¿Quién no ha comido una hamburguesa de McDonald’s?. Diría que la mayoría de los mexicanos lo hemos hecho, aunque fuera una sola vez.

En 1985 cuando se abrió la primera franquicia de esta tienda en México; fue en el Pedregal de la Ciudad de México, había filas hasta de tres cuadras y la mayoría eran “gente acomodada”.

Recuerdo que, todavía hasta los 90’s, muchos se vestían con sus mejores trapos para ir a comer a McDonald’s.

Ya en los 2000 era claro el concepto que tenían, los estadounidenses por lo menos, de este restaurante. Para ellos, por el horario propio de comidas que tienen, es marcadamente un lugar para el almuerzo entre las 11 y las 13 hrs, sólo una comida rápida, mientras que muchos mexicanos la han tomado como comida principal.

Actualmente McDonald’s, es la mayor cadena de comida rápida del mundo; está presente en más de 120 países y cuenta con más de 30 mil restaurantes abiertos.

El país con un mayor número de McDonald’s es Estados Unidos, con más de 15 mil locales; el segundo mercado es Japón, con más de 3 mil locales; y el tercero es China, con más de 2 mil.

Pero, ¿qué hay detrás de esta cadena tan grande?

Se dice que la mayoría de las grandes empresas mundialmente exitosas, tienen un antecedente no muy honesto. ¿Habrá algo de cierto de eso en McDonald’s?

En su historia de 70 años de vida han existido muchos pasajes, por lo que se puede ver desde muy diversas aristas.

El caso McDonald’s es para un gran estudio, donde su análisis nos presenta una combinación de factores como ambición, visión, innovación, emprendurismo, inteligencia y éxito, pero también de conformismo, estafa, frustración, astucia y maldad.

Muchas personas tienen el hábito de comer rápido, ya sea por el apuro de platicar, el poco tiempo que tiene para comer, la ansiedad, o porque piensan que el hambre se saciará más rápido.

Quien padece las consecuencias de esto es nuestro sistema digestivo, debido a que se tarda en digerir los alimentos provocando gases estomacales que llegan a ser muy molestos, gases en el colón con sus respectivas molestias también, flatulencias, etc.

“Comer apresuradamente no es más que un reflejo de lo acelerados que estamos. Es síntoma de que buscamos la gratificación instantánea en el siguiente bocado, al siguiente momento, en el siguiente día, en lugar de valorar el presente”.

Hábitos saludables a la hora de comer: 1.- Respiración: Inhala y exhala, profunda y lentamente al sentarte a la mesa, hazlo dos veces; con esto estarás eliminando el “acelere” dominante antes de sentarte. 2.- Descanso mental: No pienses en tu trabajo y en ningún problema a la hora de comer. Si quieres un poco de ruido, pon música suave. 3.- Partir bocados más pequeños. Además de beneficiarte, te verás elegante. 4.- Masticar despacio: Aprovecha los puntos anteriores para masticar, bien y mucho los alimentos, sobre todo si es algún tipo de carne.

El masticar bien, despacio y hasta triturar los alimentos, nos proporciona muchos beneficios. 1.- Se mejora la digestión debido a que los nutrientes viajan y se absorben más fácilmente; 2.- Se reduce la acumulación de bacterias nocivas que provocan, además de flatulencia, mal aliento. 3.- Se saborea y se disfruta más la comida. 4.- Se hace trabajar menos al estómago con lo que habrá más energía para todo. 5.- La mente estará más despejada a la hora de trabajar.

La Federación Internacional de Coaching (ICF), expresa que el Coach “Es un proceso creativo y estimulante que sirve de inspiración para maximizar el potencial personal y profesional” ahora, quizá es más sencillo deducir que un Coach es quien libera el potencial almacenado en cada persona.

El coaching adquiere cada día más importancia, porque estamos enfrentando ritmos de trabajo y exigencias en resultados que no permiten estancarse en complejas evaluaciones del rendimiento pasado, es preferible concentrarse en desbloquear y catapultar el potencial de la persona, para ello un Coach observa, escucha, realimenta y presenta alternativas. ¡Eso es coaching en la práctica!

El Coach es un gran observador que abre posibilidades, permitiendo que cada persona se haga cargo de sus decisiones y resultados. En otras palabras, “Sabe intervenir para que cada persona descubra nuevas formas de mejorar sus resultados”.

Un Coach entiende que una persona no es simplemente un recurso; aunque escuche en su entorno hablar del recurso humano, sabe que un ser humano no puede ser usado, consumido o gastado al transformar una entrada (insumo) en una salida (producto), lo que si hace es honrar a cada persona y construir con ellas relaciones poderosas que les permitan comprenderse para elevar su capacidad de autogestión y enaltecer los resultados que obtendrán.

Entonces el Coach puede diferenciar entre administrar recursos y liderar personas, como también sabe que no lidera procesos aunque también escuche con frecuencia que existen roles de líder de operaciones, líder de logística, etc. Repito el líder únicamente lidera personas para que ellas de manera voluntaria se adhieran a una causa y cumplan la misión de dar vida a sus procesos.

¿Y cómo es que un Coach contribuye al surgimiento de una Empresa Altamente Productiva?

Una Empresa Altamente Productiva, es aquella en que disfrutándose de un buen ambiente laboral, las personas mantienen crecientes resultados en su triple balance: Económico – Ambiental – Social. Por eso mi gran reto como Coach, Mentor y Asesor es posibilitar el surgimiento de empresas socialmente sanas, humanamente respetuosas y económicamente rentables.

También es importante incorporar ahora, que la productividad entre tantos aspectos contempla e incluye la productividad personal, familiar y laboral, y que no podemos sentirnos productivos por obtener únicamente logros en algunas áreas o dimensiones de nuestra vida descuidando otras, o haciendo que quienes trabajan con nosotros sean “desbalanceadamente” productivos, por el contrario la cultura de productividad se fortalece al crear, promover y permitir que las personas desarrollen integralmente su productividad y con ello mantengan altos índices de motivación para esforzarse e internarse en el fantástico mundo de la productividad.

Ahora podemos entender que el desafío para los líderes empresariales consiste en inspirar a las personas, promover procesos productivos y generar políticas con visión de futuro.

Entonces, a un Líder-Coach le atraen los buenos resultados y también le agradan las personas; es por eso que en cada momento encuentra el justo balance para obtener los mejores resultados cuidando de las personas y permitiéndoles que den su mejor esfuerzo presente y futuro.

Y también, un Directivo-Coach debe liderar a las personas y administrar los recursos generando los cambios necesarios, encontrando respuesta a preguntas poderosas e inteligentes sobre qué no está creando, promoviendo o permitiendo en la actualidad, pero que de hacerlo le impulsaría hacia su real meta.

A partir de aquí un Gerente-Coach construye un plan en el que integra la estrategia y la táctica como herramientas para mantenerse permanentemente alerta del curso de los acontecimientos e impedir que tales hechos puedan desviarle de la meta y sí potencializar cada nueva posibilidad; es decir, se prepara para visionar, ejecutar, valorar, evaluar o corregir el rumbo en caso de ser necesario.

Personalmente, el director de una Pyme, se encarga de analizar la ruta del negocio, su misión y su visión. Está mayormente atendiendo las cosas de afuera; buscando nuevas oportunidades de negocios analizando a la competencia, etc.

Para ubicar bien el papel relevante de un director empresarial, no importa el tamaño del negocio, piensa en esto: “una empresa sin planeación puede sucumbir, pero sin una buena dirección, se puede ir al desfiladero”.

Así como el director de una orquesta, que, junto con sus músicos, se toman horas de entrenamiento previas a un concierto, así el director o directora de una empresa realiza juntas programadas con su personal para dar a conocer los resultados de cada ciclo y los avances generales de  la empresa.

Y así como éste permite el lucimiento de sus músicos al dirigirles la atención del público para ser aplaudidos, así el director de empresa también permite el lucimiento de toda su gente cuando da buenos resultados.

El director de una empresa debe tener habilidad para conjugar todas las variables de las que dispone, ubicándolas en el tiempo para responder a las necesidades de los clientes.

Cuando los productos, la ubicación, las instalaciones, el servicio, los empleados, los precios se pueden calificar como muy buenos o excelentes, significa que todo dependió de una buena dirección para haber logrado el éxito, por que sólo una buena dirección del negocio o empresa puede lograr eso.

La buena dirección logra capitalizar todas las variables internas y externas de una empresa; es más, aunque dos o tres de estas variables pudieran calificarse sólo como aceptables un buen director podrá “sacarles jugo” o compensarlas con otras.

¿Qué significa una “Buena Dirección” en una empresa?.

Te hablaré del papel que juega el director de una Pyme. Piensa, de momento, en un director de orquesta; ese que se pone al frente de sus músicos, generalmente dando la espalda al público, como si fuera un irreverente con los asistentes.

Él está poniendo su atención en todos y cada uno de sus músicos, siempre con el fin de cuidar que, individualmente, toquen lo que les corresponde, en el momento preciso y de la mejor forma, para que conjuntamente la pieza musical que se está interpretando sea de la mejor calidad para el público. Ese es su producto, y los asistentes al concierto son sus clientes.

Lo vemos en el foro, pero, junto con sus músicos, ya tuvieron horas de ensayos para llegar a ese momento. Y mucho antes, este director pasó más horas pensando y seleccionando las piezas musicales que tocarían. Mucho más tiempo pasó, anteriormente, relacionándose con los directivos de diferentes instituciones culturales para vender sus servicios.

Este director de orquesta hace de todo, en proporciones de tiempo diferentes y en momentos diferentes también.

El director de una Pyme exitosa también tiene que hacer de todo, aunque aquí son diferentes las proporciones, porque podría tener gente que se encargue de las funciones de algunos aspectos del negocio en los que el director solamente está pendiente. Gerentes o supervisores verían directamente a proveedores y se encargarían de la administración y la contabilidad, etc.

A una escala mayor son los apoyos inmediatos del director quienes se encargan de la selección de personal, su capacitación, etc. Aquí el director, ocupa más de su tiempo, junto con otros apoyos, al área de ventas.

“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”.

(Winston Churchill)

“Nunca andes por el camino trazado, pues te conducirá únicamente hacia donde los otros fueron”.

(Alexander Graham Bell)

“El fracaso derrota a los perdedores e inspira a los ganadores”.

(Robert T. Kiyosaki)

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”.

(Thomas Alva Edison)

“Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias y las crea si no las encuentra”.

(George Bernard Shaw)

“El fracaso más grande es nunca haberlo intentado”.

(Proverbio chino)

“Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída”.

(Confucio)

“La vida es peligrosa, no por los que hacen el mal, sino por los que se sientan a ver lo que pasa”.

(Albert Einstein)

“Un emprendedor ve oportunidades allá donde otros solo ven problemas”.

(Michael Gerber)

“Los positivos distinguen entre dos tipos de problemas: los que tienen solución y los que no tienen solución. Concentran sus energías en lo que sí tiene solución, en hablar y construir el futuro y en impulsar proyectos. Evitan perder su energía en lo que no tiene solución, en hablar del pasado y en quejarse de lo que no salió bien”.

(Del libro “No + Pálidas”)

Así que, para ser más inteligentes de lo que somos, sólo es cuestión de actitud:

• Siéntete Inteligente. No pretendas ser perfecto, acepta tus errores sin preocupación pero ocupándote por arreglarlos si es que tienen solución.

• Atiende los problemas, pero sólo los que te incumban; no pretendas estar arreglando los de otros, al menos los que los otros puedan solucionar por sí mismos.

• Desarrolla y utiliza, tu hemisferio derecho (la creatividad e imaginación) y únelo con el izquierdo (lo racional y lógico), de esta manera podrás resolver tus problemas con imaginación.

• Visualiza frecuentemente las cosas que quieres lograr y la forma en que quieres que sean.

• Sé lo suficientemente flexible para cambiar de perspectiva cuando es necesario y ver el lado positivo de las situaciones.

• Evalúa cuál es el precio (no hablo precisamente de dinero) o sacrificio que tengas que pagar/hacer para lograr tus objetivos, y págalo si estás dispuesto.

• Conócete bien a ti mismo, tus talentos, tus habilidades y debilidades, etc., y utilízalos como estrategia para ser mejor y lograr más cosas.

• Reconoce e identifica tus emociones en el momento que las expresas, pero no te dejes llevar por ellas (negativas o positivas) en ninguna situación, menos al tomar decisiones; practica el autocontrol.

• No guardes resentimientos por nadie ni por nada; te pueden quitar energías. Perdona, pero no olvides.

• Identifica el tipo de motivaciones que te hacen sentir bien.

• Reconoce sin molestarte, las emociones en los demás y entiende las causas que las provocan.

• Desarrolla tus habilidades sociales; recuerda que todos necesitamos de todos.

Pocas personas en el mundo cuentan con niveles de inteligencia (C.I.) tan altos como para considerarlos como genios o super inteligentes; me refiero a niveles de 130 y más, incluso niveles entre 120 y 129 se consideran como superiores; la mayoría de los humanos estamos en un nivel de 90 -109, considerado como promedio.

Muchas veces creemos que los que tienen un nivel de inteligencia superior y muy superior son más felices y más prósperos que los que tenemos una inteligencia promedio, pero esto es muy relativo y no debería preocupar a nadie.

Diferentes investigaciones han comprobado que no es necesario tener un C. I. elevado para que nos vaya bien en la vida personal y de negocios, sino la manera en que nos enfrentamos a nuestros problemas y cómo los resolvemos para el bien propio sin afectar a los demás.

En su libro sobre Inteligencia, los profesores Resing y Drenth especialistas del tema, hacen una diferencia entre lo que es la inteligencia y lo que conocemos como C.I.

La Inteligencia, afirman, es “el conjunto de las habilidades cognitivas o intelectuales necesarias para obtener conocimientos y utilizarlos de forma correcta con el fin de resolver problemas que tengan un objetivo y una meta bien definidos”.

Mientras que el C.I. “es sólo una medida de la Inteligencia expresada en un número”, la Inteligencia es el uso que se le da al C.I.

Según estos profesores, el nivel del C.I. se nace con él, es fijo y permanente, mientras que la Inteligencia puede incrementarse en la medida de nuestras experiencias y los aprendizajes que nos dejan, y la manera en que aplicamos lo que hemos aprendido. Podría decirse que la Inteligencia hace referencia a qué tan listo es uno.

Alguien podría tener un mayor C.I. que otro pero lo que realmente importa es qué hacemos con nuestro C.I., porque la inteligencia y el C.I. no son lo mismo. Según esto, los seres humanos podríamos ser más inteligentes cada día.

“Siempre será más inteligente aquél que sepa resolver los problemas que le darán mejores resultados en su vida”.

Hemos visto muchos casos de personas con alto C.I. (mejores calificaciones escolares, alta capacidad cognitiva, muchos conocimientos, etc.), que no han tenido tantos logros como muchos de C.I. medio. Los autores afirman que es porque no desarrollaron lo que ahora sabemos es la Inteligencia para resolver los verdaderos problemas con los que uno se tiene que enfrentar en la vida.

Respecto a los problemas, los estudiosos recomienda lo siguiente:

A.- Identifica si lo que ves como problema es realmente un problema o te estás ahogando en un vaso de agua.

B.- Si de verdad lo es, lo más inteligente es aceptarlo.

C.- Dale la dimensión más correcta posible. ¿Qué tan grave es?

D.- Analízalo si está en tus manos resolverlo o tendrás que buscar apoyos

E.- Reconoce qué tanto te afecta y si tienes la fortaleza y resistencia para superarlo emocionalmente

F.- Busca resolverlo sin afectarte demasiado. Buscar el equilibrio: Ganar-Ganar

G.- Busca negociar. La habilidad de negociación la puedes desarrollar

H.- Si el problema no se puede resolver, no queda otra que aceptarlo

I.- Cuida tus actitudes. Sé un actor: la actitud conveniente para cada situación

Se encuentra dentro de un área natural protegida de 285 hectáreas que en 2001 fue declarada como “Monumento Natural El Sótano de las Golondrinas”.

Durante siglos ha servido de refugio natural a diversas aves, siendo la principal una muy parecida a las golondrinas y de lo cual proviene su nombre; sin embargo, no son las golondrinas que conocemos normalmente sino unas muy parecidas, conocidas como vencejos.

También es posible encontrar una especie de loros, localmente llamadas Cotorras de cueva y, por supuesto, los murciélagos también hacen presencia en este lugar.

Los estudiosos del origen y la formación de cavernas y cavidades subterráneas naturales, así como de su flora y su fauna (espeleólogos) de diferentes nacionalidades, consideran a este punto como el sótano o caverna vertical más bella del planeta.

La más grata experiencia en este lugar inicia al amanecer y poco antes de que oscurezca con el espectáculo del vuelo de las miles de aves que salen en espiral con precisión matemática.

Debido a la espectacularidad del descenso y a las hermosas vistas que tiene, su interés ha dejado de ser meramente científico, la fosa ha sido una atracción para turistas en busca de experiencias interesantes.

El Sótano de las Golondrinas ha sido aprovechado también en algunas escenas de diversas películas de acción debido a su majestuosidad y de sus claro-oscuros que ofrece a ciertas horas del día.

Ojalá la puedas visitar alguna vez, y ya que andes por allá, no dejes de visitar también otros puntos muy atractivos como la Cascada de Tamul, con 105 metros de altura y 300 metros de ancho en temporada de lluvias, ubicado a 45 minutos de Cd. Valles.

Se trata de un punto donde, en algún momento de la historia de la tierra, se alteró el relieve del terreno, posiblemente por la erosión del agua durante millones de años en el suelo calizo del lugar, creando una profunda fosa que ahora conocemos como el “Sótano de las Golondrinas”.

Está localizado en el Estado de San Luis Potosí, al oriente de éste, dentro de la zona conocida como Huasteca Potosina; específicamente en el municipio de Aquismón a 56 km. de Ciudad Valles.

Fue dado a conocer mundialmente apenas en 1966 por especialistas de la Universidad de Texas.

Si lo pudiéramos ver de lado es como un cono de seguridad, de esos que ponen en el tráfico de las calles para indicar que no pasemos por el carril donde los colocan; la parte alta es más pequeña que su base.

Si continuamos viéndolo como un cono, la apertura superior está al ras del suelo con un diámetro de 60 metros, casi lo que mide de ancho la cancha del Estadio Azteca, mientras que en su base, el fondo, su abertura es de 300 metros, algo así como tres canchas de futbol del mismo Estadio Azteca; su altura o profundidad es de 512 metros, poco más de medio kilómetro. De estos 512 metros, 376 son de caída vertical por si quisiéramos practicar el paracaidismo; en este espacio cabe fácilmente la torre Eiffel la cual tiene 312 metros de altura.

Fue considerada por un tiempo como “la caverna, de un sólo tiro, más grande del mundo” pero después de muchas investigaciones internacionales se sabe que actualmente es el sexto abismo subterráneo más profundo a nivel mundial.