Sucedió aquí, en la ahora Alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México. María de Ávila, quien vivió en el siglo XVI, se enamoró de un mestizo de apellido Arrutia, quien quería casarse con ella por su dinero y estatus social.

Los hermanos de María, Daniel y Alfonso, se enteraron de lo que estaba pasando y se opusieron rotundamente a que ese matrimonio se llevara a cabo, así que le prohibieron a Arrutia ver a María. Al principio él se negó, pero los hermanos le ofrecieron mucho dinero, que él aceptó para marcharse.

Se fue sin dar ninguna explicación a María, quien cayó en una profunda depresión. Dos años estuvo así, sufriendo la ausencia de Urrutia, del cual estaba profundamente enamorada, hasta que sus hermanos decidieron enclaustrarla en el Antiguo Convento de la Concepción, donde se la pasaba rezando y pidiendo por él. Un día, no pudo más con su dolor y se ahorcó de un árbol de duraznos en el patio del Convento. La enterraron allí mismo y un mes después de su muerte, su fantasma empezó a aparecer por las noches, reflejándose en las aguas de la fuente del convento; se les aparecía a las novicias o monjas del lugar cuando veían su rostro en el agua. Desde entonces se prohibió la salida de cualquiera de ellas al jardín cuando anocheciera.

La leyenda cuenta que como no podía soportar estar sin su amado, ya muerta salió a buscarlo y lo mató para estar con él aunque sea en el más allá. Algo así como Romeo y Julieta a la mexicana.

El convento está en Belisario Domínguez número 5, en el centro histórico. Toma el metro Bellas Artes y Garibaldi. Búscalo entre las calles Lázaro Cárdenas y Allende.

•Nayarit: Proviene del Cora y significa “Hijo de Dios que está en el cielo y en el Sol”.

• Nuevo León: Fundado como Nuevo Reino de León en referencia al Reino de León de la Península Ibérica.

• Oaxaca: Proviene del náhuatl huax(in)-yaca-c (Leucaena leucocephala) que significa literalmente “En la punta o en la nariz de los guajes”.

• Puebla: Se deriva de “poblado – pueblo puebla”; su nombre original “Ciudad de los Ángeles”, “Angelópolis” o “Puebla de los Ángeles”.

• Querétaro: El nombre hace referencia a “Lugar de piedras grandes” o “Lugar donde se juega la pelota”.

• Quintana Roo: Proviene de Andrés Quintana Roo, político e insurgente en el proceso de independencia de México.

• San Luis Potosí: Se da en honor a San Luis y a la rica mina de oro y plata del Cerro de San Pedro. P’utuqsi es un topónimo quechua que significa ruido.

• Sinaloa: Proviene de la lengua cahita, sina- y lóbola ‘pitahaya redonda’ o la llamada fruta del dragón, una fruta que abunda en la región.

• Sonora: Proviene del ópata Xunuta, Lugar de maíz. También proviene del Tohono O’odham (pápago), Sonota, que significa “Lugar de plantas”.

• Tabasco: Proviene Tabscoob, quien gobernaba a la llegada de los españoles. O del vocablo Tlahuashco, que significa “Lugar que tiene dueño”.

• Tamaulipas: Viene del huasteco tam y holipo “Lugar de las cumbres’ o “Lugar de los olivos”.

• Tlaxcala: Proviene del náhuatl Tlaxcallān “Lugar de la tortilla de maíz”, deformación del nombre original Texcallān, que significa tierra de riscos o “despeñadero”.

• Veracruz: Nombre dado a la primera ciudad española fundada en la Nueva España; originalmente como “La Villa Rica de la Verdadera Cruz”.

• Yucatán: Proviene del maya “Yuk’al-tan mayab“, que quiere decir: “Todos los que hablan la lengua maya”.

• Zacatecas: Su nombre proviene del náhuatl zacatl y significa : “Lugar donde abunda el zacate”.

Se trata de la primera casa-habitación construida en la Ciudad de México. Fue edificada en el siglo XVI, poco después de la llegada de los españoles; concretamente en 1580, por lo que actualmente tiene 438 años.

Hasta hace poco podíamos pasar y verla desde la acera de enfrente sin darnos cuenta de la importancia histórica y arquitectónica que representa el inmueble, debido a que en la zona donde se ubica hay otras casas también antiguas.

Fue hasta que, en base a muchas voces vecinales acerca de que era un lugar riesgoso porque en ella se refugiaban malechores, y por el peligro que representaba, las autoridades entraron a ella.

Como parte de las cosas que comentaba la gente de alrededor era el miedo que sentían al pasar por la acera donde se encuentra, pues decían que muchas veces escuchaban, gritos, gemidos y ruidos extraños.

La casa está ubicada en el barrio de La Merced, en la calle Manzanares No. 25, hace esquina con el 3er. callejón del mismo nombre.

No había nada que indicara que era la más antigua de México, hasta que al descubrir sus características y analizarla por algún tiempo, expertos de diversas instituciones entre las que está el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la declararon oficialmente como la más antigua de la Ciudad de México, “la única casa de ese siglo que queda en pie en toda la Ciudad.

Su construcción es una mezcla de dos culturas, la prehispánica y la española. En ella se utilizaron materiales que usaban los propios indígenas; ahí convergen detalles como las ventanas, típicamente españolas, y las paredes de piedra y tezontle, usadas antiguamente en construcciones, lo que le da un importantísimo valor histórico.

5.- El terremoto del 19 de Septiembre (1985):

Los mexicanos recordamos ese día como uno de los más traumáticos hasta la fecha.

Como ya sabemos, por la magnitud del sismo de 8.1, la composición del subsuelo pantanoso y la estructura de las construcciones, el lugar más afectado fue la Ciudad de México.

Ante la falta de respuesta del gobierno, los habitantes de la ciudad dieron el mayor ejemplo de solidaridad para los hermanos afectados; se volcaron a la labor de ayudar y durante semanas se rescataron miles de personas y cadáveres. Se desconoce la cifra exacta de fallecidos pero se estiman más de 10 mil.

6.- Mundial de Fútbol (1986); el segundo mundial efectuado en México:

México fue el primer país en organizar dos mundiales. El de 1986 es recordado por ser el escenario de dos de los goles más reconocibles de la historia del fútbol, la “mano de Dios”, y el “gol del siglo”, ambos por cuenta del argentino Diego Armando Maradona en los cuartos de final contra Inglaterra.

Pudimos ver a grandes astros del deporte; además de que llegaron a nuestro país gran cantidad de turistas aficionados al futbol.

7.- El fraude electoral (1988):

Cuando De la Madrid nombró candidato a Carlos Salinas, la “corriente democrática” del PRI se separó y creo el Frente Democrático Nacional, nombrando a Cuauhtémoc Cárdenas su candidato.

Los votos se contaron en la Secretaría de Gobernación, dirigida por Manuel Bartlett. Las tendencias marcaban como ganador a Cárdenas pero el sistema se “cayó”, y el conteo quedó inconcluso. Horas más tarde, Bartlett anunciaba por televisión la victoria rotunda de Carlos Salinas. Muchos mexicanos tomaron esto como un fraude descarado, y se volcaron a la calle. Sólo unos días después quemaron las boletas.

3.- La caída de los precios del petróleo (1982):

Durante los setentas hubo una época de estabilidad general en los precios del petróleo, y con el descubrimiento de nuevos yacimientos en 1977 todo parecía ir hacia arriba.

Sin embargo, en 1981, los países árabes de la OPEP incrementaron enormemente su producción y la teoría de “La Ley de la Oferta y la Demanda” hizo su efecto: los precios del petróleo se desplomaron. El barril de petróleo mexicano pasó de valer 37 dólares a 15, el dinero dejó de entrar a nuestro país y comenzaron las crisis y los despidos laborales. Todo esto provocó una devaluación del 400% del peso mexicano y una serie de medidas estatales para contrarrestarla, como la contención de salario y el aumento de precios básicos. Fue cuando López Portillo lloró en el congreso al anunciar la primera devaluación fuerte del peso.

4.- La explosión de San Juanico (1984):

Fueron una serie de explosiones ocurridas en una de las plantas de almacenamiento de PEMEX en San Juan Ixhuatepec el 19 de Noviembre de 1984. Ha sido la mayor tragedia de este tipo en la historia de nuestro país, con un saldo de 600 muertos, 2 mil heridos y decenas de miles de evacuados.

El accidente se debió a una falla en el mantenimiento de las válvulas de alivio de los tanques, lo que provocó una fisura en una tubería y la fuga de una enorme cantidad de GAS que hizo contacto con alguna chispa. La bola de fuego consumió el lugar en minutos, y fue seguida de numerosas explosiones alrededor.

Fue una generación muy activa, de crisis, devaluaciones y vivencias que muchos recordamos; sucesos de todo tipo que cambiaron el modo de vivir de los mexicanos.

Si eres de la generación X, posiblemente recordarás algunos.

1.- Contexto político-económico:

Con el gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988) México inicio la nueva corriente económica: el neoliberalismo. Hasta el gobierno anterior, el de López Portillo, era el gobierno quien controlaba la economía del país.

Con el neoliberalismo, la economía se desarrollaría sin la intervención del estado; se trataba de integrase a la corriente que ya había sido implantada en otros países.

Se empezaron a vender y privatizar empresas estatales al por mayor y a permitir cada vez más la inversión privada en proyectos públicos. De las 1,155 empresas que controlaba el gobierno en 1982, sólo quedaban 410 en 1988.

Fue un periodo de fuertes devaluaciones del peso. Hasta 1981 el dólar valía $149; cuando de la Madrid salió valía ya $2,295.

2.- La expropiación de la banca (1982):

Hasta mediados de 1982 la moneda mexicana estaba sobrevaluada, pero una crisis económica mundial inició ese año. Aprovechando eso y antes de alguna devaluación, políticos y empresas aprovecharon para comprar dólares baratos, con lo que las reservas federales se redujeron al mínimo; esto último y la fuga de capitales que se dio, llevaron al gobierno a reducir el gasto público y devaluar la moneda.

El gobierno quiso estabilizar la economía interna pero no pudo. El chivo expiatorio fueron los banqueros, argumentando que eran el mayor obstáculo para la estabilización del país. El 1º. de septiembre el presidente López Portillo anunció la expropiación.