Casa que enferman y matan (parte 2)

Por in Especiales on marzo 12, 2020

Los lugares “geopáticos”, son espacios con agresiones electromagnéticas ocasionadas por antenas de alto voltaje o celulares, también reciben influencia negativa de variedad de emanaciones energéticas que invaden ese lugar. 

Es un padecimiento del lugar (“geopatía”) que puede ocasionar malestar a las personas sensibles que ahí habiten.

Esto se da también por corrientes o depósitos subterráneos de agua, metales muy radiactivos en el subsuelo, restos de cadáveres humanos enterrados muchos años atrás o quizá hasta fueron terrenos donde hubo panteones.

En los negocios, estas energías se manifiestan como dificultades para el éxito.

Es algo parecido a lo que sucede con algunas plantas o árboles que en ciertos espacios se secan rápido, crecen poco o “no se dan”, o con los perros y los gatos que detectan esas energías y nunca “se echan” en ellos.

Todo es energía, nosotros también, y cada uno de nuestros pensamientos y emociones emiten energía que se transmite a todo el lugar.

Por ello, antes de comprar o rentar una casa, local, oficina, departamento, o adquirir un terreno para construir, es importante informarse de la historia del lugar, inclusive en el RPP.

Averiguar con los vecinos sobre quién habitaba antes ese lugar, si alguien murió ahí o padeció alguna enfermedad grave o problema de escasez.

Vivir en una casa sana, implica limpiar el lugar de esas energías plasmadas en lo que se conoce como la “memoria de las paredes”.

Es importante hacer revisar la casa por algún experto en Radiestesia para detectar corrientes de agua subterránea, vetas de mineral, bandas electro-magnéticas o entidades energéticas que pudieran estar cargando el lugar con alguna energía pesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *