Pedro Armendáriz fue una de las figuras más importantes de la llamada “Época de Oro del Cine Mexicano”, así como de la historia de nuestra cinematografía.

Hijo de padre mexicano y madre estadounidense, Armendáriz fue criado en Texas, por lo que hablaba muy bien tanto el inglés como el español.

Fue un actor que destacó por su fuerte personalidad y por su imagen muy varonil; trabajó en más de 100 películas; la primera de ellas fue “María Elena” (1935), a la edad de 23 años; la última “Desde Rusia con amor” fue en 1963.

Fue un artista muy alto, guapo, de ojos verdes; muchas mujeres de la época y algunos hombres también, lo admiraban. Fue muy versátil, actuaba en papeles de hombres duros y varoniles, indígenas, campesinos y hasta revolucionarios como en la película donde protagonizó a Pancho Villa. 

Pregúntale a las abuelitas, ellas lo han de recordar muy bien.

También participó en películas de Hollywood y de Europa. Entre las internacionales más famosas, se encuentra la película “Desde Rusia con amor” de 1963, que filmó poco antes de morir, y que fue la segunda versión de James Bond, al lado de Sean Connery, el primer James Bond.

Durante la filmación, ya mostraba los primeros síntomas de padecer cáncer, y debido a los fuertes dolores que ya sentía, la última escena en la que participaría, tuvo que actuarla un “doble”.

Cuando le declararon el cáncer, éste estaba ya en una fase terminal, tanto así, que su fallecimiento se produjo cuatro meses antes del estreno de la película. 

En 1953, había participado en forma destacada en una versión de la película “Lucrèce Borgia”, filmada en Francia. 

Una de estas muertes, fue la de un famosísimo actor mexicano.

Se trata de Pedro Armendáriz quien en 1963, a los 51 años, murió de cáncer de riñón, y no directamente por la enfermedad, sino que se suicidó al no soportar los dolores que venía padeciendo desde tiempo atrás.

Su doctor le había dicho que sólo le quedaba un año de vida, y como siempre cargaba una pistola Magnum calibre 357, en un momento que lo dejaron solo, se disparó.

Unos meses antes, había viajado a Londres, para realizarse algunos estudios, a su regresó ya utilizaba silla de ruedas y se encontraba grave.

De hecho, todos los fallecidos eran actores. Otro muy famoso en Estados Unidos, fue John Wayne, quien murió de cáncer en el estómago y pulmón. Esto es histórico.

Corría el año de 1956, cuando Armendáriz, junto con otras 220 personas, estaba en la filmación de la película “The Conqueror” producida por Howard Hughes, un famoso personaje estadounidense muy conocido por sus riquezas y sus excentricidades, y que hasta película hicieron de su vida.

Las escenas, se realizaron en el estado de Utah, Estados Unidos; cerca de ahí, en el vecino estado de Nevada, el gobierno norteamericano había realizado pruebas nucleares y la  radioactividad residual afectó a muchos de los participantes del largometraje.

En 25 años, 91 de las 220 personas involucradas en la producción, desarrollaron cáncer, de las cuales murieron 43. Los médicos aseguraron que sus enfermedades se atribuyeron a la radiación a la que se habían expuesto todos. 

Tan importante es el Tequila para México, que ya tiene su festejo oficial. El Senado de la República, nombró desde el año pasado el “Día Nacional del Tequila”, cuyo objetivo es enmarcar a esta bebida como un emblema de México.

Esta conmemoración se realiza cada tercer sábado de marzo, por lo que Guadalajara se vistió de gala hace unas semanas. 

Y cómo no, si tan sólo a 2017 se exportaron más de 211 millones de litros, a más de 120 países, siendo el principal Estados Unidos, con un valor de más de 1.4 billones de dólares, según el Consejo Regulador del Tequila.

En el mismo año, fueron 152 las empresas certificadas (114 micro, 10 pequeñas, 12 medianas y 16 grandes), con un total de 1,684 marcas, cuya producción total fue de 271 millones de litros y con una cadena productiva Agave-Tequila, directa e indirecta, de 70 mil familias.

Categorías

• Tequila

Elaborado a partir de una mezcla de azúcares en la cual, por lo menos el 51% debe provenir del Agave Tequilana Weber variedad azul, y el 49% restante puede ser de otras fuentes naturales de azúcar.

• Tequila 100% de agave

Elaborado únicamente a partir de azúcares provenientes del Agave Tequilana Weber variedad azul.

Clases

• Blanco o plata

Obtenido directamente de la destilación, puede ser madurado menos de dos meses en barricas.

• Joven u oro

Mezcla de Tequila blanco con uno que ha sido madurado por más tiempo.

• Reposado

Sujeto a un proceso de maduración de por lo menos dos meses, exclusivamente en recipientes de roble o encino.

