El mayor temor de los vendedores

Por in ConociéndoNos on diciembre 30, 2020

¿Cómo superé el temor al rechazo? Te cuento: el primer mes en que me inicié en la profesión de vendedor, me fue de la patada, el segundo y el tercero, peor; en esos meses no vendí “ni ma…”, no tenía ni para las chelas.
Peor aún, era la forma en cómo me sentía; el 90% de mis llamadas eran puros rechazos, me colgaban; otras veces me cerraban la puerta, me daban otra cita y cuando llegaba a ella, no estaban, ¡Ufff!
Varias noches, me ponía a llorar como niño; me sentía inútil, fracasado, y hasta mi novia, de aquel entonces, me cortó.
Un vendedor exitoso me aconsejó que para vender, antes que el conocimiento de mi producto, tenía que prepararme para el rechazo, porque lo que más duele a los vendedores nuevos, es ser rechazado; ¡y sí! te duele hasta “la ma…”.
Me decía que era por baja autoestima, pero también por falta de estrategia, de preparación y experiencia, pero que con el tiempo, si aguantaba, ya “fogueado”, me iría bien.
Comprendí que el rechazo, aunque es muy común en los vendedores, era frecuente en todos lados, y me acordé de los futbolistas ¿cuántas veces el portero del otro equipo o el mismo marco, les rechaza sus tiradas a gol, y rápidamente superan esa frustración?
Un día me decidí a “sacar la casta” y a fortalecerme mentalmente. Me convencí de que si superaba algunos rechazos, con cada uno iría aprendiendo a manejarlos, de alguna manera, las siguientes veces, desarrollando así, mi capacidad de superarlos.
Me pregunté ¿cuántos rechazos necesito para “foguearme”? Me puse como meta 20, pero no fueron suficientes; cinco rechazos más y, ¡por fin una venta!; dos más, y otra venta; y así.
Ser rechazado duele, pero es algo que muchas veces no podemos evitar; aprendí que, no es nada personal, es simplemente por las diferencias de intereses, deseos y necesidades de los demás.
Piensa que, de una forma u otra, todos somos vendedores, en cualquier área de nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *