupuestos ayuda mucho.

Primero, debes identificar y definir quién o quiénes son. Conocer a tu competencia es una investigación que te puede llevar algunas semanas. Hazlo en forma natural, que no te vea como un espía, no le hagas preguntas directas o incómodas. Se trata de llevarte bien con él.

• Empieza por acercarte a él, visítalo, platica con él
• Observa su negocio, conoce a sus clientes y platica con ellos, lejos de su negocio.
• Busca hacer alianzas con él, eso los puede beneficiar a ambos.
• Habla de asuntos que se dan en el contexto y que podrían afectar a ambos.

• Trata de identificar sus puntos fuertes, tanto personales como de negocios, todo lo que pueda influir positivamente en él.
• Establece una relación de negocios positiva, después de todo pertenecen al mismo “club”. Buscar unir sus fuerzas en cuestiones comunes.
• Permite que también te conozca. En negocios no hay enemigos, ni siguiera contrincantes, sino una especie de “socios”, donde tú podrás aprender de él, tanto de sus fortalezas como de sus debilidades.
• Ofrece cooperar o colaborar con él cuando sea necesario.

Con toda la información que obtengas de él, determina su nivel. ¿En qué aspectos es mejor que tú y viceversa? ¿Qué aspectos tendrás que imitar y cuál será tu diferenciación estratégica?

Con todo lo aprendas de él, descubre qué podrías cambiar para volverte más atractivo. ¿Cuál será el valor agregado diferente a tu competidor?

No obstante, JK Harris nos recomienda mantenernos siempre alertas. “la competencia justa es genial, obliga a todos a dar lo mejor, pero no todos los participantes juegan limpio”.

No esperes tener toda la información completa, pero conforme la vayas obteniendo ve armando una matriz como la tuya y compáralas, haciéndote las preguntas estratégicas que correspondan.