¿Qué tan satánico era Maquiavelo?

Por in Especiales on junio 6, 2019

Cuando oía hablar de Maquiavelo o que alguien era maquiavélico, me aterrorizaba; lo relacionaba con “el mal”.

Como muchos, me preguntaba cómo es que alguien podía haber escrito un manual de lo “méndigo” que debía ser alguien para llegar a ser gobernante; actitudes que hemos visto por décadas, en muchos políticos y empresarios.

Pero al leer un poco de su obra me di cuenta de que mi concepto de él, estaba errado. 

Maquiavelo no inventó el maquiavelismo, más bien fue un conocedor de los patrones de conducta de los políticos de su época, y que a manera de tratado, los describió en un libro al que tituló “El Príncipe” (1513). 

El príncipe del que habla en su obra, personifica el intenso y obsesivo deseo de conquistar el poder a cualquier precio, y esa era la manera en que lo lograban aquellos que él conoció.

En su obra especifica cuáles deberían ser las características que debería tener alguien para lograr y conservar el poder; para ello, Maquiavelo justifica el uso de la fuerza, la astucia, el engaño, la crueldad, la intriga, etc., siempre que estas acciones sean necesarias para lograr sus objetivos. 

Decía que un nuevo príncipe tenía que estar preparado para no ser virtuoso, ya que “algunas virtudes podían conducirlo a su caída”. Aseguraba que, ciertos vicios podrían traerle “seguridad y prosperidad”.

A través del tiempo, Maquiavelo ha sido considerado como revolucionista del pensamiento político en Europa; sin embargo, en su momento, fue criticado y censurado. Alguien importante del clero, afirmó que su obra estaba “escrita por el dedo de Satanás”, calificativo difundido rápidamente, y de donde nació la palabra  “maquiavélico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *