La hormona que puede matarnos

Por in Salud on noviembre 7, 2019

Conservar grandes cantidades de cortisol dentro de nuestro organismo por días, meses o hasta años, llega a ser tan nocivo como un veneno. 

Esto va afectando, gradualmente, las funciones de diferentes órganos, y si no lo reducimos a las necesidades básicas, con el tiempo, de una manera o de otra, enferma y llega a matar.

Nos han dicho que para funcionar y sentirnos bien, nuestro organismo requiere diariamente ciertas cantidades de cortisol, más conocido como la hormona del estrés, misma que producen nuestras glándulas suprarrenales.

Además, que ante situaciones muy demandantes o de peligro, nuestro organismo lo genera en mayores cantidades para ayudarnos a responder rápido y eficazmente, ya que es el combustible que nos da la energía para ello. 

Sin embargo, las exigencias laborales, familiares y económicas, así como el tráfico y la inseguridad que vivimos, entre otros aspectos, nos mantienen en un estrés constante, que hace que grandes cantidades de cortisol, permanezcan por mucho tiempo en nuestro organismo.

Hace dos años, la revista Forbes publicó un artículo en el que anotaba que los mexicanos somos los más estresados del planeta, y que teníamos el primer lugar en estrés laboral en el mundo, “por encima de países como China (73%) y Estados Unidos (59%)”, esto de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aseguraba, que era “resultado del desequilibro entre las exigencias y presiones a las que se enfrenta un trabajador, por un lado, y sus conocimientos y capacidades, por el otro”. Por su parte, la OMS decía que era debido “al modo en que se definen los puestos y los sistemas de trabajo, y la manera en que se gestionan”. 

Seguramente hay mucho de ambas causas. ¿Crees que ahora estemos mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *