Son muchos los fenómenos que pueden impactar la tranquilidad de los mexicanos, los aspectos económicos, de salud y de inseguridad son los más importantes. 

Muchos acontecimientos son, hasta cierto punto, naturales. Siempre ha habido épocas de problemas económicos fuertes, epidemias y terremotos, inundaciones, sucesos que han matado a millones de personas; además,  en toda la historia de la humanidad ha existido la delincuencia.

Todos estos sucesos nos han dejado lecciones que debimos haber aprendido. Desde mi muy particular punto de vista algunas de las enseñanzas son las siguientes:

• Debemos cuidarnos más y en todos los sentidos; ocuparnos más y preocuparnos menos.

• Somos capaces de responder al llamado de una contingencia y de cooperación.

• El gobierno y/o los medios de comunicación pueden fácilmente manipularnos a través del miedo, llevándonos a pensar o actuar en favor o en contra de algo o alguien.

• Todas las crisis que hemos padecido son cíclicas, debemos estar siempre alertas y hacer reservas para cuando lleguen. 

• El miedo hace más grandes las crisis y nos  hace más vulnerables a ellas.

• La prevención es necesaria en todos los aspectos familiares, personales y de negocios.

• Es conveniente hacer planes de contingencia con un enfoque de “en caso necesario”.

• Muchos acontecimientos son predecibles; prevengamos en vez de corregir. 

• El descuido aumenta el impacto negativo de los acontecimientos; no debemos olvidar nuestra historia.

• Nuestro grado de vulnerabilidad depende directamente del nivel de debilidad o fragilidad de personas y negocios.

• Sufrimos mucho cuando algo malo nos sucede; esto es porque nos es difícil salir de nuestra “área de confort”; no hagamos un hábito permanente de ella.

Algo es muy cierto, unas buenas vacaciones son tan importantes para el cuerpo, como el dormir bien.

Éstas no necesariamente tienen que ser largas ni costosas; la calidad tiene mucho que ver. 

Unos días de descanso para apreciar la naturaleza y olvidarse de las tareas diarias, son suficientes para que el cerebro recargue energía y podamos mejorar nuestras funciones en general.

Existen dos situaciones extremas. Por un lado, argumentando que tienen que descansar, algunos tienen la oportunidad de vacacionar cada año; sin embargo, además de muy gastados, regresan más cansados que antes. Por otro lado, muchos empleados de gerencia media y muchos propietarios de negocios pequeños, pasan hasta 10 años sin salir de vacaciones. 

Tomar vacaciones no es cuestión de lujo, en realidad es una necesidad que, en mayor o menor grado, todos tenemos.

Necesitamos hacerlo bien; unas vacaciones verdaderamente efectivas, requieren de desconectarse totalmente del trabajo, del celular, la compu, los problemas, etc. 

A ti, ¿para qué te gustaría salir de vacaciones? La mayoría dice que para descansar, divertirse, olvidarse de los problemas que tienen; eso es bueno. 

Pero más allá de la diversión y sacarnos de la rutina, los beneficios de unas vacaciones de calidad son los siguientes:

1.- Nos ayudan a bajarle al estrés

2.- Evitan muchas enfermedades

3.- Nos ayudan a vivir más y mejor

4.- Mejoran nuestra salud mental

5.- Nos hacen más creativos y ayudan a ver las cosas de mejor manera

6.- Mejoran nuestras relaciones familiares, laborales, etc. 

7.- Nos hacen más alegres, activos, eficientes y eficaces

Aprovechemos cada segundo de cualquier fin de semana, puente o vacaciones largas, para relajarnos.  

Estamos a medio año; es tiempo de “armar” un plan para lo que resta de 2019.

¿Cuántas cosas pueden suceder en los siguientes seis meses? Podríamos tener más competidores, nuevos productos, nuevas promociones por parte de proveedores, y muchas cosas más que nos podríamos imaginar, todas con altas posibilidades de que sucedan.

Es un hecho que cuando las personas trabajamos sobre metas específicas desarrollamos más nuestro potencial. 

No tener metas en la vida es como ir en un barco a la deriva; imagínatelo: la tripulación, tu familia, tus clientes, etc., le preguntan al capitán o capitana, que eres tú en este caso ¿A dónde nos dirigimos?, y él contesta, ¡no sé!.   

Si tenemos suerte los vientos nos llevarán a lugares  tranquilos, pero nuestro futuro no podemos dejarlo a la suerte, nos estaríamos jugando el destino propio y de nuestra gente.

Por ello, se hace necesario y conveniente tener metas que nos hagan levantarnos con más ganas en las mañanas y que nos den luz para visualizar las rutas que debemos tomar; que den sentido y razón a nuestras actividades diarias.

Tener una meta nos permite centrar nuestras energías para descubrir las maneras de alcanzarla. Cuando trabajamos sobre algo en específico nuestro subconsciente nos mueve a lograrlo rompiendo paradigmas que antes nos bloqueaban.

Las metas deben cumplir tres condiciones básicas para que se logren, deben ser: 

• Realistas: Que las condiciones del entorno y nuestras habilidades y preparación permitan lograrla. 

