Que no te roben tu energía

Por in Desarrollando Nos on enero 5, 2021

Tener la suficiente energía es clave para sentirnos alegres, motivados, fuertes y avanzar en nuestro desarrollo personal, familiar y profesional, pero hay factores externos e internos que nos la roban, por lo que debemos tener cuidado de ellos. El líder espiritual Dalai Lama ha definido “Los 10 Ladrones de la Energía”.

1. Alejémonos de personas tóxicas.
“Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente”.
Identifiquemos a las personas por la calidad de lo que aportan a nuestra vida; de alguna manera, algunas sólo nos inyectan pensamientos negativos con lo que se comen nuestra energía.

2. Paguemos nuestras deudas a tiempo.
“Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle”.
Es cuestión de responsabilidad. Hagamos todo lo posible por liberarnos de las deudas y no tener que escondernos o avergonzarnos por no haberlas pagado.

3. Cumplamos nuestras promesas.
“Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida”.
Nunca prometamos lo que no podremos cumplir. Cumplir nuestras promesas nos hace mejores personas, personal y profesionalmente.

4. Deleguemos.
“Delega o elimina en lo posible, aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas”.
Seamos más eficaces; siempre hay gente que puede hacer algunas cosas mejor que nosotros, ya sea porque es un especialista o porque tiene el tiempo para hacerlo.

5.Descansemos y actuemos.
“Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad”.
Tanto el descanso como la acción son importantes en nuestra vida, sólo debemos actuar conforme a los ritmos de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *