Hola a todos, en esta ocasión les hablo sobre los beneficios que tiene la risa, no sólo sobre nuestro estado de ánimo, sino también sobre todo nuestro organismo. Te enlisto los principales:

• Tiene un efecto analgésico, ya que favorece la producción de endorfinas y encefalinas en el cerebro.

• Elimina el insomnio gracias a la sana fatiga que genera.

• Cada carcajada pone en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.

• En el diafragma se origina un masaje interno que facilita la digestión.

• Favorece la eliminación de la bilis.

• Mejora la circulación de la sangre y ayuda a prevenir un infarto.

• Relaja los músculos lisos de las arterias, con lo que combate el estrés y se previene la hipertensión.

• Se limpian los ojos con las lágrimas que genera.

• Al hacer vibrar la cabeza despeja la nariz y los oídos.

• Al estirar y estimular los músculos de la cara, nos rejuvenece.

• La piel se oxigena más y mejora la capacidad respiratoria, porque entra el doble de aire en los pulmones.

• Gracias a que se masajea toda la columna vertebral con los movimientos internos del organismo, se evita el estreñimiento.

• Se generan más sustancias de las que refuerzan al sistema inmunológico y se eliminan toxinas.

• Es una arma eficaz contra la depresión.

• Mejora nuestras relaciones con los demás. Tú lo sabes bien, las mejores convivencias se dan cuando hay carcajadas.

• Favorece la agilidad mental y también tiene un efecto calmante del hambre y la ansiedad.

No te tomes la vida tan en serio, busca situaciones y cosas de que reírte a carcajadas.

Hasta pronto.

Si usted sigue mi columna, sabrá que mi primer contacto con el vino fue cuando era pequeña, a través de las experiencias y comentarios de mis papás cuando por cuestiones sociales (cenas de navidad, normalmente) debían beberlo. El vino no era muy de su gusto, pero “hay que saber tomarlo”, decía mi papá.

Crecí con esa idea y con algunas otras, como la “regla de oro” de los vinos: “vino tinto para carne roja y vino blanco para carne blanca”. Es una máxima que ahora, casi cuarenta años después, parece tener vigencia pero, ¿qué tan cierta es?

Por principio de cuentas, recordemos que a la dinámica entre comida y vino se le llama “Maridaje”, palabra cuyo origen es el mismo de la palabra “matrimonio”. Maridar platillo y vino, es algo así como “casarlos”.

Tipos de maridaje

Aunque no soy una experta en el tema, he aprendido que hay dos tipos de maridaje:

Maridaje de complemento es cuando los sabores del vino y los sabores de los alimentos son parecidos, de lo que resulta una complementación que resalta los sabores de ambos. Un ejemplo podría ser cuando servimos un vino dulce para acompañar un postre.

El maridaje de contraste, por el contrario, se da cuando las propiedades del vino son opuestas a las del platillo. Un ejemplo de este tipo de maridaje es la clásica combinación de queso azul y vino dulce.

El secreto está en cuidar que la potencia del vino no rebase la potencia de la comida (y viceversa) porque, en tal caso, uno hará desaparecer al otro.

El nivel de picante de cada chile depende de la cantidad de capsaicinoides que contengan, para ello existe una escala internacional llamada Scoville, que registra sus niveles en unidades..

1. Carolina Reaper Especie originaria de China, es uno de los más picantes en el mundo. Su escala Scoville va de 1,569,300 a 2,200,000 unidades.

2. Trinidad Moruga Escorpión Es originario de Trinidad y Tobago, y su escala llega a los 1.2 millones de unidades.

3. Naga Jolokia También conocido como el pimiento fantasma, originario de Bangladesh y Sri Lanka; registra entre 600,000 y 900.

4. Habanero Savina Rojo Originario de California, es unas 113 veces más picoso que el jalapeño, marca entre 350,000 y 577,000 unidades. Éste se utiliza mucho para acompañar las comidas en Yucatán. 5. Bonete Escocés Éstos se encuentran en las islas del Caribe y se le conoce también como “La bola de fuego”. Mide de 100,000 a 350,000 en la escala. Este chile es muy utilizado en platillos del Oeste de África, Jamaica y en la cocina de Barbados.

6. Ojo de Pájaro En la cultura Suajili, a éste se le conoce como “pili-pili” lo que quiere decir: chile-chile. Existen diferentes variedades de éste y su picor depende de dónde se haya cultivado y qué variedad sea. En Uganda se cultiva el más picoso de éstos que llega a las 175,000 unidades.

7. Tabasco Originario del estado mexicano de Tabasco, es el padre de la famosa Salsa Tabasco que tiene una activa participación en tus alimentos. Tiene entre 30,000 y 50,000 en la escala.

8. De Árbol Es originario de Centroamérica. Si piensas que es muy picoso, lamento decepcionarte, ya que sólo alcanza 65,000 unidades.

9. Serrano Su nombre proviene de las sierras y es orgullosamente mexicano. Es muy utilizado en la comida mexicana y mide aproximadamente 25,000 unidades en la escala.

 

En un Día de muertos común, nos levantamos y nos preparamos, porque el 2 de noviembre recibimos la visita de nuestros ancestros. Les ponemos un altar, bebidas, comida y les dedicamos nuestra más colorida festividad. Para el mundo esto es extraño… para nosotros lo raro sería que un niño de 12 años, aproveche el ride, y vaya de visita al más allá.

Miguel, que es como se llama ese niño, quiere ser músico y su familia se lo impide, porque ellos han visto que los músicos son egoistas e irresponsables. Y la fuerza de su vocación lo ha puesto en ese peligroso aprieto.

Más o menos así empieza esta película que en opinión de muchos, podría tratarse de la mejor animación de Pixar. Con una primera vista, no estoy seguro aún de que lo sea (de seguro la veré de nuevo), tal vez porque con algunas producciones me quedé profundamente enganchado (Intensamente, por ejemplo). Lo cierto es que lejos de hacernos tropezar con los estereotipos del “mexicanito”, creo que nos han sabido retratar de manera muy puntual y cariñosa.

Por ejemplo, no soy fan de Pedro Infante, pero ver fotos suyas colgadas en una pared me produjo mucha emoción, porque he visto esa clase de homenajes en casa de alguna tía. Me hizo reír una señora que ataca con su chancla veloz, porque podría ser la mamá de cualquiera.

El trabajo de inmersión ha sido, para mi gusto, estupendo; y sobre todo respetuoso.

Si bien no todo el país es un pueblito con techos de tejas en dos aguas y de calles empedradas… sí es un México real y que sigue vivo en casi (si no es que en) todos los estados. Y justamente es ese México el que debemos cuidar, el de las tradiciones, el de las familias unidas.

Y cuando nuestro equipo pierde, también lo sentimos a profundidad, a tal extremo que nuestro estado de ánimo se va en picada, baja sustancialmente; sufrimos, lloramos, nos queremos cortar las venas, ofendemos y no hace falta mucho alcohol para querer golpear a los seguidores del equipo contrario.

Y no sólo eso, diversas investigaciones han comprobado cómo la productividad laboral de los siguientes dos o tres días disminuye, y no solamente por la resaca sino por el sentimiento de derrota.

Sin embargo, es tan grande nuestro espíritu que no dejamos de querer a nuestro equipo. Los perdonamos, pues, como dicen algunos, tenemos en nuestro ADN lo necesario para sanar las heridas rápidamente.

Visto socialmente, el futbol es el “pan y circo” que nos ofrece el sistema para refugiarnos, divertirnos; la medicina para curar las penas de mucha gente.

“En México, como en la mayoría de los países de América Latina, el futbol es, para muchos, la válvula de escape de los problemas cotidianos”. Todo está planeado y programado para distraernos, para calmar nuestro descontento por cuestiones sociales o políticas. Futbol y chelas se llegan a convertir en droga para muchos. Algunos piensan que si no fuera por el futbol habría más protestas en las calles.

Muy cierto, nos han saturado tanto de futbol que hasta resulta ofensivo. Que la liga MX, que la Sub 20, que la Sub-17, que la Copa Libertadores o la Liga de Ascenso, y no sé qué más. Y no sólo eso, nos invaden con los juegos de ligas europeas; prácticamente todos los días podemos ver un partido “importante” en la tele.

Sin embargo, a pesar de que muchos nos damos cuenta de cómo nos manipulan con el futbol, no dejamos de quererlo, y espero ansioso el inicio de cada partido para sentir esos estados de ánimo, tan intensos y satisfactorios que me proporciona el futbol.

En la época de mis padres y abuelos, el primer regalo que recibían los niños era unos guantes de box, era la distracción más importante en esa época, y aunque últimamente se promueve mucho en México esa actividad, ahora es el futbol el deporte más popular en el país, con millones de aficionados de todas las edades, y por supuesto nunca falta un balón entre los juguetes infantiles.

Y se justifica el gran gusto por el balompié; es un deporte tan noble que se puede jugar en cualquier parte, y en todo mundo lo puede practicar. Más allá de las diferencias sociales y económicas o de la pobreza extrema de muchos, “todos se unen a partir del placer por el futbol”; por supuesto son los jóvenes los más aficionados.

Para muchos mexicanos es, por momentos, más importante que cualquier religión. Es cierto esto; hace unos domingos me llevaron a misa de 12 hrs., donde escuché al sacerdote quejarse de que la gente prefería ir al futbol que a misa; y cómo no se iba a quejar, si la canasta de las limosnas se ve casi vacía en esos días. Hace unas semanas me tocó ver en Guadalajara la euforia tan grande de muchos tapatíos por el campeonato de su equipo en la Liga MX. Mucha alegría en toda la ciudad.

Ese comportamiento es muy normal en el futbol, cuando el fanatismo por nuestro equipo es mayúsculo, el impacto personal y social porque nuestro equipo gane o pierda es de admirarse.

Cuando nuestro equipo gana lo festejamos con una euforia tan grande como si se hubiera ganado un campeonato mundial. Y no es solamente que nuestro equipo haya ganado, es el sentimiento que nos invade como si nosotros personalmente hubiéramos ganado, como si nosotros hubiéramos estado en la cancha y hubiéramos anotado los goles. Nos sentimos realizados y todo lo demás no importa.

La palabra Madre alberga distintos tipos de expresiones y sentimientos, tanto positivos como negativos; algunos pueden sonar increíblemente hermosos, verdaderas y merecidas alabanzas en reconocimiento a la máxima figura familiar, y algunos otros como ofensivos, dependiendo del contexto.

Sin el menor afán de ofender a nadie, y sólo como parte del abundante folklore mexicano de algunos ambientes populares, nos atrevemos a recordar algunos conceptos que incluso ya no se utilizan tan frecuentemente como hace algunos años, o han sido sustituidos por palabras “vulgarmente” fuertes.

A continuación las expresiones más populares que aluden a la palabra Madre:

• Ubicación: ¿Dónde está esa madre? • Diminutivo: Es una madrecita • Adjetivo calificativo: ¡Es a toda Madre! • Escepticismo: ¡No te creo ni madres! • Venganza: ¡Vamos a darle en la Madre!

• Negarse a algo: ¡Ni madres! • Accidente: ¡Se partió la Madre! • Defecto visual: ¡No se ve ni Madres! • Sentido del olfato: ¡Esto huele a madres! • Valor Dietético: ¡Trágate esa Madre!

• Especulación: ¡Qué es esa Madre? • Superlativo Positivo: ¡A todísima Madre! • Interrogación: ¿Dónde está esa Madre? • Sorpresa: ¡Pa’ su Madre! • Exceso de Velocidad: ¡Va hecho la Madre!

• Egoísmo: ¡No me dio ni madres! • Confianza: ¡Te lo juro por mi Madre! • Sentido del gusto: ¡Esto sabe a Madres! • Desorden: ¡Qué Desmadre! • Despectivo: ¡Vales pa’ pura Madre!

• Juramento: Por mi madrecita santa que… • Mecánica: ¿Cómo funciona esta Madre? • Incertidumbre: ¿Qué tendrá esta Madre? • Reclamo: ¡No tienes Madre! • Indiferencia: ¡Me vale Madres!

• Cinismo: ¡Qué poca Madre! • Alegría: ¡Está de poca Madre! • Acción violenta: ¡Le rompiste todita su Madre! • Fracaso: ¡Ya valió madres! • Enojo: ¡Chingada Madre!

A éstos se pueden sumar todas los que seguramente te sabes.

En muchas culturas, diferentes y lejanas unas de otras, se han encontrado figuras del Árbol de la Vida. Según los estudiosos, su origen data de entre 1800 a 1300 a. C. y hablan de dos fuentes, una celta y otra religiosa unida a la Biblia.

A.- La fuente religiosa habla de que El Árbol de la Vida, aparece en la época de Adán y Eva, y que estaba ubicado en medio del Huerto del Edén; el resto ya lo conocemos.

B.- En la cultura Celta los árboles naturales eran muy importantes porque ofrecían protección, cobijo, leña para las hoguera, etc. Para los celtas éstos eran sagrados y les tenían un gran respeto.

Para ellos, eran la esencia de la vida porque unía la tierra con el cielo. Establecían la comunicación en todos los niveles:

• Con sus raíces comunicaban con lo subterráneo.

• A través de su tronco, con el mundo superficial.

• A través de las ramas y la copa del árbol, comunicaban con el cielo.

Con el tiempo otras culturas fueron haciendo lo propio, tomando simbolismos esotéricos, metafísicos, filosóficos, religiosos, psicológicos, etc., siempre como un modo de representar historias de diferentes aspectos.

Una muy conocido es “la interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento, propia de la tradición judía que pretende revelar un saber oculto acerca de Dios y del mundo”, dice que el Árbol de la Vida es una representación gráfica de la Cábala, modelo que describe el mapa de la Creación.

 

Los referencias espirituales del Árbol de la Vida se presentan en tradiciones culturales diversas: mayas, aztecas, mormones, budistas, etc. “Esta pluralidad ha inspirado ideas y mensajes muy diferentes a lo largo de la historia de la humanidad, y nos hace pensar que el ser humano ve en el árbol la inspiración para explicar el conocimiento, lo sagrado, la evolución o la moral”.

 

En mis vacaciones de la pasada Semana Santa visité Metepec. Ahí me encontré una pieza artesanal muy bonita, la de “El Árbol de la Vida”, cuya fabricación está muy identificada con este poblado.

La compré solamente como una figura decorativa, pues me gustaron sus colores y sus detalles bien definidos; sin embargo, el vendedor me explicaba que realmente esta pieza simboliza lo que es la vida.

Me comentó sobre la importancia de las imágenes que contiene. En la parte superior de la escultura está una imagen de Dios; debajo, las ramas del árbol tienen relación con la creación del mundo en siete días. Otras imágenes características son el sol y la luna, Adán y Eva y los animales, flores y frutos que simbolizan el paraíso. También aparece la serpiente de la historia bíblica en la parte inferior, al igual que el Arcángel Miguel.

Me comentó también, que aunque la tradición dicta que deben representar ciertos pasajes bíblicos, como la historia de Adán y Eva, actualmente se crean Árboles de la Vida con temas completamente diferentes.

También me regaló un folleto donde explicaba, según él, los orígenes de El Árbol de la Vida.

“Antes de la conquista, las diferentes culturas que existían en lo que ahora es México, ya tenían sus propios Árboles de la Vida, pero después los frailes destruyeron todo lo que representaba a los antiguos dioses y los reemplazaron con imágenes de santos y de la iconografía cristiana, convirtiéndose en una fusión de técnicas y diseños españoles e indígenas”.

“Las imágenes representadas en las esculturas se usaron originalmente, durante el período colonial temprano, para enseñar la historia de la creación según la Biblia, a los nativos de la región, convirtiéndose en una forma de evangelización”.

Los Árboles de la Vida han llegado a considerarse emblemáticos del municipio de Metepec, dándole una representación internacional a este pueblo.

Si te gusta explorar cuevas y otras cavidades subterráneas naturales, este lugar te va a maravillar.

Se trata de una falla geológica escondida en las entrañas de la Sierra de Zongolica, considerada por muchos como el  paraíso de la espeleología, donde se localiza la red de sótanos y grutas más amplia del mundo, allá, en la región de las Altas Montañas del Estado de Veracruz.

 

El Sumidero o Sótano de Popocatl tiene una profundidad de 70 metros por el cual un río (el Popocatempa) penetra íntegro formando una imponente cascada subterránea de 60 metros, que forma un amplio lago interno, considerada como una de las más impresionantes en México.

La galería por la cual corre el río tiene 200 metros de longitud y una altura hasta de 40 metros. El río se pierde en un sifón habitado por peces ciegos y gran variedad de anfibios e insectos adaptados a las condiciones de oscuridad.

El paisaje del sótano es misterioso e imponente, un abismo natural donde experimentarás dos mundos completamente distintos, en la superficie y al interior.

El descenso por la boca del sótano se realiza a rappel: aproximadamente 30 metros de apoyo en pared sobre una pendiente de 75º, seguidos por una caída vertical de un poco más de 40 metros.

Obviamente, para los expertos en espeleísmo este descenso no constituye un gran reto, no obstante  la magnífica visión producida por el arcoiris creado por el vapor de agua que desprende la cascada (de ahí el nombre de la cueva: ‘popoca’ significa humea; desprender vapor o aroma) y la luz del día que penetra por la boca de este agujero natural, es un grato espectáculo que cualquier amante de la naturaleza sabe apreciar.

Conocido también como Sumidero de Popoca, forma parte de las maravillas naturales de la Ruta Turística ‘Ruta 4 Popoca’, del estado de Veracruz que comprende zonas arqueológicas, ríos donde practicar el cañonismo, o simplemente nadar, visitar impresionantes sótanos y místicas cuevas, y miradores desde los cuales se tienen vistas panorámicas increíbles sobre  la exuberante vegetación de la región.

En estos bellos parajes podrás practicar actividades diversas como caminata, escalada, espeleología, rappel, paseos en bicicleta, camping, así como visitar otros maravillosos sitios de interés situados en los alrededores.

Lugares de interés cercanos al Sótano de Popocatl

• El Mirador del Rostro de Cristo también llamado el Perfil de Cristo (20 km de Zongolica).

• Cueva de las Golondrinas.

• Sótano de las Huahuas.

• Puente Natural o Boquerón.

• La Cascada de Atlahuitzia (agua que cae) en Zongolica entrando por Tezonapa.

• Las Ex Haciendas de Coyole, Macuilca y Tlanecpaquila.

• El ritual indígena en la cueva de Totomoxapa (Totomochapa).

• Cada 1er. viernes de marzo en la Cueva de Totomoxapa (o Totomochapa), situada a poca distancia del Sótano de Popocatl, se celebra una ceremonia ritual de origen Totonaco que consiste en una reunión de indígenas que danzan durante toda la noche a manera de agradecimiento a los elementos naturales, particularmente a la tierra.

• El rito sagrado conocido como ‘Tlazokamate‘ o ‘Xochitlali‘ (Culto a la Tierra), mezcla de creencias paganas y cristianas que se celebra al inicio de la Semana Santa.

 

¿Cómo llegar?. El sumidero del río Popocatempa se sitúa en la comunidad de Totomoxapa, a 28 km al norte de Zongolica, en los límites del municipio de Tequila, y a 62 km de la ciudad de Córdoba, Ver.