• Alcanzables: Todo acorde a nuestras capacidades. Esto evitará frustraciones.

• Medibles: Hacer un cuadro de avances parciales, indicando tiempo y acciones realizadas. Esto nos permitirá ver lo que nos falta para llegar a la meta. 

Una vez fijada una meta preguntémonos ¿Qué tengo que hacer para lograrla? ¿Cómo y cuándo? Esto se traducirá en un plan de acciones específicas que nos conducirán a ello.

Para algunos empresarios, la competencia sigue siendo incómoda, a veces molesta y otras hasta peligrosa; ya olvidaron que para los clientes/consumidores la competencia es benéfica, conveniente y necesaria; olvidaron también, que todos somos consumidores, hasta los empresarios.

Pero para los detallistas, de cualquier giro y tamaño, la competencia también puede ser beneficiosa, conveniente y necesaria porque si tomamos una actitud proactiva, aprenderemos a vivir con ella y aprovecharemos todas las ventajas que representa.

Tengamos siempre presente que, competidores siempre habrá, y cada vez más, para cualquier negocio y para cualquier producto. Aunque algunos pudieran parecernos muy fuertes, no les temamos; agacharnos ante ellos, los hará más fuertes. 

En un mundo globalizado todos estamos compitiendo con otros. Específicamente, en tu mundo de negocios ¿Con quién compites? ¿Cuáles son tus competidores? Identifícalos bien, ya sean reales o potenciales, directos o indirectos, los que están cerca y también, los que están lejos.

Para que una economía se supere, necesita de la existencia de competidores; éstos se unen en un escenario donde para superarse cada uno, desarrollan su creatividad.

La verdad es que, sin competencia la vida es aburrida y perjudicial para todos. Recordemos el caso de los monopolios que se mueven en un ambiente sin competencia, donde se pagan precios altos por malos servicios.

Nuestros competidores hacen más por nosotros que nuestros propios amigos; estos últimos son demasiado nobles para señalar nuestros defectos, pero nuestros competidores hacen todo lo posible para aprovecharlos en su beneficio. 

Si no tuviéramos competidores, caeríamos fácilmente en una zona de confort que nos arrastraría a la quiebra. Necesitamos la disciplina que ellos imponen sobre nosotros. Demos gracias a la competencia, pues nos ayuda a mejorar cada día,  a sacar lo mejor de nosotros.

¡No te asustes!, sólo se trata de un ejercicio de creatividad sobre cómo te gustaría que dijera tu lápida; sobre lo que hiciste en la vida; sobre cómo fuiste y cómo te fue.

Un epitafio es la leyenda que se pone en las lápidas de algunas tumbas. Planear su contenido es un acto de creatividad.

No importa cómo te haya ido hasta ahora, sino de cómo será en adelante.

Si hoy fallecieras, tu lápida tendría una leyenda, ¿te gustaría su contenido? ¿te agrada lo que has hecho hasta hoy?; si es así, ¡sigue haciendo las cosas como siempre!.

Si crees que hay cosas que podrías mejorar ¡¡ahora es el momento!! Tú decides cómo vivir lo que te resta de vida, tú decides qué es lo que te gustaría que dijera tu epitafio.

El reciente aumento de la pensión que informó el actual gobierno, hará efectivo el principio de Teoría Económica llamado “Propensión marginal al gasto o al ahorro”, que expresa lo siguiente:

Ante un aumento de ingresos de la población de nivel bajo, está lo destinará al gasto, mientras que la clase alta lo destinará al ahorro.

Son miles de millones de pesos, los que se destinarán como apoyo mensual a personas de la tercera edad, gente con alguna discapacidad, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, etc., la gran mayoría de nivel económico bajo, y con altas necesidades de consumo.

Según cálculos de María Amparo Casar, en su artículo “El gran benefactor”, publicado recientemente en la revista Nexos, el dinero en efectivo que repartirá el nuevo gobierno en distintos rubros, alcanzará a beneficiar a unos 23 millones de mexicanos.

La gran mayoría de éstos destinarán sus ingresos adicionales a comprar principalmente productos básicos.

Sobre esto, Rolando Contreras, director de la División de Abarrotes de la consultora de mercado “Información Sistematizada de Canales y Mercados de Consejeros Comerciales (ISCAM), expresó que esto logrará que el mayorista abarrotero crezca más. 

Según datos de la misma consultora, durante los últimos cinco años, el sector abarrotero creció más en sus ventas que las tiendas de auto-servicio y los clubes de precio.

“Además, el sector abarrotero proyecta crecer 7% en sus ventas durante 2019, mientras que los auto-servicios pronostican un alza de entre 5% y 6%”. 

Por su parte, Jorge Quiroga, director de TodoRetail comentó “este año las compras en los auto-servicios van a ser muy cautelosas, porque no se sabe qué rumbo tomará la economía”, lo que da pauta a pronosticar que a las tiendas de abarrotes particulares, les irá mejor.

Son muchas las fórmulas que se han sugerido a través del tiempo, para ser exitoso. 

Pero, ¿cuáles de todas siguen vigentes o han sido verdaderamente efectivas?

En esta ocasión te comento la de Jeff Bezos, quien se convirtió, no en rico, sino en súper rico; el más rico del mundo hasta estas fechas.

Como muchos saben, es el dueño de Amazon, empresa fundada en 1994, por lo que a Bezos, el mayor detallista del mundo, le llevó sólo 24 años crear una fortuna de 160,000 millones de dólares ¡¡Órale!!

Sus estrategias: Austeridad, Enfoque Pasional en el Cliente y Visión a Largo Plazo. De las tres, la única constante de todas las fórmulas que han surgido, es ésta última.

En lo personal o como profesionista independiente, esta fórmula es muy necesaria en la actualidad para optimizar tus recursos o para tener éxito en el negocio que quisieras emprender.

Para entender los rápidos cambios de los últimos tiempos, adaptarse a ellos inteligentemente y sacarle provecho, requerimos de ciertos niveles de flexibilidad.

Ser flexible no es cuestión de altos estudios ni de inteligencia superior, sino de actitud y de valor.

Sin alterar nuestros valores, nos conviene ser lo suficientemente flexibles para entender y resolver los problemas, para conocer las actitudes y puntos de vista de otros, para ver las cosas de manera diferente y encontrar nuevos caminos y formas de lograr nuestros objetivos.

El cerebro por sí mismo es flexible, ello nos permite tener flexibilidad en nuestros pensamientos y actitudes.

La búsqueda de opciones es consecuencia de la flexibilidad. Los inventos, los descubrimientos y el éxito en los emprendimientos, siempre han sido resultado de la flexibilidad que han tenido sus autores.

¿Qué tanto te endeudaste con el “Buen fin” de noviembre y con los gastos de diciembre?

Te cuento este caso: en el Buen Fin de 2017, el amigo de un amigo compró un auto; él no tenía comprobantes de ingresos pero de alguna manera le autorizaron el crédito. Al segundo mes de adquirirlo ya se estaba “tronando los dedos”, sólo pudo pagar la primera mensualidad.

Entonces comenzó el “acoso”; desde antes de las nueve de la mañana del día siguiente en el que debió hacer su segundo pago empezaron las llamadas, exigiéndole ponerse al corriente o dar una fecha precisa en que cubriría el atraso. Me comentaba que las mujeres de cobranza no eran nada amables, que hasta le daban ganas de mandarlas a la “chin….”.

La solución anticipada a cualquier tipo de situaciones como ésta, es hacer un presupuesto, pero no para guardarlo solamente, sino para tenerlo a la mano y consultarlo en cada egreso que tengamos que hacer.

La mayoría de los mexicanos no estamos acostumbrados a hacer un presupuesto; compramos y gastamos sin ninguna planeación; lo hacemos por emoción, por gusto o por las aparentes oportunidades que vemos.

Muchos le huyen a hacer un presupuesto porque éste debe responder primeramente a necesidades y no a caprichos ni simples gustos que, en un momento dado, no podríamos darnos.

Un presupuesto habla por sí mismo; nos indica de dónde viene el dinero y a dónde irá. Es como un mapa que nos permite ir viendo cada uno de los pasos en el camino hacia el control de nuestro dinero, planteando nuestras necesidades y nuestras posibilidades concretas y  midiendo nuestra fuerza económica.

No hay duda de la gran capacidad con la que las nuevas generaciones vienen armadas.

En los últimos años, la creatividad juvenil se ha venido desarrollando con más fuerza; hoy encontramos chavitas que nos sorprenden y nos ponen ejemplos que nos convendría imitar.

Es el caso de Kana Min, que de la nada crea dibujos muuy padres, creaciones únicas que buscan identificar su pensamiento plasmándolo en un dibujo; sin técnicas, sin estudio, simplemente siguiendo los pasos de gente experimentada, arriesgándose a hacerlo sin pensar en el qué dirán.

Y al final “WOW”, las sorpresas que se lleva uno, con simplemente admirar cada línea, cada color, cada detalle, dentro de los gustos de esta artista.

Lo que finalmente era una tarea escolar, se pudo convertir sin pensarlo y sin planearlo, en una obra de arte para ella misma; simplemente en ese momento surgió la inspiración y el impulso de hacerlo.

Amigo microempresario, si ves dentro de tu negocio, que ese cambio en tu tienda que has tenido en mente durante algún tiempo, te convence, simplemente hazlo, eso generará que tengas ganas de estar ahí siempre, porque es tu espacio donde en ocasiones estás desde las seis de la mañana hasta las 11 de la noche; prácticamente es todo para ti: tu recámara, tu sala, tu cocina, tu comedor; todo lo tienes ahí, es desde donde atiendes y ofreces una sonrisa a cada visitante a a tu negocio.

Hoy esta jovencita nos demostró que cuando algo nos gusta, simplemente hay que hacerlo.

Recuerda: el que no arriesga, no gana.

¡Gracias, Kana Min!