Los 80’s también tuvieron sus aspectos buenos:

En la ahora CDMX el transporte creció a un ritmo acelerado; se construyeron tres líneas del Metro, además del Tren Ligero.

En Iztapalapa, se inició la construcción de la Central de Abastos, inaugurándose en 1982.

Se creó la Ruta 100 que cubría, principalmente, rutas foráneas hacia el DF, como Cuajimalpa, Tlalpan, Xochimilco y Tláhuac.

Se reemplazaron los taxis colectivos por combis, que dieron lugar a las llamadas “Peseras”.

En 1984 se inauguró la Torre Ejecutiva de Pemex.

En 1988 se comenzaron a instalar los primeros servicios privados de internet en hogares y oficinas.

En 1989 inició la construcción de la Torre Mayor, la cual concluyó hasta el año 2003.

Los 80’s también fue la década donde pudimos disfrutar la música de Parchis, Timbiriche, Menudo, Flans, Michael Jackson, entre otros.

Tuvimos la satisfacción de ver a Fernando Valenzuela triunfar en las Ligas Mayores de beisbol con los Dodgers que hizo magia en Estados Unidos. Además, fue la época de oro de Hugo Sánchez máximo goleador extranjero de la Primera División de España durante más de veinte años.

Las primeras computadoras digitales en nuestro país fueron instaladas a finales de los años ochenta en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Esta década representa la evolución de nuestra sociedad. “Así fue en la década de los 80’s, un tiempo genial en el que la población creció, sufrió, se reformó y volvió a nacer”

El rock, la música electrónica, el naciente “pop” y otros géneros identificados con la juventud, traían consigo una actitud de rebeldía y de romper con los patrones establecidos.

5.- El terremoto del 19 de Septiembre (1985):

Los mexicanos recordamos ese día como uno de los más traumáticos hasta la fecha.

Como ya sabemos, por la magnitud del sismo de 8.1, la composición del subsuelo pantanoso y la estructura de las construcciones, el lugar más afectado fue la Ciudad de México.

Ante la falta de respuesta del gobierno, los habitantes de la ciudad dieron el mayor ejemplo de solidaridad para los hermanos afectados; se volcaron a la labor de ayudar y durante semanas se rescataron miles de personas y cadáveres. Se desconoce la cifra exacta de fallecidos pero se estiman más de 10 mil.

6.- Mundial de Fútbol (1986); el segundo mundial efectuado en México:

México fue el primer país en organizar dos mundiales. El de 1986 es recordado por ser el escenario de dos de los goles más reconocibles de la historia del fútbol, la “mano de Dios”, y el “gol del siglo”, ambos por cuenta del argentino Diego Armando Maradona en los cuartos de final contra Inglaterra.

Pudimos ver a grandes astros del deporte; además de que llegaron a nuestro país gran cantidad de turistas aficionados al futbol.

7.- El fraude electoral (1988):

Cuando De la Madrid nombró candidato a Carlos Salinas, la “corriente democrática” del PRI se separó y creo el Frente Democrático Nacional, nombrando a Cuauhtémoc Cárdenas su candidato.

Los votos se contaron en la Secretaría de Gobernación, dirigida por Manuel Bartlett. Las tendencias marcaban como ganador a Cárdenas pero el sistema se “cayó”, y el conteo quedó inconcluso. Horas más tarde, Bartlett anunciaba por televisión la victoria rotunda de Carlos Salinas. Muchos mexicanos tomaron esto como un fraude descarado, y se volcaron a la calle. Sólo unos días después quemaron las boletas.

3.- La caída de los precios del petróleo (1982):

Durante los setentas hubo una época de estabilidad general en los precios del petróleo, y con el descubrimiento de nuevos yacimientos en 1977 todo parecía ir hacia arriba.

Sin embargo, en 1981, los países árabes de la OPEP incrementaron enormemente su producción y la teoría de “La Ley de la Oferta y la Demanda” hizo su efecto: los precios del petróleo se desplomaron. El barril de petróleo mexicano pasó de valer 37 dólares a 15, el dinero dejó de entrar a nuestro país y comenzaron las crisis y los despidos laborales. Todo esto provocó una devaluación del 400% del peso mexicano y una serie de medidas estatales para contrarrestarla, como la contención de salario y el aumento de precios básicos. Fue cuando López Portillo lloró en el congreso al anunciar la primera devaluación fuerte del peso.

