Es cierto esto, según el informe de Wealth-X, a 2017 había crecido fuertemente el número de millonarios para llegar a un total de 226,450 en el mundo.

Los crecimientos de hasta un 20%, se han dado, principalmente, en India y China, países que han tenido un buen crecimiento económico, y que fue aprovechado por algunos.

El mismo informe define como millonarios a aquellos que tienen una fortuna superior a 30 millones de dólares.

Pero, ¿dónde los podemos encontrar? Aunque estos millonarios tienen residencias en muchas ciudades del mundo, tienen, oficialmente, sus preferencias para vivir.

En 2017, los cinco países con más ricos son: • EUA con 73,110 personas ricas. • Japón con 16,740 millonarios. • China con 16,040 adinerados. • Alemania con 13,420 ultra ricos • Reino Unido con 8,860 millonarios

Ahora bien, las ciudades elegidas para vivir, por las personas con 30 de millones dólares o más, en orden de importancia mundial son:

• 8,350 millonarios viven en Nueva York. • 7,650 ultra ricos hay en Hong Kong. • 6,040 millonarios en Tokio, Japón. • 4,600 adinerados eligen Los Ángeles. • 3,630 ricos viven en Londres.

Aunque en otros países ha aumentado el número de millonarios, Estados Unidos sigue dominando mundialmente, siendo Nueva York, la ciudad más elegida por ellos. Esto porque según el reporte, sigue siendo “el principal centro financiero del mundo, además de que ese país, sigue siendo, todavía, la economía más grande del mundo y un poderoso imán para los ultra ricos”.

“Los otros dos centros financieros globales, Hong Kong y Tokio, quienes ocupan los lugares dos y tres en el ranking, es la capital japonesa la que registró un mayor aumento de millonarios, en términos porcentuales”.

De las ciudades que conforman el “top 30” de las elegidas por los millonarios, más de la mitad son estadounidenses.

Dentro de Estados Unidos, las cinco ciudades con más millonarios son las siguientes: 1.- Nueva York, con 8,350 2.- Los Ángeles, con 4,600 3.- Chicago, con 3,110 4.- Washington, con 2,570 5.- Dallas, con 2,330

Estos se han visto beneficiados del buen desempeño de los mercados financieros nacionales y del sector tecnológico.

Según el mismo reporte, aunque cada vez menos, Londres sigue siendo la ciudad europea elegida por los millonarios. Esta ciudad se ubica en el puesto cinco del listado de ciudades con más millonarios en el mundo, pero ocupa el primer lugar entre las ciudades de Europa con 3,630 personas que tienen más de US $30 millones en su haber.

“En 2016, Londres sufrió la mayor caída proporcional de ultra ricos en el ranking, debido a que los niveles de riqueza se vieron afectados por la debilidad de la moneda y las preocupaciones relacionadas al Brexit”.

La otra gran ciudad europea elegida por los más “lanudos” es París, que le pisa los talones a la capital británica con un total de 3,440 millonarios.

Pero, ¿qué pasa con América Latina?

América Latina y el Caribe cuentan con 6,850 millonarios con una fortuna combinada de US $945,000 millones.

Solo dos países latinoamericanos cuentan con fuerte presencia de millonarios, según el ranking global. Uno es Brasil, que se ubica en el puesto 14, con 3,570 millonarios y una riqueza colectiva de US $451,000 millones. El otro es México, en el puesto 29, con 1,035 ultra ricos y una fortuna agrupada de US $205,000 millones.

Cerebro Límbico o Emocional: Es el almacén de nuestras emociones y recuerdos. En él se encuentra la amígdala, considerada la base de la memoria afectiva. Entre sus funciones y motivaciones están el miedo la rabia el amor maternal las relaciones sociales los celos.

Éste tiene que ver con el aprendizaje, pues se encarga de relacionar el pasado con el presente. En este sistema se dan procesos emocionales y estados de calidez, amor, gozo, depresión, odio, etc., y procesos que tienen que ver con nuestras motivaciones básicas. Aquí es donde reside el Amor y los sentimientos.

Cerebro Racional o Neocórtex: Es el que permite tener conciencia y control de las emociones, a la vez que desarrolla las capacidades cognitivas: memorización, concentración, autorreflexión, resolución de problemas, habilidad de escoger el comportamiento adecuado; es la parte consciente de la persona, tanto a nivel fisiológico como emocional.

Sus funciones básicas son: Percepción, Retención, Análisis, Emisión y Control.

Abarca 3/4 del volumen total del cerebro y está dividido en dos hemisferios unidos divididos en diferentes lóbulos y conectados por el cuerpo calloso.

Este cerebro representa el nivel más alto en la escala evolutiva hasta el momento. En él se encuentra nuestro potencial de desarrollo.

En él se encuentra la lógica; aquí nosotros aprendemos a hablar y escribir a comunicarnos con otras personas y aprender las estructuras de comercio y todas esas cosas complicadas que hacemos los humanos.

El Neocórtex es el que, con buen entrenamiento puede regular las exigencias del Cerebro Reptiliano y dirigir las del Cerebro Límbico o Emocional.

De acuerdo a la genética personal y a las experiencias que hayamos vivido, aquí radican las diferentes inteligencias conocidas hasta hoy: Inteligencias Múltiples.

Como resultado de la evolución humana ahora tenemos tres cerebros, de diferente tamaño y con funciones específicas, que trabajan en forma independiente pero interdependientes a la vez, que están coordinados y entrelazados.

Cerebro reptiliano: Es la parte más primitiva del ser humano. Regula las funciones fisiológicas involuntarias de nuestro cuerpo. No piensa ni siente emociones, sólo actúa cuando nuestro organismo se lo pide: control hormonal y de la temperatura, hambre, sed, motivación reproductiva, respiración…

Éste se encarga de la supervivencia, y la vida instintiva. Tiene que ver con las funciones de comer, beber, dormir, reproducción, etc. La función de este cerebro no es la de pensar, ni la de sentir, sino la de actuar.

Aquí, la supervivencia no entiende de sentimientos ni emociones, y su único objetivo es sobrevivir bajo cualquier precio.

Está centrado en sí mismo; lo único que le interesa y escucha son cosas relacionadas con su bienestar y supervivencia. Es sensible al contraste: Bueno–Malo, Lento–Rápido, Antes–Después. El contraste permite al cerebro primitivo tomar decisiones rápidas y sin riesgo. Sin contraste, el cerebro primitivo entra en un estado de confusión, que lleva retrasos en la toma de decisiones o no toma ninguna, la “abandona”.

Necesita información tangible y concreta. Busca permanentemente información que le sea familiar y amigable. Siempre buscará lo fácil para tomar decisiones rápidas, ya que está preparado sólo para la supervivencia. Buscará siempre lo concreto e inmutable. Lo simple es lo que le gusta: “Más facturación”, “más beneficios”, “más placer”, “más tranquilidad”. Aquí radican los instintos.

La madre naturaleza se encargó de proporcionarnos este cerebro, para manejar automáticamente todas las funciones básicas de nuestro organismo y poder dedicarnos a actividades mayores en nuestra vida: a aprender, a crear; a evolucionar en una palabra.

•Nayarit: Proviene del Cora y significa “Hijo de Dios que está en el cielo y en el Sol”.

• Nuevo León: Fundado como Nuevo Reino de León en referencia al Reino de León de la Península Ibérica.

• Oaxaca: Proviene del náhuatl huax(in)-yaca-c (Leucaena leucocephala) que significa literalmente “En la punta o en la nariz de los guajes”.

• Puebla: Se deriva de “poblado – pueblo puebla”; su nombre original “Ciudad de los Ángeles”, “Angelópolis” o “Puebla de los Ángeles”.

• Querétaro: El nombre hace referencia a “Lugar de piedras grandes” o “Lugar donde se juega la pelota”.

• Quintana Roo: Proviene de Andrés Quintana Roo, político e insurgente en el proceso de independencia de México.

• San Luis Potosí: Se da en honor a San Luis y a la rica mina de oro y plata del Cerro de San Pedro. P’utuqsi es un topónimo quechua que significa ruido.

• Sinaloa: Proviene de la lengua cahita, sina- y lóbola ‘pitahaya redonda’ o la llamada fruta del dragón, una fruta que abunda en la región.

• Sonora: Proviene del ópata Xunuta, Lugar de maíz. También proviene del Tohono O’odham (pápago), Sonota, que significa “Lugar de plantas”.

• Tabasco: Proviene Tabscoob, quien gobernaba a la llegada de los españoles. O del vocablo Tlahuashco, que significa “Lugar que tiene dueño”.

• Tamaulipas: Viene del huasteco tam y holipo “Lugar de las cumbres’ o “Lugar de los olivos”.

• Tlaxcala: Proviene del náhuatl Tlaxcallān “Lugar de la tortilla de maíz”, deformación del nombre original Texcallān, que significa tierra de riscos o “despeñadero”.

• Veracruz: Nombre dado a la primera ciudad española fundada en la Nueva España; originalmente como “La Villa Rica de la Verdadera Cruz”.

• Yucatán: Proviene del maya “Yuk’al-tan mayab“, que quiere decir: “Todos los que hablan la lengua maya”.

• Zacatecas: Su nombre proviene del náhuatl zacatl y significa : “Lugar donde abunda el zacate”.

Derivados de su propia historia encontramos misterio, tradición, diversidad y pluralidad en los nombres de los estados, que refleja la propia diversidad y pluralidad de lo que ahora es este hermoso país.

• Aguascalientes: Su nombre hace referencia a los abundantes manantiales de aguas termales que bañan el norte del Neovolcánico del país.

• Baja California (Norte/Sur): deriva de las voces latinas calida (cálida) y fornax (horno), esto es, “Horno caliente”.

• Campeche: nombre original Cam-Pech o Ah-Kim-Pech Significa en maya “Tierra de serpientes y garrapatas”.

• Chiapas: Fue llamado Chiapan por los mexicas, en honor a la semilla de la Chia de la región y ‘apan’ que es río: lugar de la Chia o “En el río de la chía”.

• Chihuahua: tiene cinco acepciones “Lugar seco y arenoso”, “Junto a dos aguas”, “Lugar de fábricas”, “Lugar de la Piedra Agujerada” y “Costalera o saquería”.

• Coahuila: Del náhuatl coatl (serpiente) y huila (volar): “Víbora que vuela”.

• Colima: Del náhuatl Acolman, que significa “Lugar donde desciende el agua”.

• Durango: Su origen es por la ciudad homónima española que en vasco significa “Más allá del agua”.

• Guanajuato: Proviene del tarasco quianax (rana) y huasta (cerro), es decir, “Cerro de ranas”, por la forma de los cerros de la región.

• Guerrero: Lleva el nombre en honor al general Vicente Guerrero, héroe de la Independencia y presidente de la República.

• Hidalgo: Lleva el nombre en honor al padre de la Patria: Miguel Hidalgo y Costilla.

• Jalisco: Proviene de la palabra náhuatl Xalisco, que significa “Lugar arenoso”.

• Michoacán: Su nombre deviene del náhuatl michin (pescado), y can (lugar), significa “Lugar o región de los pescados”.

• Morelos: Lleva su nombre en honor a José María Morelos y Pavón, uno de los mejores estrategas militares en la lucha revolucionaria.

Fue hasta 1943 cuando Fleming y los científicos Howard Florey y Ernest Boris Chain, quienes lo apoyaron en el desarrollo de la penicilina, pudieron aislarla y purificarla para poder utilizarla en la gente.

Por este descubrimiento los tres científicos recibieron en 1945 el Premio Nobel de Medicina.

Su aplicación fue primeramente durante la II guerra mundial. “Muchos soldados que de otra forma hubieran muerto de simples infecciones bacterianas en heridas menores fueron salvados por la nueva droga maravillosa”. Ya al finalizar el conflicto se empezó a aplicar a la población en general.

“La penicilina marcó un antes y un después en la historia de la medicina” y sigue siendo el antibiótico más utilizado en el mundo.

No obstante, la efectividad de la penicilina es cada vez menor, debido a la resistencia que muchas bacterias desarrollan contra sus efectos, además del uso irracional que se hace de este antibiótico.

Una problemática que tiene la penicilina es que no la pueden usar todas las personas, pues en algunas puede generar una respuesta exagerada de las defensas del organismo, que se manifiesta desencadenando peligrosas alergias.

Por esto último, sólo debe ser recetada por un médico, quien determinará la dosis y la frecuencia, además de comprobar la tolerancia del paciente.

Un aspecto curioso que confirma que el descubrimiento fue un mero accidente es la observación que hizo Fleming al recibir el Premio Nobel: “A veces se encuentra lo que uno no está buscando”. Le pasó lo mismo que a Colón, quien buscaba una ruta nueva a la India y se topo con este continente.

Muy posiblemente tú, sin darle mayor importancia, has sido recetado con este producto, por algún médico.

Me refiero al antibiótico que ha salvado la vida de millones de personas, y que por lo mismo es considerado como el descubrimiento más importante del siglo pasado.

Fue hace 90 años, precisamente en este mes de septiembre, cuando, por un mero accidente, Alexander Fleming descubrió el hongo que él bautizó como penicilina.

Dos semanas antes del descubrimiento, Fleming se había ido de vacaciones; cuando regresó a su laboratorio observó que en las placas donde había dejado cultivos de bacterias creciendo para estudiarlas a su regreso, había crecido moho (hongo) y que las bacterias habían desaparecido; ese moho había destruido las bacterias.

Antes de este descubrimiento, las personas podían morir hasta por una pequeña herida que le causara infección por pequeña que fuera.

Los antibióticos son sustancias químicas que producen ciertos hongos que destruyen microorganismos, como las bacterias o microbios que originan enfermedades e infecciones en el cuerpo humano.

A partir del descubrimiento de Fleming se han creado hasta 10 tipos de antibióticos, diferenciados cada uno por el tipo de bacterias contra las que reacciona, como por ejemplo, la Ampicilina y otros nombres raros, pero de todos, la penicilina es considerada como la más importante.

¿Qué tipo de enfermedades cura la Penicilina? • Respiratorias: amigdalitis, faringitis, bronquitis, neumonía, etc. • Infecciones sexuales: sífilis, gonorrea, etc. • Infecciones urinarias e intestinales. • Otras como la peritonitis, la meningitis, la gangrena, tuberculosis, tétanos, entre muchas otras más.

Podríamos imaginar el drama y la tragedia que se vivió durante esta inundación. La ciudad quedó bajo dos metros de agua y en algunas zonas hasta tres. Muchas casas se derrumbaron, otras estaban inundadas y sus habitantes sólo podían estar en la azotea o en el segundo piso.

Se realizaban misas en las azoteas y la gente las escuchaba también en azoteas o en los balcones de las casa de junto o de enfrente.

La gente pedía con sollozos y lágrimas un milagro para acabar con la tragedia. Recurrieron a la intercesión de la Virgen de Guadalupe y las autoridades civiles y eclesiásticas, para que intervinieran.

Era tanta la desesperación de la gente que organizaron “una procesión sin precedentes en la historia de México: a bordo de canoas, trajineras y barcazas, la Guadalupana fue llevada desde su santuario en el cerro del Tepeyac hasta la Catedral de México”. Los efectos inmediatos y los que se dieron durante los cinco años de la inundación como la insalubridad, la escasez y carestía de los comestibles causaron la muerte de más de 30 mil personas; se dice que muchos de lo fallecidos fueron por hambre.

La ciudad se quedó prácticamente sin gente. Los españoles que pudieron y tenían recursos emigraron y, en su mayoría, se asentaron en Puebla; “de las 20 mil familias de españoles que había en esos momentos en la ciudad, sólo permanecieron 400”.

Fue hasta 1634 que pudo sacarse toda el agua de la ciudad y empezar la reconstrucción.

Aunque no hay evidencias visuales del suceso, “hay un registro tangible; en la esquina de Motolinía y Madero está incrustada una cabeza de león, se dice que ésta indica hasta dónde llegaba el agua”.

Después de enterarte de este suceso quizá ya no te preocupen tanto las inundaciones de tu colonia.

Es histórico; hubo una inundación en lo que es ahora la CDMX que duró cinco años y que prácticamente hizo desaparecer la ciudad.

El 21 de septiembre de 1629 inició un tormentón que duró más de 36 horas y la inundación que provocó duró cinco años.

Los indígenas llegaron a pensar que sus dioses estaban castigando a aquellos que habían invadido sus territorios. Por su parte, muchos españoles creían que la inundación era un castigo a los pecados que habían cometido.

No había manera de liberarse del agua. Los sistemas de desagüe eran completamente insuficientes. Apenas había transcurrido un siglo de la conquista, y los españoles ignoraban el tipo de tormentas que ocasionalmente se daban en la zona, por lo que no tomaron ninguna previsión al respecto cuando construyeron sus casas.

Los mexicas sabían muy bien de este tipo de problemas, ya que se enfrentaban a recurrentes inundaciones, pero ellos tenían su propio sistema para controlar la entrada y salida del agua, lo hacían a través de muros de contención y acueductos; con éstos, eran capaces no sólo de abastecerse de agua limpia para su consumo sino que también podían evitar las inundaciones.

La inundación sucedió no sólo por la fuerte lluvia y el tiempo que duró, sino también porque habían cerrado la salida del desagüe principal que estaba en Huehuetoca, lo hicieron para evitar se destruyera, ya que apenas estaba en construcción; esto estaba evitando la salida del agua de la ciudad. Cuando se dieron cuenta de su error ya era demasiado tarde.

Aunque te pudiera parecer muy egoísta el pensar y actuar primeramente a favor de ti mismo, es muy conveniente e indispensable para que te encuentres en las mejores condiciones físicas, mentales y emocionales y poder funcionar óptimamente en tu negocio.

Hay muchos ejemplos reales y prácticos en los que se presenta la conveniencia de ser uno, el que primero se atienda, o en el que determinada persona sea atendida con preferencia y prioridad.

Un ejemplo muy ilustrativo es lo que tenemos que hacer en caso de una despresurización en un vuelo de avión. Previo al despegue nos piden que, antes de tratar de auxiliar a otra persona, seamos los primeros en alimentarnos del oxigeno de las mascarillas que se desprenden del techo, de esta manera podremos respirar bien, y sólo después estaremos en condiciones de ayudar a otros a que también lo hagan.

En muchas familias tradicionales mexicanas, se acostumbra todavía, que si sólo hay carne para una persona en el hogar, ésta debe ser para el jefe de la familia, pues se considera que es él quien aporta el dinero y debe estar bien alimentado para tener la suficiente energía para continuar trabajando.

Lo mismo sucede a nivel personal y en nuestro negocio; si tú como empresario no logras estar en las condiciones óptimas y necesarias para manejarlo, no podrás hacerlo rentable.

Si padecieras alguna enfermedad, no podrías ser el mejor esposo, el mejor padre o un buen empresario. En general, si tú no estás bien, no podrás ayudar a otros a que también lo estén. Sólo los que están bien, los que tienen recursos suficientes, tienen la posibilidad de ayudar a otros. Por todo lo anterior, debes procurarte primero a ti mismo. ¡Piénsalo!