A veces, sin darte cuenta, te enfrentas a competidores que buscan hacerte invisible. Algunos tendrán relación con tus clientes, quizá les envíen mensajes navideños; habrá quien les haga regalos. ¿Deberías hacer lo mismo? Definitivamente no.

Lo primero que hay que saber en publicidad, es que tus clientes no andan buscando amigos. No piensan en su carnicero para la piñata de sus hijos, ni consideran al que arregla la compu para ver películas tiernas el domingo. La cercanía en la relación con los clientes es una estrategia de recordabilidad; ni es la única, ni la más efectiva.

¿Cuál sería más efectiva, entonces? Ser recordado por una cualidad, y sólo por una. A eso le llamamos: Promesa Única de Venta.

Lo normal sería que tu changarro tenga una cualidad que nadie más tiene. El propósito de año nuevo sería que dedicaras un tiempecito a identificarla. Quizá tu tienda sea la más limpia; la mejor iluminada; la de mejor horario; la de mejor atención; la que entrega a domicilio o la de la báscula mejor calibrada.

Y esa cualidad, que debe ser real y verificable, es lo que vas a comunicar a tus clientes para distinguirte de tus competidores. Escríbela en el rótulo, como eslogan o úsala en la atención:

—Se está llevando «la leche más fresca de la ciudad», porque nadie cuida sus refrigeradores como nosotros.

Una vez inoculado el mensaje, el cliente pensará: «De veras, qué leche tan fresca»; y se encargará de propagarlo. Pero sobre todo, hará la ecuación en su cabeza:

¿Qué vale más, el calendario que me dieron o la frescura de la leche?

Este pequeño juicio que hace el cliente, determinará sus futuros hábitos de compra. Dudo que te invite a partir la Rosca con su familia, pero la leche para el chocolate será de tu tienda.

Hablando de hábitos de consumo, la gente cambia. Poco a poco, a veces con mucha rapidez, pero cambia; y ello ocurre por muchas razones. Estamos expuestos a un bombardeo interminable de información: revistas, periódicos, Facebook, cadenas de whatsapp; y todos nos dicen qué hacer o qué dejar de hacer.

Poco a poco el mercado empieza a mudar sus hábitos, y si no te pones abusado te puedes quedar con la bodega llena de cosas que nadie va a comprar. Pero, ¿cómo saber de tendencias en una tienda de abarrotes? Yo te lo diré.

Una tiendita no puede pagar un equipo de mercadotecnia para que analice el mercado, pero tus enemigos sí; y sacarles información es gratis.

Te daré un ejemplo que te va a dejar dinero:

A final de los 80s el gobierno federal recomendaba hervir el agua de la llave y clorarla antes de beberla. En poco tiempo llegaron empresas vendiendo agua embotellada. Ahora los mexicanos somos quienes más agua embotellada consumimos: una botellita de 1 litro cada tercer día, en promedio.

¿Será por eso que el Oxxo pone las botellas para que te tropieces con ellas al entrar? Por supuesto. Y la pregunta obligada: ¿dónde exhibes las botellas en tu tienda? OJO: Si tienen que preguntarte por ellas, estás perdiendo dinero.

Ahí te va otro tip: En redes cada vez hay más artículos que recomiendan tomar el agua «al tiempo», porque fría lastima la garganta. ¿Será por eso que en el 7 Eleven hay más botellas de agua en los estantes que en los refrigeradores? Por supuesto.

Muchos de los hábitos de tus enemigos obedecen a carísimos analisis de mercado. Lo único que necesitas para aprender de ellos es observarlos, identificar lo que hacen de manera diferente; y preguntarte: ¿por qué lo harán así?

Compártenos tus hallazgos.

En el feis: amarillon.huevo

Yo, como todo la gente, lo primero que hice fue asomarme a la ventanta (mi cel) para ver el mundo (Twitter). Y me hallé que de esto está hablando la humanidad. Ahí van los TT de ahorita.

#FelizJueves (24k tuits) Qué horror que 24 mil changos se levanten y lo primero que hagan sea desear un buen día de las maneras más ridículas y cursis:

· @sanijo92 escribió: Buenos días💖 #FelizJueves El señor Coelho siempre tan sabio 😏 “Hoy es jueves porque ayer fue miércoles.” Paulo Coelho

· 🌹‏ @reynamadelayne escribió: #BuenosDias Sin importar lo que paso ayer, cada amanecer hay que decirle a la #vida: “Aquí voy otra vez” #FelizJueves

#Rubén Ramírez Cárdenas WTF ¿Quién es ése? Un violador y asesino mexicano que ayer ejecutó el asesino sistema judicial de Texas.

#PremiosTelehit ¡Fueron los premios Telehit! ¿Qué es eso de TeleHit que no está en Netflix? ¿Estará en Blim?

· @tvtelehit escribió: El ganador de la categoría “Video en español más pedido en redes” es @CNCOmusic. ¡Gracias por sus votos #CNCOwers! #PremiosTelehit

En fin.

#EnMiCocheYoCanto (1,006 tuits ¿Qué clase de tendencia es esa?) El chavorrucal se ha volcado en tuiter para exhibir sus gustos culposos. Y un montón de radiodifusoras que ponen a sus 17 escuchas a tuitear por ellos.

· @YODEBUENAS escribió: #EnMiCocheYoCanto En mi coche la música suena en mi coche 🚗 de Hombres G

· @chica_cop escribió: #EnMiCocheYoCanto Si tú quieres bailar, sopa de caracol uuhh!

· @kguz91 escribió: #EnMiCocheYoCanto “Noto que mi corazón no sé, no va, que las miradas se caen y que muere el mar; tu y yo tenemos que hablar porque ya se va acabando el aire entre nosotros, y lo noto”

x: Esa también es de los Hombres G

#SiempreMePasaQue Siempre me pasa que abro el tuiter en la mañana y hay una frase como esta que estimula la sangronada, la cursilería o algo chistoso. Ahora sólo había cosas como:

· @gesusconge escribió: #SiempreMePasaQue ando navegando por Internet, pero después de unas horas termino flotando en el mar de mentiras que ella me decía.

· @paran0ico_ escribió: #SiempreMePasaQue encuentro lo que no quiero, por andar buscando en donde no debo.

· @Adybipolar escribió: #SiempreMePasaQue le escribo un mensaje bonito de buenos días y me deja en visto

Qué triste tuiter. En fin.

 

GTG TMB

@amarillonHuevo

Lo único malo de Coco, según los internautas (inclúyome) era el corto de Frozen que había que chutarse antes de empezar la película. Es larguísimo, ¡dura más de 20 minutos! Y la queja más común que podía oírse en el cine, era que para cuando empezaba la película ya nadie tenía palomitas.

El asunto llegó hasta la creacion de Eventos en Facebook para organizar marchas en contra del corto. Las primeras manifestaciones habrían ocurrido el sábado pasado, pero ya no hizo falta.

Cinemex anunció que suprimiría “La aventura congelada de Olaf”. La mayoría de la gente en las redes está feliz. Pero… ¿y la tradición de Pixar?

El corto antes de la película ha sido el distintivo de Pixar. Paper man, For the birds, Partly cloudy y Presto son algunos de los cortos más memorables que han acompañado a las películas de la lamparita, que mucho más que un relleno, eran verdaderas piezas de colección, lecciones de narrativa audiovisual.

Un buen amigo, enterado en esos temas me contó que el problema del corto de Olaf ocurrió por la intervención de Disney en la distribución, quien habría aprovechado la ocasión para presentar un previo de Frozen 2 sin importarle mucho las formas y tradiciones de Pixar.

Ver “La aventura congelada de Olaf” antes de Coco será muy enfadoso, pero las tradiciones son las tradiciones. Por eso aquí te dejo uno de los cortos más exitosos de Pixar, para completarte el kit ahora que vayas al cine.

En un Día de muertos común, nos levantamos y nos preparamos, porque el 2 de noviembre recibimos la visita de nuestros ancestros. Les ponemos un altar, bebidas, comida y les dedicamos nuestra más colorida festividad. Para el mundo esto es extraño… para nosotros lo raro sería que un niño de 12 años, aproveche el ride, y vaya de visita al más allá.

Miguel, que es como se llama ese niño, quiere ser músico y su familia se lo impide, porque ellos han visto que los músicos son egoistas e irresponsables. Y la fuerza de su vocación lo ha puesto en ese peligroso aprieto.

Más o menos así empieza esta película que en opinión de muchos, podría tratarse de la mejor animación de Pixar. Con una primera vista, no estoy seguro aún de que lo sea (de seguro la veré de nuevo), tal vez porque con algunas producciones me quedé profundamente enganchado (Intensamente, por ejemplo). Lo cierto es que lejos de hacernos tropezar con los estereotipos del “mexicanito”, creo que nos han sabido retratar de manera muy puntual y cariñosa.

Por ejemplo, no soy fan de Pedro Infante, pero ver fotos suyas colgadas en una pared me produjo mucha emoción, porque he visto esa clase de homenajes en casa de alguna tía. Me hizo reír una señora que ataca con su chancla veloz, porque podría ser la mamá de cualquiera.

El trabajo de inmersión ha sido, para mi gusto, estupendo; y sobre todo respetuoso.

Si bien no todo el país es un pueblito con techos de tejas en dos aguas y de calles empedradas… sí es un México real y que sigue vivo en casi (si no es que en) todos los estados. Y justamente es ese México el que debemos cuidar, el de las tradiciones, el de las familias unidas.

Trabajemos como en el laboratorio creativo de una agencia publicitaria.

Imagina a la chava más hermosa —que recuerdes— caminando frente a ti. Repentinamente se detiene, te mira y te dice una frase, corta pero que te hace mucho sentido.

Dejémoslo aquí, omitamos la imagen del producto, el logotipo del final.

Aunque no hemos visto la marca ya tenemos lo necesario para persuadirte como consumidor. La publicidad ya habrá influido en ti; y yo te diré cómo. Lo obvio sería pensar que recordarás la marca por la chica: su cabello, sus zapatos, su vestido, su mirada… Mmmh, no. La chica sólo ha servido para hacerte voltear, para llamar tu atención. Esto es lo que logra el medio: televisión, internet, parabuses, volantes… No todos los medios logran que sientas que la chava pasa por tu lado; depende de tu género, edad, hábitos, de tu actividad productiva o posición social. La selección de ese medio no es una ciencia ni un arte, pero sí un oficio muy complejo.

Pero esta complejidad opera nada más si vas a comunicarte con una masa a la que no podrías dirigirte de otra manera. Si en tu negocio el trato es de persona a persona, nos podemos saltar a la chica —ya estás tú de cara al cliente, ¿no?—, Lo importante es el mensaje publicitario: ¿Qué le vas a comunicar a tu cliente?

Debes transmitirle una idea muy corta y sencilla que le haga necesitar tu producto. Una frase que él mismo pueda utilizar para explicárselo a su esposa, a su mamá. Algo que todos puedan entender.

Hace años escuché esta: «Por cada cucaracha que ves, hay otras 20 que no ves.» Una frase inteligente, en publicidad, lo es todo. Lo digo por ésa que me persigue en las noches, cuando voy a saquear el refri.

Todavía me resuenan en la cabeza las voces de los cantantes mexicanos y extranjeros que vinieron el domingo a tocar en la plancha del Zócalo. Qué chilango se ha vuelto el ser solidario, y qué orgullo me da escuchar y leer sobre la manera en que hemos reaccionado ante la tragedia.

Esto no ha terminado, pero se siente que estamos juntos, que estamos unidos los mexicanos.

Nota: La foto es de Ocesa.