La tierra se mantiene sana y habitable mediante los diversos ciclos naturales que la integran y que pocas veces nos ponemos a valorar, como es el del agua y el oxígeno, dos de los principales elementos requeridos para nuestra existencia.

El agua en el planeta tiene un flujo constante, mediante un sistema que funciona automáticamente, que no requiere de supervisión ni de administración alguna.

Es increíble, pero el agua que es salada en el mar llega a los continentes ya desalinizada.

El agua se distribuye en la naturaleza siguiendo un ciclo permanente que comprende tres etapas: 1) Debido al calor del Sol, el agua se evapora y asciende a la atmósfera. 2) Esta agua limpia de impurezas se condensa y forma las nubes. 3) Las nubes, a su vez, se precipitan sobre el suelo en forma de lluvia, nieve o granizo, y así se completa el ciclo.

Pero no es sólo eso, el declive de los terrenos y montañas hace que el agua se recicle automáticamente. Esos declives hacen que regrese a los mares a través de los ríos, no sin antes, buena parte de ella, haberse estacionado en lagos y lagunas para que los humanos la tengamos disponible; además, otra buena cantidad se filtra al subsuelo para formar ríos y depósitos o lagos internos de los que podemos disponer de ella a través de pozos.

El flujo del oxígeno es otra de las maravillas que tenemos para poder vivir.

La mayor parte de éste es creado, constantemente, en los mares, por un abundante grupo de algas unicelulares llamadas diatomeas, organismos que componen el plancton, y los humanos junto con árboles y plantas lo reciclamos a través de un constante intercambio, beneficioso para ambos, de dióxido de carbono y oxígeno.

Algunos nos quejamos de los desastres naturales; ciclones, terremotos, sequías, erupciones volcánicas, etc., y nos asustamos ante su poder creyendo a veces que estos sucesos son contra nosotros.

Nada de eso, son expresiones normales de un planeta vivo; somos nosotros los que no nos ubicamos de acuerdo a sus características y naturaleza. Cada una de sus manifestaciones tiene sus razones y responden a un propósito.

Los humanos tenemos la mejor casa que pueda existir en el universo: el planeta Tierra; como si hubiera sido diseñada por el mejor arquitecto.

¿Será que la hicieron a nuestra medida y de acuerdo a nuestras necesidades, es mera coincidencia o la vemos perfecta porque somos resultado y fruto de ella?

La tierra es perfecta en todos sentidos. Según los científicos, jamás hubiera existido vida en ella, de no ser por una serie de “felices coincidencias”: • La ubicación de la Tierra en la galaxia Vía Láctea y en el sistema solar, así como su órbita, inclinación, velocidad de rotación y su singular Luna • Un campo magnético y una atmósfera que forman un doble escudo protector • Ciclos naturales que reabastecen y purifican las reservas de aire y agua

Si hubiera sido diferente alguno de estos aspectos, no existiríamos.

Hasta donde se conoce, la Tierra es el único planeta en todo el sistema solar, que contiene agua, oxígeno y clima de la manera que lo tenemos aquí.

Pero, ¿estas características son producto del azar o fue diseñada para nosotros los humanos? ¿O es resultado de miles de millones de años de movimientos, acomodos y enfriamiento? Lo que haya sido, debemos reconocer que tenemos la fortuna de habitarla en este momento. Cuidemos de ella.

Falta de fe o fue necesidad: En 1976 Ronald Wayne, uno de los fundadores de Apple Computer, vendió sus acciones por un valor de 800 dólares. Actualmente, esas acciones valdrían millones de dólares.

Inclinación de la Torre de Pisa: 10 años después de haber terminado la construcción de la Torre de Pisa en Italia, empezó a inclinarse. Nunca consideraron la inestabilidad del suelo.

Gran descuido: En 2003, el cazador Sergio Martínez se perdió en un bosque cercano a San Diego; por lo que decidió lanzar una bengala para pedir ayuda. La bengala cayó sobre un árbol y provocó uno de los mayores incendios en la historia de la región, conocido como el ‘Cedar Fire’.

Satélite perdido en el espacio: En 1999, la NASA perdió un satélite en órbita debido a que los ingenieros que lo construyeron utilizaron un sistema métrico inglés, mientras que la agencia usaba un sistema métrico local. (CNN). Oportunidad de negocio fallida En el año 2000, el CEO de Netflix se la ofreció en venta por 50 millones de dólares al CEO de Blockbuster, John Antioco. Este último rechazó la operación porque consideró que el valor era demasiado elevado; esto según el sitio web ‘Business Insider’. Actualmente, Netflix está valorada en más de 20,000 millones de dólares.

Venta de Alaska En 1987, Estados Unidos compró la región de Alaska a los rusos. Algunos años después, se descubrió que tenía mucho oro. Actualmente, esa región es el segundo mayor productor de este metal en Estados Unidos.

Error de los alemanes: En 1941, Hitler ordenó que sus tropas invadieran Rusia, pero no tomaron en cuenta que la crudeza del frío invierno de esa región sólo la toleran los rusos, por lo que fueron derrotados, muriendo congelados más de 300 mil alemanes.

¿Cómo inició Pedro su adicción al juego? Todo empezó por la invitación que un día le hicieron unos amigos para conocer un nuevo casino en la ciudad; él jugó un buen rato y, por supuesto, ese día ganó 800 pesos. Al día siguiente regresó solo, con la esperanza de ganar más, y así fue, ahora había ganado 1,200 pesos.

¿Cómo fue que ganó? Se dice que los casinos identifican bien a los nuevos prospectos, y de alguna manera algo se acomoda en las máquinas para favorecer el que pueda ganar determinado jugador. La emoción de que en dos ocasiones ganó, fue suficiente para “engancharlo” y que siguiera probando suerte.

Situaciones como la de Carmen abundan, y son verdaderamente graves. La inclinación patológica a los juegos de azar, conocida como Ludopatía, perjudica no sólo a los ludópatas, sino a toda su familia: pareja, hijos, padres, hermanos, etc. Los cálculos hablan de más de dos millones de adictos al juego en el país; imagínate hay más de 12 millones de afectados, directa e indirectamente, por la adicción al juego.

Las víctimas son de todas las edades, clases sociales y sexo. Entre éstas hay amas de casa, empresarios, jubilados, jóvenes, etc., los que en un momento de su vida perdieron el control y se convirtieron en adictos a perderlo todo: dinero, familia, trabajo, relaciones, dignidad, y hasta la vida.

Tengamos cuidado porque, según estadísticas, son más mujeres que hombres los que acuden frecuentemente a los casinos.

Los psicólogos opinan que el juego en casinos es un refugio donde los adictos a ello se caracterizan por tener vacíos psicológicos y necesidades de diversa índole. Muchos porque carecen o han carecido de afectos, reconocimientos, etc.

Hace poco, una de mis vecinas, de nombre Carmen, se acercó a mi para pedirme un consejo (como si estuviera yo para eso), andaba muy triste porque estaba a punto de divorciarse y perder su patrimonio; yo sólo me limité a escucharla.

Resulta que, desde hace tiempo, su esposo Pedro, cada vez le daba menos dinero para el gasto, y últimamente ya nada; ella ha tenido que andar pidiendo prestado a sus familiares, y lo peor, muchas veces ella tenía que prestarle al marido para que, supuestamente, saliera de algunos compromisos del negocio que tenía, que luego Carmen supo que no era para eso.

Un día ella fue a visitarlo al negocio; para su sorpresa estaba cerrado; preguntando en los negocios de junto se enteró que el local estaba vacío, y que el mobiliario y todo el equipo lo había vendido el dueño, Pedro.

Carmen muy preocupada y desesperada, y viendo que él, frecuentemente, se tardaba días en ir a la casa, pensó que ya tenia otra mujer, pero lo dudaba porque cuando aparecía, era desvelado, deprimido y oliendo a días sin bañarse.

Resulta que desde hace tiempo toda la ocupación de Pedro era ir al casino, a apostar; había caído en las garras de la adicción al juego; ya había perdido mucho dinero, tanto que para recuperarse había tenido que vender su negocio y el dinero del gasto familiar lo usaba en ello.

Además, había pedido prestado a muchas personas convenciéndolas con falsos argumentos, hasta había cometido algunos fraudes y robos por ahí, y como no se recuperaba había llegado al punto de la angustia y desesperación crónica.

Por la misma época, los celtas y los germanos ya utilizaban la cebada para hacer esta bebida; para ellos “la cerveza era una bebida sagrada y en varias tribus la atribuían a sus dioses”.

Fue ya en el siglo V cuando la cerveza, comenzó a ser producida en los monasterios europeos, donde se preparaba a base de cebada y avena.

Fue hasta los siglos XI y XIII cuando en Europa, además de la fabricación casera en manos de las mujeres, aparecieron las primeras fábricas de cerveza.

A partir de entonces, la tendencia en el consumo de cerveza se ha ido incrementando hasta la actualidad.

Actualmente, los 10 países con mayor consumo per cápita se concentra en Europa. Según estudios recientes, los más “cheleros” del mundo son: República Checa con un consumo per cápita anual de 137 litros, Polonia 98, Alemania y Austria 95, Lituania 92, Croacia 81, Irlanda 79, Letonia 76, Eslovenia 76 y Rumania 75.

Sin embargo, República Checa es apenas el 10º país productor de cerveza en el mundo.

¿Qué pasa con los mexicanos, no que somos muy “cheleros”? ¡pues no!. En consumo, México está por abajo de los 75 litros anuales por persona, pero somos los principales exportadores, sobre todo de cerveza artesanal.

Las cervezas son relativamente baratas en todo el mundo, pero existen cinco cuyos precios por botella caen en la locura (precios en dólares):

• Tutankhamun Ale, $54 • Samuel Adams Utopias, $100 • Carlsberg Vintage 3, $348 • BrewDog “El Fin de la Historia”, $765 • Antarctic Nail Ale, $800

La cerveza es el mejor producto que ha acompañado a los humanos desde hace miles de años, pues se ha encontrado en casi todas las culturas antiguas.

Claras, oscuras, en botella, en bote o de barril, con mucho cuerpo o ligera, tradicionales o artesanales, desde hace miles de años, la cerveza ha convivido amablemente con los humanos, generando alegría, compañerismo, salud y gastronomía.

Y cómo no, si muchos estamos convencidos de que una cerveza es igual o mejor que un bistec; no en vano, antiguamente, era conocida como “pan líquido”.

Hasta antes de la Revolución Industrial, su fabricación se consideraba exclusiva de las mujeres; mientras los hombres cazaban, las mujeres se dedicaban al oficio de la cocina, “donde las primeras cervezas vieron la luz”.

Algunas versiones dicen que fue creada por monjes durante la edad media, otras dicen que fueron los egipcios los creadores; lo que es cierto es que la cerveza como la conocemos, es resultado de un proceso evolutivo de fermentación y contenidos, cuyos inicios datan desde hace más de 11,000 años.

Los antropólogos han encontrado en Mesopotamia, allá donde actualmente es Irak, algunas tablillas en escritura cuneiforme, que datan del 4.000 a. de C., que testifican que ya desde entonces se producía formalmente la cerveza; en esta región lo hacían a partir del pan de cebada fermentado.

Hubo una época en que la cerveza se consumía sólo en los templos, preparada y servida por las sacerdotisas; en el Imperio Inca “las vírgenes del sol” eran las encargadas de preparar una cerveza a base de maíz.

En China y Japón, allá por el siglo II a. de C., se producía cerveza a base de arroz. Para los egipcios la cerveza tenía un origen divino.

En el momento en que el avión golpeó con el asfalto, empezó a incendiarse y a golpear con la panza a más de 26 vehículos, aplastado a unos e incendiando a la mayoría, afectando trágicamente a sus ocupantes.

Finalmente, el avión se partió en dos; la cola del mismo pegó contra muchas viviendas ubicadas a un lado de la carretera, dejando una estela de fuego y muerte a su paso. El resto fue a parar precisamente al restaurante “Tras Lomita” donde terminó explotando.

Se trató de un Boeing 377 de la línea aérea de Carga Belice Air, con casi 40 años de servicio; un antiguo bombardero de la II Guerra Mundial acondicionado para carga civil.

Llevaba ocho personas y 18 caballos de salto a bordo. Provocó la muerte a 58 personas y dejó heridas a otras 62.

Veinte personas que aun estaban comiendo en el restaurante murieron cuando repentinamente la parte delantera del avión, envuelta en llamas, entró en el salón.

Increíblemente, “tres de los miembros de la tripulación, incluido el piloto de 49 años, y el copiloto de 61, ambos norteamericanos, y dos de los cuatro miembros del equipo a cargo de los caballos, lograron salvar la vida. Sólo dos de los caballos sobrevivieron, pero la policía remató a uno de ellos, ya que había quedado muy malherido tras el accidente”.

La causa, se dice, fue el exceso de peso, pero oficialmente fue una falla en uno de los motores por un corto circuito, lo que le impidió alcanzar la potencia necesaria para elevarse.

Los pilotos habían sido detenidos, pero el reporte oficial los liberó de cualquier responsabilidad y salieron libres al poco tiempo.

Fue un jueves por la tarde, precisamente el 30 de Julio de 1987, a eso de las 17 hrs., cuando sobre la carretera México- Toluca, allá en la zona de Palo Alto, un aeroplano de carga cayó sobre varios vehículos y fue a terminar en el restaurante “Tras Lomita”, conocido también como “La Cocina de El Tras”.

El avión recién había salido del aeropuerto “Benito Juárez” de la Ciudad de México con rumbo a Miami, Florida; pocos minutos después del despegue el piloto notó que había problemas para elevarse y se dio cuenta que no podía correr el riesgo de regresar al aeropuerto, pues podría caer en alguna colonia antes de llegar a la pista. Estaba volando por la ciudad a baja altura; como pudo esquivó dos edificios contra los cuales estuvo a punto de estrellarse, uno de ellos fue el edificio de la desaparecida Mexicana de Aviación de la calle Xola, Col. del Valle, y el otro el que es ahora el World Trade Center.

Buscando un lugar donde pudiera aterrizar llegó casi a la colindancia de la Delegación Cuajimalpa con el Estado de México, decidido a hacerlo sobre la autopista.

Y así fue, pero su intento fracasó; antes de golpear contra el asfalto de la vía, una de sus alas golpeó con una torre de alta tensión, luego, increíblemente pasó por debajo de un puente peatonal que atravesaba la carretera. Después, el avión golpeó contra el asfalto de la vía, la cual, por la hora, estaba atestada de vehículos ya que muchos residentes de Toluca regresaban a casa después de sus labores en la Ciudad de México.

Los niños significan la expresión máxima de la naturaleza, la forma en que Dios da continuidad al ciclo de la vida.

Niña o niño, lo que sea que nos haya tocado, son también un regalo de la vida, y de Dios mismo, que hemos recibido como merecimiento.

Los niños, nos dan a los padres la oportunidad de sentirnos importantes, completos y hasta poderosos. Estos sentimientos nos hacen más maduros, responsables y nos ofrecen la oportunidad de practicar nuestro liderazgo.

Muchos dicen que nuestros hijos no son de nosotros sino de la vida misma, pero los sentimos de nuestra propiedad porque llevan nuestra sangre y nuestros genes.

Cada día, conforme van creciendo, se van pareciendo más a nosotros. Sin darnos cuenta somos o hemos sido modelo para ellos, aprenden nuestro modo de ver las cosas, de actuar, del tono con que hablamos, nuestro vocabulario, etc.; son una parte de nosotros, una extensión y un complemento.

Las épocas que estamos viviendo se hace más difícil para los niños, ello implica la gran responsabilidad para los padres por guiarlos, estar cerca de ellos, jugar y platicar mucho con ellos.

La vida nos exige que con el instinto y el amor podamos protegerlos, alimentarlos, educarlos y guiarlos., dándoles ejemplos de lo que está bien y lo que está mal.

En esta tarea, el proceso educativo dentro del entorno familiar, requiere de dos aspectos importantísimos: la disciplina y el amor, “Amor con Disciplina”, siempre juntos, cada uno en su debida proporción.

No puede haber disciplina sin amor, ni amor sin disciplina, siempre aplicando la combinación adecuada a la edad, a la importancia de las tareas a enseñar y a las situaciones que se presenten.

Todos los niños y niñas deben vivir con la dosis adecuada de cada uno de estos elementos. Disciplina y amor o amor y disciplina, son dos herramientas que están al alcance de todos los padres para desarrollar equilibradamente a los niños.

Un niño demasiado consentido desconocerá los límites de sus acciones cuando se convierta en adulto; puede volverse caprichoso, se topará con muchas cosas en su adultez y podría sentirse desubicado en el mundo social, laboral y familiar.

Por otro lado, un niño educado muy estrictamente y con demasiadas prohibiciones y regaños, muy probablemente se volverá un rebelde, tímido y con poco éxito profesional.

Tengamos cuidado con esto, el mundo que les tocará a nuestros niños será mucho más competido que el que nos tocó a nosotros los padres; vivirán con tecnologías mucho más avanzadas de las que hemos conocido. Los entornos tendrán muchos cambios, por lo que debemos enseñarles la necesidad de ser flexibles y enseñarles, también, a ver las situaciones objetivamente para evitarles sufrimientos. Siempre haciendo y diciendo lo que a los niños les conviene ver, sentir y escuchar.

Los niños de los siete años en adelante representan el máximo reto para los padres, pues a partir de esta edad se vuelven más rebeldes, exigiendo “sus derechos”, por lo que es necesario un alto nivel de comprensión y tolerancia de nuestra parte.

Si puedes, haz extensivo, a otros niños, ese amor que sientes por tus hijos, porque sólo quien tiene o ha tenido niños entiende muy bien el desamparo en que viven millones de niños en el mundo.

Feliz día del niño