Cómo entender la personalidad

Por in DesarrollandoNos on mayo 5, 2019

Tu personalidad y la de todos, la constituyen aspectos que no son detectables a simple vista, sino que se deducen por nuestros comportamientos. 

Esos aspectos son consistentes y continuos; están encubiertos pero se manifiestan dependiendo de cada situación.

Podemos calificar, a simple vista, a alguien como extrovertido, pero no siempre ni en todos lugares lo manifiesta.

La personalidad está determinada por nuestro temperamento y nuestro carácter, y dependiendo de la combinación e intensidad en que éstos se manifiestan en cada momento, lugar y circunstancia, nos hace diferentes, únicos y especiales.

Se define como “la diferencia individual que constituye a cada persona y la diferencia de otra por medio de sus características o cualidades”, “como el conjunto de modalidades adaptativas que el individuo utiliza en su contacto cotidiano con el ambiente en que se desenvuelve”, o como “el conjunto, relativamente durable, de rasgos y patrones de conducta”.

Todas las características de singularidad, individualidad, emociones, sentimientos y sensibilidad que engloba la personalidad, son las que dan la identidad de personas, grupos, sociedad, etc. 

Factores que configuran la personalidad

• El proceso de crecimiento, desarrollo, maduración y declinación de la personalidad a lo largo del ciclo vital individual, sobre todo en los años formativos.

• Factores prenatales como la edad de la madre, su salud, estados emocionales, sus hábitos dietéticos, su salud, etc.

• Las condiciones culturales específicas en que se desarrolla el individuo, la familia, instituciones educacionales, religión, mitos, ideologías, valores.

Cambios de la personalidad: La personalidad nunca es estática; cambia gradualmente por sucesos importantes como el cambio de edad y la manera en que se perciben las experiencias; cambios hormonales, etc.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *