Aunque mucha gente ya lo sabe, sigue resultando increíble que la mayoría de las plantas tienen órganos femeninos y masculinos. 

En su desarrollo, las plantas presentan dos fases, una es vegetativa y la otra es de florecimiento.

En la primera, las plantas crecen solamente hasta llegar a su altura; en la segunda fase, la de florecimiento, la planta deja de crecer y toda su energía la destina al desarrollo de las flores en las que se manifiestan sus órganos sexuales.

La parte femenina de una flor está en el pistilo, ese tronco que está en el centro de cada flor. En la parte de abajo de éste se encuentra el óvulo y dentro, una bolsita donde están los huevos reproductores.

A su vez, la parte masculina se encuentra en los estambres, esa especie de antenas que están alrededor del pistilo.

La polinización inicia con la transferencia de los granitos que están en la punta de los estambres, conocidos como polen y dentro del cual están integradas las células reproductivas masculinas.

Para esto, las plantas utilizan al viento, aves, diversos insectos o el agua, quienes transportan el polen a las diferentes flores donde se posan.

Para que las abejas vayan a las flores, éstas, provocativamente, emiten un líquido cremoso azucarado que las atrae, para quienes es su alimento principal y que después convertirán en miel. 

El proceso de polinización concluye cuando las células masculinas llegan al pistilo. Posteriormente, empiezan a germinar para entrar al óvulo de la planta, y cuando entran en contacto, generan la fecundación del fruto.

Al final se trata de la introducción del órgano sexual masculino (polen) al interior del órgano sexual femenino (óvulo). ¡Facilito!

Todos dependemos de ellas; los científicos aseguran que “las abejas son los agentes polinizadores más importantes de la naturaleza”, y sin exagerar, esa función es vital para la existencia de la humanidad. 

Para las abejas, su misión principal, lo que las mueve a ir de flor en flor, no es la polinización, sino recoger su alimento, ese líquido dulce que está en ellas.

Dentro de ese trabajo, y para nuestro bien, van recogiendo “sin querer queriendo” como decía el Chavo, polen de cada flor en la que se posan y van dejando un poco de éste al pasar de unas flores a otras, contribuyendo así a que se produzca la fecundación de las mismas. 

¡Qué maravilla! El problema radica en que durante los últimos años su población ha estado disminuyendo cada vez más, no sólo en México si no en todo el mundo, y pudieran extinguirse.

Tomemos en cuenta que su extinción provocaría un efecto en cadena; es decir, desencadenaría un daño mucho más grande. 

La causa de esto se debe a:

• La contaminación del aire, que hace que se les dificulte oler las flores a grandes distancias.

• El cambio climático cambia los procesos de algunas plantas haciendo que sus flores no estén listas para ser polinizadas.

• La urbanización, porque cada vez hay más cemento y menos flores, con lo que a las abejas les resulta más difícil encontrar su alimento. 

• Los pesticidas, que contaminan y pueden envenenar el polen de las flores.

Nuestro “granito de arena” para evitar la extinción de las abejas es plantar flores; en el patio, balcón, terraza, azotea o ventana; donde se pueda, pero nunca contaminarlas con pesticidas.

Mala onda; cuando supe de la posible extinción de las abejas, de momento me dije, “qué bueno, así ya no me picarán”. Esto es porque parece que les caigo mal; me han dejado sus aguijones enterrados varias veces.

Minutos después me contradije; “qué tonto soy,  ya no sé lo que digo”, mi resentimiento contra ellas me hizo olvidar, por unos segundos, la gran importancia que tienen para la vida de muchas frutas y verduras, y de nosotros mismos.

Sin ellas corremos el riesgo de extinguirnos también, pues como dijo Einstein una vez, “Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida”.

Es tanta la importancia de estos animalitos que ya no es sólo la baja producción de miel de los últimos años, lo que tanto nos preocupa, sino la transportación del polen a otras plantas que sirve para su reproducción. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “el 75% de los cultivos alimentarios a nivel global dependen de la polinización por insectos y otros animales”, y las abejas concretamente, polinizan más de 100 mil especies de plantas.

Esos cultivos alimentarios, son los que consumimos mujeres, hombres, ganado y muchos animales salvajes, así que podemos imaginarnos el impacto tan grande en la economía, la salud, etc., a nivel mundial, si desaparecieran las abejas.

El polen es “un polvito” que se les pega  en su boca y en las patas, principalmente, que al posarse en los estambres de las flores, que van dejando en todas las flores donde se posan; esta actividad es conocida como polinización, en cuya función las abejas son las principales.

No obstante lo necesario, útil y conveniente que es el afecto para vivir sano, según la versión tradicional, en muchos casos, por sí solo no es suficiente. 

Los niños, por ejemplo, nunca podrían vivir sólo de afecto; necesitan cuidados, protección, enseñanzas, dirección, ser escuchados, etc.

En los adolescentes es casi lo mismo,  sólo cambian las proporciones de cada uno de estos elementos.

La importancia del afecto, es que éste enriquece, fortalece y da más valor a los cuidados, enseñanzas, etc.

Por su parte, los cuidados, enseñanzas, etc., por sí solos tampoco son suficientes, deberán hacerse con afecto; esto para desarrollar la tolerancia, comprensión, empatía, etc. 

Ambos, afecto y cuidados, son un binomio completo y superior a cada uno de los dos.

Pero, en una situación extrema entre: 

a) Afecto sin cuidados, sin protección ni enseñanzas o 

b) Cuidados, protección y enseñanzas sin afecto 

¿Tú qué preferirías?

Según diferentes encuestas, la gente prefiere lo segundo: cuidados, protección y enseñanzas, etc. sin afectos; la razón es porque en la práctica diaria éste les parece más útil, concreto, específico y real. 

Personalmente, creo que es porque el estudio se hizo con gente adulta que necesita soluciones a situaciones propias de su edad.

De estos dos extremos, surge una nueva definición de lo que es el afecto; “una más clara y objetiva”. Los amigos de Biopsychology, hablan de la “biología del afecto” que definen como “Todo acto o comportamiento de ayuda, protección, cuidado, etc., que contribuya a la supervivencia de otro ser vivo”.

“Una definición precisa, de hechos reconocibles, observables y objetivos”. Una “revolución afectiva”, según ellos. 

Tú, amigo detallista ¿Qué opinas?

Sí, todos necesitamos afecto, pero hay dos tipos de afectos. ¿Cuál es mejor y cuál preferiríamos?

La versión tradicional dice que las cinco necesidades básicas para que vivamos sanos, física, psicológica y mentalmente, son, el oxígeno, el alimento, el agua, el calor y el afecto. 

La ausencia de éstos o cantidades por debajo del límite necesario, pueden producir enfermedades o la muerte de una persona. 

Cualquier humano que cuente razonablemente con los primeros cuatro, pero que padezca de “un déficit afectivo, puede fácilmente enfermar”.

Te parecerá una exageración, pero ninguno de estos cinco elementos puede ser sustituido por los otros cuatro. “Sin estos, o una cantidad insuficiente de alguno de ellos, los seres vivos no podemos sobrevivir”, al menos sanamente o por mucho tiempo.

El afecto aquí, se refiere a esa expresión de sentimiento favorable de buen trato, aprecio, cariño, amor hacia alguien, de caricias verbales o físicas, etc. 

Es algo casi espiritual, “de difícil explicación”, pero que impacta nuestras emociones.

Quizá recuerdes esa frase tan trillada que oíamos en la radio y en la tele cuando se acerca navidad y reyes, “regale afecto, no lo compre”; hay mucho fondo en ella, ningún regalo por muy caro o bonito que sea, podrá dar afecto. 

Las satisfacciones que proporcionan las cosas materiales, son de muy corto plazo y sólo satisfacen al ego y no a la psique ni al corazón de quien lo recibe.

Quizá puedas decir “pero yo no soy niño”. Cierto, pero todos traemos, en mayor o menor grado, un déficit de afecto, y además mucho se dice que todos traemos un niño interno.

De la misma manera, ten mucho cuidado cuando pagas tus consumos o compras con una tarjeta bancaria.

Los expertos financieros piden tomar en cuenta lo siguiente:

1.- En tiendas, restaurantes y gasolineras, no permitas por ningún motivo, que se lleven tu tarjeta lejos de tu vista.

En esos lugares, llegan a robar datos con lectores de banda magnética que pueden esconderse en una mano, después sólo esperan poder mirar el NIP que introduces en la terminal al pagar la cuenta. Ahí también, cubre con una mano el teclado.

Algunas veces también, el lector de la terminal lo adulteran para hacer cobros falsos. “Si sospechas de alguno, ingresa una clave errónea; si la compra es aceptada, el dispositivo está clonando la tarjeta, por lo que debes avisar de inmediato a la policía”.

2.- Los pagos más seguros ahora,  son a través de los celulares, un uso cada vez más extendido en todo el mundo y del que podemos disponer para evitar robos.

3.- Pide a tu banco que bloquee los pagos que se puedan realizar en el extranjero.

4.- Puedes también, configurar tu cuenta para que cada vez que se haga un cargo te llegue un mensaje al celular.

5.- Cuando te llegue por mail una promoción muy atractiva de una tienda conocida, no ingreses ningún dato que te pidan, por muy atractiva que sea; verifica si no es un intento de fraude preguntando directamente a dicha tienda por la veracidad de la promoción.

6.- Por último, revisa periódicamente los movimientos de tus cuentas bancarias, así como el estado de cuenta que te debe llegar mensualmente por internet.

Ten mucho cuidado al retirar o depositar dinero en los cajeros automáticos de los bancos, pues algún delincuente puede intentar robar tus datos.

Ciertamente, el robo más común y al que todos estamos expuestos, es cuando acudimos a estos cajeros.

En estos lugares, los ladrones buscan la manera de conocer tu número de tarjeta para clonarla y el Número de Identificación Personal (NIP).

Para conseguirlo, los delincuentes instalan en los cajeros automáticos un dispositivo que lee la banda magnética de la tarjeta y una cámara que graba la clave que introduces al cajero; posteriormente, a través de un computador descargan los datos a una tarjeta vacía, y ya está.

Para evitar esto, la Condusef recomienda que, al ir a sacar o meter dinero a un cajero automático, siempre tengas en cuenta lo siguiente:

1.- Tapa con una mano el teclado del cajero mientras estás introduciendo tu NIP.

2.- Nunca pidas ni aceptes la ayuda de  extraños; si tienes dudas para manejar el cajero, mejor acude a una sucursal  del banco y pregunta ahí a un funcionario. 

3.- Nunca olvides recoger la tarjeta al finalizar la operación.

4.- No tires a la basura el comprobante que da el cajero; si lo haces asegúrate de romperlo bien para que nadie pueda ver tus datos. 

5.- Cuida que las personas que están  cerca del cajero que estás usando no vean tu clave. 

6. Si el cajero se traga tu tarjeta, no te vayas sin antes reportarla, personalmente a un ejecutivo o por teléfono. 

7.- Para mayor seguridad, acude a los cajeros que están dentro de las sucursales bancarias; ahí los revisan frecuentemente para que no se hayan instalado dispositivos de fraude.

Fue hace 55 años, precisamente el 16 de abril de 1964, cuando esa piedrota, perdón, “monolito” que se encuentra en la entrada del Museo de Antropología de la CDMX, fue trasladado desde San Miguel Coatlinchán.

En esa población, de apenas 23 mil  habitantes (2010), se encontraba enterrado desde hace casi 500 años, Tláloc, considerado por nuestros ancestros indígenas como “el dios de la lluvia”.

San Miguel Coatlinchán se localiza en el Estado de México, dentro del municipio de Texcoco, a 33  kilómetros al nororiente de la CDMX.

Para evitar que fuera destruida por los españoles, ahí fue escondida por los pobladores durante la conquista.

Se trata de una escultura de siete metros de altura y un peso estimado de 168 toneladas.

Para poder levantarlo “se construyó un armazón de viguetas de acero que permitió alzarlo y subirlo al vehículo que lo transportaría”. 

Para trasladarlo, “se diseñó un remolque especial doble con más de 20 ejes, jalado por dos tractocamiones, capaces de soportar más de 200 toneladas; una gigantesca plataforma rodante”. 

Muchos caotlinchenses salieron a despedirlo con música y cohetes, le cantaban,  le echaban confeti, flores, ¡vivas!, y muchos hasta lloraban. 

Y no era pera menos, lo consideraban como el cuidador del pueblo, la atracción turística de la región; ya era parte de ellos y lo adoraban mucho. 

El vehículo que lo transportaba venía a vuelta de rueda por la Av. Texcoco y entró por la Calz. Zaragoza, apenas a cinco km por hora.

Todo el acarreo fue un espectáculo, durante todo el trayecto la gente salía a las calles para verlo pasar, pero pasó lo siguiente:

Era el mes de abril, un mes de muy pocas lluvias, pero empezó a llover tan fuerte que inundó algunas calles del centro de la ciudad de México, precisamente por donde pasaba la escultura, creando el mito de que habían despertado a Tláloc.

Y lo que sorprendió verdaderamente a todos, es que la escultura jamás se mojó.

Por fin, después de 17 horas de jornada, Tláloc entraba a Paseo de la Reforma por Av. Juárez, y a la 1.30 del día 17 llegó a su destino.

Pero no fue fácil haberlo sacado de San Miguel Coatlinchán. A pesar de que, previamente, se había hecho un convenio con las autoridades locales para sacar y trasladar el monolito, un mes antes, cuando se empezaron los trabajos para sacar la piedrota de donde estaba enterrada, muchas personas, con marros, machetes y cuchillos, acudieron para impedir su retiro, pues lo consideraban un despojo.

Este hecho obligó la intervención del ejército para controlar a la población. Todavía, cuando todo ya estaba embarcado, la gente del pueblo se rebeló y saboteó el transporte especial en el que la escultura estaba ya montada para ser llevada a la capital.

Los habitantes muy dolidos, amenazaban al personal que llevaba a cabo los trabajos de movilización maldiciéndolos que “ellos se volverían piedra”; “que algo malo les iba a pasar”; etc. Se lo llevaban en contra de la voluntad de muchos vecinos.

Aunque la escultura, es conocida popularmente como Tláloc, después de varios estudios, algunos investigadores la identificaron como Chalchiuhtlicue, la deidad femenina del agua. 

Independientemente de la deidad que sea, esta escultura muestra la importancia que tenía para la cultura que la creo, y de la inmensa necesidad que tenían del agua.

Johnson & Johnson Consumo,

lanza al mercado, su nueva línea

de productos JOHNSON´S® Baby.

En palabras de Rosana Padilla, (Directora General Consumo México) Johnson & Johnson impacta  la vida de un billón de consumidores en el mundo combinando  corazón, ciencia e invención para cambiar profundamente la trayectoria de salud de la humanidad.

De igual manera, José Zarco, Group Brand Manager Baby Care, nos comentó que J&J creó la categoría de cuidado de la piel y cabellos del bebé en 1894. Con un legado de más de 125 años de investigación e innovación, compañía # 1 en estudios clínicos desarrollados de la piel del bebé y # 1 en investigación y desarrollo de productos para recién nacidos en México.

Marco Ocaña, Brand Manager Johnson´s, fue el encargado de presentar la fuente de inspiración de la empresa, “Propósito, Promesa, Pureza”, de esta nueva linea Johnson´s.

• Se redujo el 50% de sus ingredientes, 90% de ellos de origen natural, tales como el aceite de girasol, coco y semilla de algodón, entre otros.

• Las nuevas fórmulas son libres de colorantes, parabenos, sulfatos y ftalatos para obtener

una línea de productos aún más puros y suaves.

• Sus empaques fueron desarrollados basándose en la gota icónica de la marca, permitiendo un diseño único y ergonómico.

Por primera vez, en más de 45 años, JOHNSON’S® Baby, marca de la multinacional Johnson & Johnson, hace una completa reinvención en sus productos, reformulándolos por dentro y por fuera para satisfacer las necesidades de los padres en todo el mundo.

El rediseño es en todas las líneas de producto, tanto del cuidado del pelo (shampvoos y

acondicionadores), como en cuidado corporal (baños líquidos y cremas). A nivel externo, las

botellas fueron rediseñadas basadas en la gota  icónica característica de la marca, logrando un empaque más ergonómico. 

A nivel interno, se desarrollaron novedosas fórmulas que cumplen con los más altos estándares de calidad y seguridad, para obtener el cuidado más puro y suave para la delicada piel de los bebés.