• Añejo

Madurado por lo menos un año en barricas de roble o encino.

• Extra Añejo

Madurado por lo menos tres años en barricas de roble o encino.

Uno de los principales productos por los que se conoce a México en el mundo, es el Tequila.

Lo que para Escocia es el Whisky, para los rusos el Vodka y para los franceses la Champaña, para nuestro país es el Tequila.

¿Qué es el tequila?

El “tequila” es un aguardiente que se elabora mediante la fermentación y destilación del jugo de Agave (mosto).

El agave, planta originaria de México, es conocida también como maguey, pero el maguey que se utiliza para la elaboración del Tequila no es cualquiera, se trata del conocido como agave azul denominado “Agave tequilana weber”.

Esta bebida está avalada por la “Denominación de Origen” en México; es decir, tanto el proceso de  su producción como el cultivo del Agave deben darse únicamente en el territorio determinado en la “Declaración de Protección a la Denominación de Origen Tequila (DOT)”, cuya resolución fue publicada en 1974.

“La Denominación de Origen comprende 181 municipios de cinco estados de la República Mexicana: Jalisco con sus 125 municipios, Nayarit con 8, Guanajuato con 7, Tamaulipas con 11 y Michoacán con 30 municipios”.

Asimismo, para que un producto pueda ostentar el nombre Tequila, su elaboración debe llevarse a cabo en estricto cumplimiento a la Norma Oficial Mexicana para el Tequila (NOM-006-SCFI-2012).

¿Cómo se elabora el Tequila?

Todo inicia con la plantación del Agave, el cual “debe cultivarse en suelos arcillosos de clima semiseco”. Desde su plantación hasta su maduración, es un proceso que va de ocho a 10 años; es durante este tiempo cuando se considera que “ya puede aportar los nutrientes indicados y los mejores endulzantes para poder jimarlo y elaborar el Tequila”.

No te dejes manipular por la información, conocimiento, comentario o punto de vista que escuches o veas en los medios. 

Últimamente hemos sido invadidos por mensajes contradictorios, inmorales, vejatorios, demagógicos, aunque también por otros útiles y provechosos.

“Saber discriminar entre ellos, y tomar lo que sirve, de acuerdo a la escala de valores que cada uno posee, es tener pensamiento crítico”.

Evalúa todo, esto para ver si es cierto, válido, creíble, falso, poco ético y conveniente de tomar en cuenta; si dudas, descártalo; para lograr esto  conviene adoptar una postura de pensador y de persona madura.

El pensamiento crítico consiste en analizar lo más objetivamente posible, todo lo que llegue a nosotros. 

Es sólo cuestión de actitud. Mucha de la información que vemos u oímos nos asusta y nos hace sufrir, nos “revuelve el estómago”; al darle importancia a ésta, nos estamos torturando, amargando, auto-flagelando; el pensamiento crítico nos sirve para cuidar nuestra salud emocional y mental.

Si la noticia es buena para nosotros, el pensamiento crítico nos sirve para no dejarnos engañar ni ilusionarnos con ella.

Aquí el mensaje es, ante todo tipo de información que nos llegue, sobre todo la tendenciosa, los chismes, las críticas, lo negativo, no involucrar nuestras emociones. 

No entrar en discusiones, no nos enojemos; tratemos de entender los diferentes puntos de vista, que a veces, aunque difieran del nuestro, pueden traen algo de verdad. 

Ningún mortal tiene toda la verdad de lo que dice, promueve u opina, ya que deriva de lo que cree, defiende, le conviene, y hasta de sus valores que pueden no coincidir con los nuestros.

Se trata de lograr la mayor objetividad posible en la búsqueda de lo verdadero, bueno, justo, demostrable y sustentable. “El pensamiento crítico es el que evalúa el conocimiento adquirido”. 

Un detallista abarrotero, quien buscaba un local para poner otra tienda, le regateaba el precio a otro que lo estaba vendiendo. 

Como el regateo del comprador era incisivo y terco, el vendedor se desesperó, y algo molesto le dijo que no quería tratar con “pobretones”, a lo que el detallista le contestó “no es que yo sea pobre; soy codo, que es distinto”, y seguía diciéndole “me gusta sacarle el mayor provecho a mi dinero y por eso me ha ido bien”.

La posición asertiva del comprador impresionó al vendedor, quien finalmente, después de hacerle unas preguntas sobre la forma de pago, terminó por aceptar la cantidad que le ofrecía. 

Cierto es que no se puede regatear en todos los productos y servicios que queremos adquirir, pero el caso anterior es un ejemplo de cómo gastar menos, de opciones de ahorro, de prudencia al adquirir compromisos económicos, etc. 

Las razones por las que la gente y los países caen en crisis económica, es porque en vez de buscar el mayor provecho de su dinero, la cantidad que sea, hacen mal uso de él; lo despilfarran en lujos, compras innecesarias, inútiles, etc. 

Estamos pasando por una época de incertidumbre, y para algunos, de desconfianza; estos aspectos, aunados a los altos índices de inseguridad nos obligan a ser austeros.

En cualquier época o momento, la austeridad es buena y conveniente; no esperemos a que una crisis nos obligue a ello. 

El problema de las crisis económicas, es que derivan en crisis sociales, de inseguridad, de valores, en incapacidad para pagar deudas, etc. 

No esperemos a que una crisis nacional, mundial, y mucho menos personal, nos obligue a ser austeros.

No nos dé miedo ser austeros. La  austeridad voluntaria no es cosa de sacrificios, sino de actitud, de visión, precaución y de poder personal; es sólo cosa de eliminar lujos y bajar consumos, de buscar alternativas más baratas y hasta de regatear.

Ser austero, es algo conveniente, necesario ante la inseguridad que se padece en el país, ante la incertidumbre de cómo se comportará nuestra economía.

Si tienes suficiente dinero, no lo presumas, actúa como codo, como si no lo tuvieras.

La austeridad no es codicia ni avaricia; una cosa es ser  moderado en gastos y consumos, y otra ser avaro.

“Austeridad es lo contrario al despilfarro; éste implica el gasto desmesurado de dinero o de recursos en cuestiones que no se necesitan realmente, por eso se habla de derroche”.   

Algunas personas podrían decir que tienen el derecho de comprar todos los bienes materiales que quieran porque pueden hacerlo, y porque están convencidos de que es la manera de disfrutar bien de la vida, eso puede ser válido, pero ¿qué pasa  con aquellos que creen que pueden hacerlo pero no es cierto, o sólo porque creen que lo merecen?

Por otra parte, otros podrían decir que gastar de más y rodearse de lujos no hace más que empobrecer el alma de la persona porque limita su felicidad en lo material.

Los extremos, en este caso, nunca son buenos, siempre es mejor encontrar el equilibrio.

Por algo, cada vez hay más programas de humor, algunos tan corrientes y ofensivos como los del canal televisivo “Comedy Central”, otros de doble sentido y tan babosos como “los Peluches”, “Nosotros lo guapos”, “40 y 20” y hasta “El chavo del ocho”, pero todos nos han ayudado a compensar problemas, incertidumbre, frustraciones, etc. 

¿Pero qué tienen esos programas? Nos hacen reír, y a veces hasta a carcajadas.

Nuestro cuerpo, nuestra mente y hasta nuestro espíritu nos está pidiendo a gritos, algo que nos divierta.

Los científicos aseguran que la risa tiene un alto impacto en nosotros a nivel orgánico, psicológico y espiritual.

A nivel orgánico, baja la presión sanguínea, tonifica y relaja los músculos. A nivel psicológico, eleva la autoestima y autoconfianza, reduce la depresión y facilita la comunicación. 

Sus efectos específicos son: 

• Alivia dolores a través de la segregación de endorfinas que se activan con la risa

• Combate los virus y las bacterias

• Fortalece el corazón y ayuda a prevenir el infarto 

• Elimina el insomnio, facilitando el sueño

• Elimina el estrés, debido a las endorfinas y adrenalina que producen ciertas hormonas 

• Alivia la tensión y aleja el miedo

• Alivia la depresión: nos hace ser más receptivos y ver el lado positivo de las cosas

Reírse es una función necesaria para mantener el bienestar físico y mental. Es una forma excelente para lograr la relajación.

• Aumenta la capacidad pulmonar, oxigenando los tejidos 

• Ayuda a aliviar el estreñimiento 

• “Morirse de la risa” proporciona un masaje vibratorio en todo el cuerpo 

• Elimina toxinas, y favorece la agilidad mental, gracias a la descarga de dopamina

• Calma el hambre y la ansiedad debido a la estimulación de la serotonina

Sonríe siempre; ríete de todo, con todo; de ti y contigo; con otros y de otros. Busca cosas, lugares, sucesos, personas que te hagan reír.

Está oculta bajo una montaña, pero es la más grande del mundo. 

Me refiero a la pirámide de Cholula en el Edo. de Puebla. Su construcción inició por el año 300 a C., y se estima que duraron casi 1,000 años en terminarla.

Fue ocupada por varias culturas y hasta el año 1300 d C. perteneció a la cultura Olmeca-Xicalanca, quienes también la dedicaban al dios de la lluvia (Chiconquiahuitl). 

Lo que la hace la más grande que cualquier otra en el mundo, es su base, que tiene 400 metros por lado; mayor que las del Sol en Teotihuacán y la de Keops, en Egipto.

Es también la más grande en volumen, con 4’500,000 m³, aunque en altura tiene apenas 65 m (similar a la del Sol en Teotihuacan). 

Está formada por seis capas superpuestas una sobre otra, fueron agrandamientos de las culturas que la ocuparon, quienes para que resistiera el peso fueron ampliando su base. Ya para el año, 1300 d. C., la pirámide fue abandonada.

Se dice que durante décadas los españoles quisieron destruirla, pero al no poder hacerlo buscaron opacar su importancia colocando sobre ella el Santuario de la Virgen de los Remedios, construido en 1594. 

En realidad desconocían su presencia, pues a la pirámide la ocultaba ya la vegetación surgida después de 200 años de abandono.

Dentro de las riquezas de este sitio se encuentran dos murales prehispánicos, el Mural de los Bebedores y el Mural de los Chapulines, que fueron descubiertos apenas en 1969 a seis niveles bajo tierra.

El primero de éstos, el más impactante, es considerado como una obra pictórica sobresaliente no sólo por su tamaño de 56 m de longitud por 2.5 m de altura, sino por el tema central que representa: una ceremonia de embriaguez. 

En este mural aparecen más de 100 personas bebiendo un líquido que se dice era pulque; ahora serían unas sabrosas chelas.

En las generaciones anteriores a la tuya, es común encontrar personas que nunca se pusieron a pensar en darle sentido a su vida, en conocer cuál era su misión personal.

Son personas que toda su vida trabajaron en algo que nunca les gustó. Muchos, se colocaron laboralmente, donde las circunstancias y las necesidades los obligaron.

Fueron personas cuya lápida en su tumba debiera decir; “Aquí está el cuerpo de Fulano, quien vivió y murió y nunca supo para qué existió”.

Saber para qué existimos y para qué fuimos creados, personal y profesionalmente, da sentido a todas nuestras actividades.

Una vez identificado tu propósito de vida, encontrarás la razón de todas tus acciones y se convertirá en la energía primaria que te motivará en todos los sentidos.

Te invito a reflexionar sobre esto, ello eliminará todos los vacíos existenciales que pudieras tener. Comienza pensando que todos tenemos una razón de ser, y tú también. 

Tu propósito personal, radica, por un lado, en las habilidades que posees, y por otro en las cosas que te cuestan trabajo en tu vida personal; en este sentido, hablamos de una dualidad: enseñar y aprender, dar y recibir. 

¿Qué es lo que tú en lo personal puedes enseñar y qué es lo que tienes que aprender? 

Todos tenemos alguna habilidad, por pequeña que sea; algo de todo lo que haces, lo haces, no perfecto pero sí mejor, y te satisface más. Tus habilidades hay que desarrollarlas para que puedas dar a los demás parte de ti. 

Por su parte, las cosas que te cuestan trabajo entender, aprender o manejar en tu vida serán tu misión, y mientras no las aprendas se te seguirán presentando como lecciones hasta que “te caiga el veinte”. 

Casi siempre, aquellas cosas recurrentes que te han costado más trabajo son las que marcan tu MISIÓN o propósito personal.  

Sé muy bien que el amor a una persona, mi pareja, por ejemplo, es muy diferente al que se siente por una mascota, pero quiero comentarles lo que mi perro me enseñó sobre el amor. 

El amor a una persona o a una mascota, de verdad “cuesta caro”, pero haciendo cuentas, me sale más barato el de mi perro, y éste además, no me pone mala cara cuando llego tarde, al contrario mueve la cola de alegría no importando la hora; tampoco me regaña ni me critica mi forma de vestir, ni …

Mi perro entiende bien mis estados de humor y de salud, y actúa convenientemente para mi. Cuando estoy malhumorado, sólo se queda cerca, sin molestarme.

Cuando he estado enfermo, se me pega donde esté yo sentado o hasta en mi cama, haciéndome ruiditos, como diciéndome “sana, sana, pronto te aliviarás, aquí estaré contigo, aunque no me sirvas mis croquetas”.

Como cualquier perro, ladra, pero sin neurosis, lo hace sólo cuando me pide de comer, cuando quiere que lo saque o cuando llaman a la puerta, como avisando al que toca “ya van o yo lo cuido”. 

Cuando le hablo de mis gustos, mis sueños, mis problemas en la oficina, sólo me ve y me toca con su pata; como si deveras entendiera lo que le digo.

Los fines de semana se sienta conmigo a ver los partidos de mi equipo favorito, y cuando anotan un gol, con algunos movimientos me acompaña, imitando mi entusiasmo, como si fuera una persona.

Cuando lo he regañado porque se portó mal, se acerca a mi agachado como pidiendo perdón, y sin rencor alguno de su parte, momentos después convivimos felices.

¡Díganme si todo esto no es amor!

Pero lo más importante, con su compañía y su atención me hace sentir único e irremplazable. De alguna forma me ha enseñado a quererme a mi mismo ¿No es formidable?