4.- La explosión de San Juanico (1984):

Fueron una serie de explosiones ocurridas en una de las plantas de almacenamiento de PEMEX en San Juan Ixhuatepec el 19 de Noviembre de 1984. Ha sido la mayor tragedia de este tipo en la historia de nuestro país, con un saldo de 600 muertos, 2 mil heridos y decenas de miles de evacuados.

El accidente se debió a una falla en el mantenimiento de las válvulas de alivio de los tanques, lo que provocó una fisura en una tubería y la fuga de una enorme cantidad de GAS que hizo contacto con alguna chispa. La bola de fuego consumió el lugar en minutos, y fue seguida de numerosas explosiones alrededor.

Fue una generación muy activa, de crisis, devaluaciones y vivencias que muchos recordamos; sucesos de todo tipo que cambiaron el modo de vivir de los mexicanos.

Si eres de la generación X, posiblemente recordarás algunos.

1.- Contexto político-económico:

Con el gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988) México inicio la nueva corriente económica: el neoliberalismo. Hasta el gobierno anterior, el de López Portillo, era el gobierno quien controlaba la economía del país.

Con el neoliberalismo, la economía se desarrollaría sin la intervención del estado; se trataba de integrase a la corriente que ya había sido implantada en otros países.

Se empezaron a vender y privatizar empresas estatales al por mayor y a permitir cada vez más la inversión privada en proyectos públicos. De las 1,155 empresas que controlaba el gobierno en 1982, sólo quedaban 410 en 1988.

Fue un periodo de fuertes devaluaciones del peso. Hasta 1981 el dólar valía $149; cuando de la Madrid salió valía ya $2,295.

2.- La expropiación de la banca (1982):

Hasta mediados de 1982 la moneda mexicana estaba sobrevaluada, pero una crisis económica mundial inició ese año. Aprovechando eso y antes de alguna devaluación, políticos y empresas aprovecharon para comprar dólares baratos, con lo que las reservas federales se redujeron al mínimo; esto último y la fuga de capitales que se dio, llevaron al gobierno a reducir el gasto público y devaluar la moneda.

El gobierno quiso estabilizar la economía interna pero no pudo. El chivo expiatorio fueron los banqueros, argumentando que eran el mayor obstáculo para la estabilización del país. El 1º. de septiembre el presidente López Portillo anunció la expropiación.

Todos, con nuestras Acciones hemos provocado y seguimos provocando diversas Reacciones en los demás, algunas veces pequeñas, otras peligrosas. Aunque lo neguemos, ya lo hemos experimentado a nivel personal, la mayoría de las veces sin darnos cuenta.

Esto no es otra cosa más que el efecto natural de la “Ley Acción-Reacción” de Isaac Newton, que establece que “todo cuerpo A que ejerce una fuerza (Acción) sobre un cuerpo B, experimenta una fuerza de igual intensidad en la misma dirección pero en sentido opuesto”.

Este principio es universal y se aplica no sólo a la física, se extiende a la mayor parte de la naturaleza. Lo hemos dicho con otras palabras: “Causa y efecto”, “Dar y recibir”, “Siembra y cosecha”, todos estos principios son resultado o consecuencia de algo.

Ciertamente, toda causa genera algún efecto, y este principio es aplicable también al comportamiento humano, por lo que cada vez que hacemos algo, aparejado de ello existirá una Reacción.

Con esto podríamos entender que entre los humanos, todo lo que hacemos tiene una contrapartida en lo que recibimos. “De tal forma que pasado, presente y futuro tendrían un sentido para nosotros desde una perspectiva más amplia”.

Algunas veces no lo percibimos de inmediato, o incluso podemos no relacionarlo con aquello que lo originó, pero verdaderamente, toda Acción que realicemos tendrá por consecuencia una Reacción.

La calidad y la fuerza de las Reacciones que suframos, positivas o negativas, dependerá de la calidad de las Acciones que emitamos.

El mensaje de esto es que seamos capaces de reconocer aquellas consecuencias que tendrán nuestros comportamientos, y a partir de ello aprendamos a moldear y vayamos construyendo Acciones más asertivas.

Aclaro que no voté por ninguno de los tres punteros de las encuestas, y tampoco quiero parecer un #%&$#% oportunista, sólo les diré que ante el triunfo de AMLO quiero permanecer imparcial.

Sin embargo, como reconocimiento a su esfuerzo y por convenir a México, le deseo la mejor de las suertes, “que le vaya bien para que a todos nos vaya bien”, y a los que votaron a favor o en contra de él, mis respetos, ejercieron su derecho.

¿Pero por qué ganó? Existen en la naturaleza ciertos principios que son inviolables, uno de ellos es la “Ley Acción-Reacción” que responde a una de las leyes físicas descubiertas por Isaac Newton en 1687, pero que también se aplica al ámbito social.

Concuerdo con la opinión de algunos analistas, en el sentido de que su triunfo fue en mucho por el hartazgo de las mayorías, respecto a las Acciones de los últimos gobiernos.

La causa o razón por la que el partido oficial y el azul perdieron, fue la Reacción de dichas mayorías frente a las Acciones de su pasado, mismas que a juicio de los que votaron por AMLO no fueron buenas para éstos.

En buena parte de la sociedad se había acumulado un gran resentimiento que fue más fuerte que los beneficios que pudieron haber tenido en las últimas décadas.

Tarde o temprano, siempre se ejecuta automáticamente, la ley Acción-Reacción, y entre mayor es el daño que se le causa a alguien, mayor y peligrosa es la Reacción de las víctimas.

Así que los perdedores deberán reconocer que fue la acumulación de las frustraciones de mucha gente por lo que buena parte de los votos fue contra ellos; finalmente “les cobraron la factura”.

La tierra se mantiene sana y habitable mediante los diversos ciclos naturales que la integran y que pocas veces nos ponemos a valorar, como es el del agua y el oxígeno, dos de los principales elementos requeridos para nuestra existencia.

El agua en el planeta tiene un flujo constante, mediante un sistema que funciona automáticamente, que no requiere de supervisión ni de administración alguna.

Es increíble, pero el agua que es salada en el mar llega a los continentes ya desalinizada.

El agua se distribuye en la naturaleza siguiendo un ciclo permanente que comprende tres etapas: 1) Debido al calor del Sol, el agua se evapora y asciende a la atmósfera. 2) Esta agua limpia de impurezas se condensa y forma las nubes. 3) Las nubes, a su vez, se precipitan sobre el suelo en forma de lluvia, nieve o granizo, y así se completa el ciclo.

Pero no es sólo eso, el declive de los terrenos y montañas hace que el agua se recicle automáticamente. Esos declives hacen que regrese a los mares a través de los ríos, no sin antes, buena parte de ella, haberse estacionado en lagos y lagunas para que los humanos la tengamos disponible; además, otra buena cantidad se filtra al subsuelo para formar ríos y depósitos o lagos internos de los que podemos disponer de ella a través de pozos.

El flujo del oxígeno es otra de las maravillas que tenemos para poder vivir.

La mayor parte de éste es creado, constantemente, en los mares, por un abundante grupo de algas unicelulares llamadas diatomeas, organismos que componen el plancton, y los humanos junto con árboles y plantas lo reciclamos a través de un constante intercambio, beneficioso para ambos, de dióxido de carbono y oxígeno.

Algunos nos quejamos de los desastres naturales; ciclones, terremotos, sequías, erupciones volcánicas, etc., y nos asustamos ante su poder creyendo a veces que estos sucesos son contra nosotros.

Nada de eso, son expresiones normales de un planeta vivo; somos nosotros los que no nos ubicamos de acuerdo a sus características y naturaleza. Cada una de sus manifestaciones tiene sus razones y responden a un propósito.

Los humanos tenemos la mejor casa que pueda existir en el universo: el planeta Tierra; como si hubiera sido diseñada por el mejor arquitecto.

¿Será que la hicieron a nuestra medida y de acuerdo a nuestras necesidades, es mera coincidencia o la vemos perfecta porque somos resultado y fruto de ella?

La tierra es perfecta en todos sentidos. Según los científicos, jamás hubiera existido vida en ella, de no ser por una serie de “felices coincidencias”: • La ubicación de la Tierra en la galaxia Vía Láctea y en el sistema solar, así como su órbita, inclinación, velocidad de rotación y su singular Luna • Un campo magnético y una atmósfera que forman un doble escudo protector • Ciclos naturales que reabastecen y purifican las reservas de aire y agua

Si hubiera sido diferente alguno de estos aspectos, no existiríamos.

Hasta donde se conoce, la Tierra es el único planeta en todo el sistema solar, que contiene agua, oxígeno y clima de la manera que lo tenemos aquí.

Pero, ¿estas características son producto del azar o fue diseñada para nosotros los humanos? ¿O es resultado de miles de millones de años de movimientos, acomodos y enfriamiento? Lo que haya sido, debemos reconocer que tenemos la fortuna de habitarla en este momento. Cuidemos de ella.

Falta de fe o fue necesidad: En 1976 Ronald Wayne, uno de los fundadores de Apple Computer, vendió sus acciones por un valor de 800 dólares. Actualmente, esas acciones valdrían millones de dólares.

Inclinación de la Torre de Pisa: 10 años después de haber terminado la construcción de la Torre de Pisa en Italia, empezó a inclinarse. Nunca consideraron la inestabilidad del suelo.

Gran descuido: En 2003, el cazador Sergio Martínez se perdió en un bosque cercano a San Diego; por lo que decidió lanzar una bengala para pedir ayuda. La bengala cayó sobre un árbol y provocó uno de los mayores incendios en la historia de la región, conocido como el ‘Cedar Fire’.

Satélite perdido en el espacio: En 1999, la NASA perdió un satélite en órbita debido a que los ingenieros que lo construyeron utilizaron un sistema métrico inglés, mientras que la agencia usaba un sistema métrico local. (CNN). Oportunidad de negocio fallida En el año 2000, el CEO de Netflix se la ofreció en venta por 50 millones de dólares al CEO de Blockbuster, John Antioco. Este último rechazó la operación porque consideró que el valor era demasiado elevado; esto según el sitio web ‘Business Insider’. Actualmente, Netflix está valorada en más de 20,000 millones de dólares.

Venta de Alaska En 1987, Estados Unidos compró la región de Alaska a los rusos. Algunos años después, se descubrió que tenía mucho oro. Actualmente, esa región es el segundo mayor productor de este metal en Estados Unidos.

Error de los alemanes: En 1941, Hitler ordenó que sus tropas invadieran Rusia, pero no tomaron en cuenta que la crudeza del frío invierno de esa región sólo la toleran los rusos, por lo que fueron derrotados, muriendo congelados más de 300 mil alemanes.

¿Cómo inició Pedro su adicción al juego? Todo empezó por la invitación que un día le hicieron unos amigos para conocer un nuevo casino en la ciudad; él jugó un buen rato y, por supuesto, ese día ganó 800 pesos. Al día siguiente regresó solo, con la esperanza de ganar más, y así fue, ahora había ganado 1,200 pesos.

¿Cómo fue que ganó? Se dice que los casinos identifican bien a los nuevos prospectos, y de alguna manera algo se acomoda en las máquinas para favorecer el que pueda ganar determinado jugador. La emoción de que en dos ocasiones ganó, fue suficiente para “engancharlo” y que siguiera probando suerte.

Situaciones como la de Carmen abundan, y son verdaderamente graves. La inclinación patológica a los juegos de azar, conocida como Ludopatía, perjudica no sólo a los ludópatas, sino a toda su familia: pareja, hijos, padres, hermanos, etc. Los cálculos hablan de más de dos millones de adictos al juego en el país; imagínate hay más de 12 millones de afectados, directa e indirectamente, por la adicción al juego.

Las víctimas son de todas las edades, clases sociales y sexo. Entre éstas hay amas de casa, empresarios, jubilados, jóvenes, etc., los que en un momento de su vida perdieron el control y se convirtieron en adictos a perderlo todo: dinero, familia, trabajo, relaciones, dignidad, y hasta la vida.

Tengamos cuidado porque, según estadísticas, son más mujeres que hombres los que acuden frecuentemente a los casinos.

Los psicólogos opinan que el juego en casinos es un refugio donde los adictos a ello se caracterizan por tener vacíos psicológicos y necesidades de diversa índole. Muchos porque carecen o han carecido de afectos, reconocimientos, etc.