Siguiendo con el objetivo de brindar los mejores productos para el cuidado de la piel del bebé, JOHNSON’S® redujo un 50% el número de ingredientes, logrando las fórmulas más puras y suaves.

Para llegar a este resultado, se realizaron exhaustivos estudios a más de 26,000 padres de siete países: Estados Unidos, Reino Unido, India, Brasil, Arabia Saudí, Filipinas y China. Luego de este estudio, la marca desarrolló:

• Productos sin colorantes. El color que diferencia a cada variedad está en el empaque.

• Productos sin sulfatos, pero que generan espuma, gracias a su fórmula patentada.

Esta investigación ha servido como fuente de información para la creación de los nuevos estándares en el cuidado de la piel del bebé, incluidas las directrices de la Asociación de Salud de la Mujer, Enfermeras Obstétricas y Neonatales (AWHONN, por sus siglas en inglés) en EE.UU.  Así mismo, la compañía global de ciencias de la seguridad Underwriters Laboratories, confirma que los stándares Best for Baby de  Johnson van más allá de las normas y prácticas actuales de seguridad del cuidado de la piel.

Desde el punto de vista ambiental, los procesos son más eficientes y se espera reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, los costos de energía y el desperdicio de agua hasta en un 20%. Además, se priorizaron los ingredientes que no son dañinos para la vida y los ecosistemas acuáticos, para así, asegurar un impacto menor en el medio ambiente. Esto se ha logrado con el desarrollo de un sistema patentado que ayuda a la composición de productos biodegradables, que no son tóxicos ni

acumulables en el medio ambiente.

De esta forma, la transformación de la marca logra responder al principio de pureza basado en las necesidades de los padres. El rediseño de sus fórmulas, ingredientes, empaques y procesos, son el resultado de una extensa investigación.

Hoy en día, el portafolio de productos que ofrece la marca, no sólo supera los estándares de calidad, sino que cuenta con el aval de organizaciones médicas, estudios científicos y principalmente de los consumidores, los padres.

Finalmente, Eduardo Covarrubias Gerente Nacional de Ventas Mayoreo, nos mencionó la importancia de la colocación del producto en el canal.

Johnson & Johnson, tiene una presencia fuerte en el canal liderando la categoría y empujando

con cada uno de sus clientes los pedidos necesarios que permitan que la cadena de consumo se encuentre sólida, para que el consumidor final pueda tener esta nueva línea

de productos en sus hogares, corroborar las bondades de esta nueva línea Johnson´s Baby y ser parte de esta transformación llamada Johnson’s.

Si tienes un negocio y aún no aceptas tarjetas, esto te interesa.

Seguro te ha pasado que se te ha ido una venta porque estás comenzando el día y no tienes cambio o que te digan que van a sacar efectivo y ya no regresan o incluso, con montos más grandes, esperar transferencias bancarias y esperar días a tener disponible tu pago.

Los negocios más innovadores entienden la importancia de ofrecer más opciones de pagos a sus clientes, es por eso que aceptar pagos con tarjetas es vital para ganar más y tener a tus clientes felices. 

Una muy buena opción en el mercado es Clip, una terminal punto de venta móvil que te permite aceptar pagos con todas las tarjetas (débito, crédito, vales y puntos) y hasta ofrecer recargas de tiempo aire a tus clientes para que ganes aún más dinero.

A diferencia de las terminales bancarias no tienes que pagar rentas mensuales ni montos mínimos de facturación. Simplemente compras tu Clip, lo activas en 5 minutos ¡y listo! 

Además, recibes tu dinero en 24 hrs y es muy fácil de llevar, así tu negocio siempre estará contigo para aceptar tarjetas donde sea.

Ventajas de aceptar tarjetas en tu negocio:

1. Más ganacias: 9 de cada 10 usarios* Clip declaran que aumentaron sus ventas en más del 100%.

2. Seguridad: no expones tu efectivo porque tu dinero se deposita en tu cuenta bancaria. 

3. Clientes felices: ofrece meses sin intereses para que tus clientes compren más y tu cierres la venta más rápido. 

¿Qué esperas para ganar más en tu negocio? Elige el Clip que mejor te convenga en clip.mx