Cómo empoderarnos

Por in DesarrollandoNos on mayo 30, 2019

No esperemos a que otros nos empoderen, podemos hacerlo nosotros mismos.

¿Cómo? A través de lo que Stephen Covey, llama “Victorias privadas”; es decir, de nuestros logros personales internos. “Aquellos retos personales que nos proponemos y logramos”. 

Cada vez que logramos dominar alguno de lo que Covey señala como “demonios internos”, como la pereza, malos hábitos, consumismo, comer o beber alcohol en exceso, malas actitudes, etc.; cualquier cosa que nos cuesta trabajo, aumentamos nuestro poder.

Cada logro de éstos, es una batalla que ganamos y nos hace fuertes o más fuertes. Esos triunfos nos dan seguridad, autoconfianza, mejoran nuestra auto-estima y nos hacen sentir poderosos. 

Los triunfos internos nos hacen sentir vigorosos, satisfechos, nos dan carácter, fortaleza, autoconfianza. Con cada uno, aumentamos las posibilidades de lograr más “Victorias privadas”.

¿Cómo se consiguen estos triunfos? A través del dominio de nuestra voluntad, de la disciplina, del entrenamiento de buenos hábitos, del cumplimiento de los compromisos con nosotros mismos, etc. 

La importancia de las “Victorias Privadas” que logremos, es que sólo con éstas, como antecedente, nos podrán conducir al logro de “Victorias Públicas”, aquellas que logramos en nuestro trabajo, negocio, pareja, familiares, amigos, etc., llámense reconocimientos, éxito en nuestra profesión y en los negocios, etc.; satisfacciones de alto nivel.

El carácter y la madurez que nos dan las “Victorias Privadas”, nos hacen, en un primer paso, ser independientes, y posteriormente lograr la necesaria interdependencia para cuando decidamos poner nuestro propio negocio. 

El principio aquí, es “de adentro hacia afuera”. Difícilmente podremos triunfar afuera, si no lo hacemos primero, dentro de nosotros.

¿Te interesa sentir la fuerza del poder interno? Ahora, ya sabes cómo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *