Uno de los principales productos por los que se conoce a México en el mundo, es el Tequila.

Lo que para Escocia es el Whisky, para los rusos el Vodka y para los franceses la Champaña, para nuestro país es el Tequila.

¿Qué es el tequila?

El “tequila” es un aguardiente que se elabora mediante la fermentación y destilación del jugo de Agave (mosto).

El agave, planta originaria de México, es conocida también como maguey, pero el maguey que se utiliza para la elaboración del Tequila no es cualquiera, se trata del conocido como agave azul denominado “Agave tequilana weber”.

Esta bebida está avalada por la “Denominación de Origen” en México; es decir, tanto el proceso de  su producción como el cultivo del Agave deben darse únicamente en el territorio determinado en la “Declaración de Protección a la Denominación de Origen Tequila (DOT)”, cuya resolución fue publicada en 1974.

“La Denominación de Origen comprende 181 municipios de cinco estados de la República Mexicana: Jalisco con sus 125 municipios, Nayarit con 8, Guanajuato con 7, Tamaulipas con 11 y Michoacán con 30 municipios”.

Asimismo, para que un producto pueda ostentar el nombre Tequila, su elaboración debe llevarse a cabo en estricto cumplimiento a la Norma Oficial Mexicana para el Tequila (NOM-006-SCFI-2012).

¿Cómo se elabora el Tequila?

Todo inicia con la plantación del Agave, el cual “debe cultivarse en suelos arcillosos de clima semiseco”. Desde su plantación hasta su maduración, es un proceso que va de ocho a 10 años; es durante este tiempo cuando se considera que “ya puede aportar los nutrientes indicados y los mejores endulzantes para poder jimarlo y elaborar el Tequila”.

El reciente aumento de la pensión que informó el actual gobierno, hará efectivo el principio de Teoría Económica llamado “Propensión marginal al gasto o al ahorro”, que expresa lo siguiente:

Ante un aumento de ingresos de la población de nivel bajo, está lo destinará al gasto, mientras que la clase alta lo destinará al ahorro.

Son miles de millones de pesos, los que se destinarán como apoyo mensual a personas de la tercera edad, gente con alguna discapacidad, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, etc., la gran mayoría de nivel económico bajo, y con altas necesidades de consumo.

Según cálculos de María Amparo Casar, en su artículo “El gran benefactor”, publicado recientemente en la revista Nexos, el dinero en efectivo que repartirá el nuevo gobierno en distintos rubros, alcanzará a beneficiar a unos 23 millones de mexicanos.

La gran mayoría de éstos destinarán sus ingresos adicionales a comprar principalmente productos básicos.

Sobre esto, Rolando Contreras, director de la División de Abarrotes de la consultora de mercado “Información Sistematizada de Canales y Mercados de Consejeros Comerciales (ISCAM), expresó que esto logrará que el mayorista abarrotero crezca más. 

Según datos de la misma consultora, durante los últimos cinco años, el sector abarrotero creció más en sus ventas que las tiendas de auto-servicio y los clubes de precio.

“Además, el sector abarrotero proyecta crecer 7% en sus ventas durante 2019, mientras que los auto-servicios pronostican un alza de entre 5% y 6%”. 

Por su parte, Jorge Quiroga, director de TodoRetail comentó “este año las compras en los auto-servicios van a ser muy cautelosas, porque no se sabe qué rumbo tomará la economía”, lo que da pauta a pronosticar que a las tiendas de abarrotes particulares, les irá mejor.

Recordarás cuando de niño jugabas con plastilina, que con las manos podías moldear cualquier figura, y que como no se endurecía rápido, cuantas veces quisieras, la podías seguir moldeando de acuerdo a tus gustos.

Pues algo parecido sucede con nuestro cerebro, sólo que éste se moldea en base a las experiencias que vamos teniendo en la vida.

Los cambios físicos en el cerebro, son a nivel microscópico, y se dan por el modo en el que, en base a las experiencias, las neuronas de nuestro sistema nervioso se conectan entre sí.

Esto es lo que los neurocientíficos llaman “neuroplasticidad”, y se refiere a la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento.

“La neuroplasticidad permite a las neuronas cambiar tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones”.

La maravillosa capacidad que tiene nuestro cerebro es que sus cambios no sólo se dan en forma automática; los científicos aseguran que se puede moldear con nuestra intervención directa.

Esto es lo más importante de la neuroplasticidad; cada uno de nosotros, por la forma en que percibimos nuestras experiencias, por lo que creemos y pensamos de nosotros mismos, por los conocimientos, las ocupaciones, entre otros, tenemos nuestras propias “relaciones funcionales de contacto entre las terminaciones de las células nerviosas” (Sinapsis).

En parte, si no le has sacado mucho provecho a tu cerebro, tanto que a veces pudieras pensar que está en tu contra, es por las programaciones mentales inconvenientes que tienes para manejar tus experiencias pasadas y lo que estás viviendo en el presente.

Todos los cerebros humanos comparten la misma estructura básica y la misma forma, pero examinados en detalle, todos son diferentes, pues cada uno contiene circuitos neuronales de formas y distribuciones propias. 

Con cada conocimiento, cada experiencia nueva, etc., se hacen nuevas y diferentes conexiones. 

Cuando no logramos alcanzar los objetivos que nos propusimos, o ante una situación en la que un deseo, un proyecto, una ilusión o una necesidad no se satisface o no se cumple, nos sentimos frustrados.

Claro que todos nos hemos sentido frustrados en alguna medida, y ante ciertas circunstancias, pero algunos han sabido manejar razonablemente bien tales sentimientos.

Cuando esto sucede, nos invade la ansiedad y la rabia; nos deprimimos, angustiamos, etc.; nos vienen sentimientos y pensamientos que pueden ser auto-destructivos para algunos. En grado extremo, sobre todo si no se sabe manejarla, una frustración puede representar pérdida, derrota, fracaso, etc.

En el mundo de los emprendedores, sobre todo en las micro y pequeñas empresas, en donde los CEO’s desconocen muchos de los detalles de los negocios, las frustraciones son frecuentes.

Imagínese si Edison se hubiera sentido frustrado con los primeros intentos de inventar el foco, quizá ahorita nos alumbraríamos todavía con velas. 

Los futbolistas delanteros, cuya misión es anotar goles, saben bien que para anotar un gol tienen que hacer muchos intentos. 

Un depredador como el leopardo, tiene éxito al cazar su presa sólo uno de cada cinco o seis intentos; el hambre y la necesidad lo motiva a reintentarlo cuantas veces sea necesario.

En estos tres ejemplos los protagonistas siempre lo vuelven a intentar, y para tener mejores resultados buscan mejorar sus técnicas, aplican lo aprendido y buscan nuevas oportunidades.

Ten cuidado amigo, porque los sentimientos de frustración pueden provocar en la gente sentimientos de minusvalía, falta de confianza en sí mismos y en los demás; pueden hacerlos rendirse y enterrar su potencial, disminuyendo las posibilidades de salir triunfantes en la vida.

Seguramente ya has oído hablar de la regla de las tres erres para ser sustentables con el medio ambiente: Reduce-Reutiliza-Recicla.

Se trata de una necesidad que tiene nuestro planeta, y de la cual, afortunadamente, ya muchos empezamos a tomar conciencia.

Esta propuesta surgió originalmente de Greenpeace, a través de la cual estaremos ayudando al medio ambiente: Reduciendo, Reutilizando y Reciclando.

Todos somos responsables a la hora de cuidar el medio ambiente, por lo que nuestras acciones diarias y nuestros hábitos de consumo son muy importantes. 

Reducir…

Consiste en minimizar la cantidad de residuos sólidos generados para disminuir los impactos ambientales y los costos asociados a su manipulación. Toda reducción puede realizarse en viviendas, instalaciones comerciales e industriales, a través de compras selectivas.

El objetivo aquí, es reducir o eliminar los materiales de uso único, como el unicel o cualquier otro tipo de embalaje.

Reutilizar…

Es la acción por la cual podemos reutilizar objetos, dándoles una segunda vida útil. Todo material o bien puede tener más de un uso. 

Los residuos sólidos, con una previa limpieza, pueden fácilmente ser utilizados directamente para su función original o para alguna relacionada, sin ninguna transformación.

Reciclar…

Es aprovechar y transformar los residuos sólidos urbanos para utilizarlos en la elaboración de nuevos productos. 

Hablamos del plástico que se puede transformar para hacer mangueras, bolsas o incluso juguetes; del papel que se utiliza para hacer nuevos utensilios; del vidrio y de la mayoría de los plásticos que son reciclables en nuevos productos.

Reducir, reutilizar y reciclar es más fácil de lo que crees; hacerlo te dará la satisfacción de que tu aportación contribuye a un mundo más limpio y sostenible. 

Para poder sobresalir en nuestra vida personal, familiar y laboral, necesitamos desarrollar habilidades de liderazgo.

Aunque algunas personas nacen con la energía para ser líderes o se desarrollan en el ambiente adecuado para lograrlo, no siempre es así; la mayoría de éstos caen en simples dominadores.

La mayoría de nosotros vivimos bajo patrones de dominancia social; y tendemos de creer que algunos nacen como líderes y otros no.

El problema es que desde niños adquirimos estos patrones de conducta. Algunos tienden a liderar, es el caso de los hermanos mayores o de un niño que se destaca en algo.

El concepto que cada uno tenemos de sí mismo, ya sea como líder o como seguidor, lo hemos aprendido por la estructura social que vivimos y no lo adquirimos por genética.

Si definimos el liderazgo como la capacidad de persuadir a los demás hacia metas y objetivos comunes, entonces cualquier persona puede ejercer como líder desde cualquier posición que ocupe en la sociedad. 

“Para poder asumir un liderazgo, hay que entender la dinámica de los roles que se juegan en una comunidad y las estructuras de autoridad existentes. Esto ayuda a comprender cómo se resuelven los conflictos dentro de cada rol diferente que uno tiene en la vida”.

En algún momento nos damos cuenta de que podemos ser líderes en alguna área de nuestra vida, todo depende del rol que estamos interpretando. 

En algunos roles podremos ejercer más liderazgo que en otros. El rol de empleado, por ejemplo, nos obliga a actuar más como seguidores. El rol de jefe de familia, casi siempre podemos ejercerlo como líderes; ¡claro!, siempre y cuando la pareja  nos lo permita. 

Tu rol como persona, es en el que podrás siempre ser líder, sin que nadie se interponga; ¡ejércelo en ti!

No te dejes manipular por la información, conocimiento, comentario o punto de vista que escuches o veas en los medios. 

Últimamente hemos sido invadidos por mensajes contradictorios, inmorales, vejatorios, demagógicos, aunque también por otros útiles y provechosos.

“Saber discriminar entre ellos, y tomar lo que sirve, de acuerdo a la escala de valores que cada uno posee, es tener pensamiento crítico”.

Evalúa todo, esto para ver si es cierto, válido, creíble, falso, poco ético y conveniente de tomar en cuenta; si dudas, descártalo; para lograr esto  conviene adoptar una postura de pensador y de persona madura.

El pensamiento crítico consiste en analizar lo más objetivamente posible, todo lo que llegue a nosotros. 

Es sólo cuestión de actitud. Mucha de la información que vemos u oímos nos asusta y nos hace sufrir, nos “revuelve el estómago”; al darle importancia a ésta, nos estamos torturando, amargando, auto-flagelando; el pensamiento crítico nos sirve para cuidar nuestra salud emocional y mental.

Si la noticia es buena para nosotros, el pensamiento crítico nos sirve para no dejarnos engañar ni ilusionarnos con ella.

Aquí el mensaje es, ante todo tipo de información que nos llegue, sobre todo la tendenciosa, los chismes, las críticas, lo negativo, no involucrar nuestras emociones. 

No entrar en discusiones, no nos enojemos; tratemos de entender los diferentes puntos de vista, que a veces, aunque difieran del nuestro, pueden traen algo de verdad. 

Ningún mortal tiene toda la verdad de lo que dice, promueve u opina, ya que deriva de lo que cree, defiende, le conviene, y hasta de sus valores que pueden no coincidir con los nuestros.

Se trata de lograr la mayor objetividad posible en la búsqueda de lo verdadero, bueno, justo, demostrable y sustentable. “El pensamiento crítico es el que evalúa el conocimiento adquirido”. 

Son muchas las fórmulas que se han sugerido a través del tiempo, para ser exitoso. 

Pero, ¿cuáles de todas siguen vigentes o han sido verdaderamente efectivas?

En esta ocasión te comento la de Jeff Bezos, quien se convirtió, no en rico, sino en súper rico; el más rico del mundo hasta estas fechas.

Como muchos saben, es el dueño de Amazon, empresa fundada en 1994, por lo que a Bezos, el mayor detallista del mundo, le llevó sólo 24 años crear una fortuna de 160,000 millones de dólares ¡¡Órale!!

Sus estrategias: Austeridad, Enfoque Pasional en el Cliente y Visión a Largo Plazo. De las tres, la única constante de todas las fórmulas que han surgido, es ésta última.

En lo personal o como profesionista independiente, esta fórmula es muy necesaria en la actualidad para optimizar tus recursos o para tener éxito en el negocio que quisieras emprender.

Quizá ya sabes de esto, se trata de un sistema de préstamos implantado por grupos de personas, la mayoría colombianos, que está funcionando en más de 20 ciudades del país, desde hace cuatro años.

Se trata de algo tentador pero inconveniente para aquellos que hacen uso del él.

Acuden a los pequeños negocios, entre ellos tiendas detallistas, a ofrecer sus servicios.  

Se trata de:

• Préstamos inmediatos a plazo de 20 días.

• Sin fiador ni garantía.

• Sólo piden una identificación oficial y un comprobante de domicilio.

Eso suena muy atractivo, pero hay un riesgo:

• La tasa de interés es del 20% por los 20 días, lo que equivale al 365% anual.

• El pago se tiene que hacer en cuotas diarias, y  acuden a cobrarlas a los negocios. 

• Con la primera cuota que se atrase el deudor, la tasa del crédito la suben hasta el 40%.  

La necesidad de liquidez en los negocios es parte de su vida diaria, por lo que es probable que algunos caigan en atrasos, situación que los haría entrar en el círculo vicioso en que se convierten estos préstamos, y del que es muy difícil salir. 

Pero eso no es casual, está bien planeado para que se caiga en él y “eternamente” estarles pagando altos intereses.

Los deudores que se atrasan dos o tres pagos, han sufrido constantes acosos, les han quitado equipo de trabajo, mobiliario, y hasta los llegan a golpear.

Son varios grupos de prestamistas, y sabemos de casos en que algunos deudores se mantienen pidiéndole prestado a unos para pagarle a otros.

Ten cuidado, evita caer en ellos.

Tanto máquinas como personas tenemos un ciclo de vida, si no nos damos el mantenimiento adecuado, principalmente el preventivo, podemos fallar. Nuestro funcionamiento tiene un límite, y en tanto llega ese límite puede ir disminuyendo nuestra efectividad reflejada en nuestros resultados.

Aunque los rendimientos físicos son muy diferentes, las máquinas y las personas nos parecemos mucho; en ambas hay desgaste y agotamiento, y con el tiempo requerimos de cierto mantenimiento para conservarnos y garantizar la calidad en nuestras actividades.

Se define “mantenimiento” como “aquellas acciones realizadas en forma sistemática sobre un equipo o sistema, con la finalidad de mantenerlo trabajando en condiciones específicas de funcionamiento y para reducir las posibilidades de ocurrencia de fallas, prolongando su tiempo de vida útil”.

Por su parte, la acción de prevenir la define el diccionario como: “Ver y conocer con anticipación un daño o prejuicio, evitándolo o impidiéndolo; anticiparse a un inconveniente, dificultad u objeción”.

A nivel personal el mantenimiento abarca todas nuestras áreas de vida, principalmente nuestro cuerpo, tanto interna como externamente.

Tipos de mantenimiento:

Preventivo: Es el más recomendado porque previene, y es resultado de una planificación y programación. El tiempo y su frecuencia son definidos. 

De acuerdo a nuestra edad y condiciones particulares, y para prevenir enfermedades y mantenernos en buen estado de salud, debemos hacernos chequeos médicos frecuentes que incluyan pruebas de laboratorio y revisiones de la vista, dientes, corazón, metabolismo, etc.

Predictivo: Predice y supone a través del análisis y observaciones la posible causa o motivo que produce un desgaste normal, fallas frecuentes y errores predecibles. Su frecuencia se basa en un número determinado de horas de funcionamiento.

Correctivo: No es planificado ni programado, y es aplicado cuando fallan las cosas; este tipo de mantenimiento no se puede precisar con anticipación y el tiempo que requiere depende de la magnitud de la falla.

Debemos evitar llegar a este nivel de mantenimiento porque las actividades tanto de una máquina como en la persona, se detienen ocasionando una incapacidad temporal y el riesgo de que pueda ser permanente.

Mental: Este es aplicable específicamente a las personas  y se refiere no sólo a la actualización de conocimientos y habilidades, sino a las ideas, actitudes y percepciones que tenemos de las cosas nuevas que se presentan en nuestro entorno, llámese innovaciones, problemáticas, etc.; todo lo que trae consigo la globalización.

De cualquier manera, prever, tiene el prefijo “pre” que significa antes; se trata de ver las cosas antes de hacerlas o de que sucedan, haciendo los ajustes necesarios para evitar que algo se dañe, salga mal, o se eche a perder; es decir, para que las cosas salgan bien o lo mejor posible. 

Cuando no hacemos el mantenimiento correspondiente en forma preventiva, tendremos que hacerlo en forma correctiva, y esto es más costoso y se lleva más tiempo.  

Los que exigen calidad se preguntan ¿”por qué siempre hay tiempo para hacer las cosas dos veces y no el suficiente para hacer las cosas bien a la primera”?. Prevenir es más barato que corregir. Muchas veces las correcciones no reponen lo que se pierde al no haber prevenido los  sucesos. En prevención de accidentes, por ejemplo, los expertos aseguran que nueve de cada 10 de ellos pudieron haberse evitado, previniéndolos. 

Corregir, el mismo diccionario se refiere a “enmendar lo errado”; es decir, que la falta de prevención comete errores, incurre en fallas, aumenta las probabilidades de que las cosas fallen y las ponen en riesgo.