El volcán más joven nació en México

Por in InformandoNos on julio 11, 2018

Primeramente, en junio de 1943, se desalojaron a los habitantes del poblado de Paricutín. Un año después se desalojó San Juan Parangaricutiro. A 33 kilómetros de ahí, todos establecieron el poblado de Nuevo San Juan Parangaricutiro, constituido en municipio en 1950.

“Se sabe que en las primeras 24 horas, el volcán se levantó hasta 30 metros, al tercer día ya tenía 60 metros y en el primer mes sumaba 148. En el primer año, contaba con 336 metros de los 424 que tiene actualmente”, alcanzando una altura de 2,830 metros sobre el nivel del mar.

Su actividad duró más de nueve años y el material piroplástico que brotó del volcán recorrió más de 10 km sepultando todo a su paso.

La población más importante de donde se dio este acontecimiento, y por donde se puede llegar más fácilmente es Uruapan, que está a 37 km.

La última actividad intensa de este volcán cesó el 25 de febrero de 1952, cuando inició la relativa quietud que dura hasta nuestros días.

Sin embargo, de acuerdo con los estudiosos del tema, éste continúa activo ya que en su cono principal hay presencia de calor remanente, fumarolas de vapor de agua, además de las fumarolas en los cráteres anexos que se crearon llamados Zapicho y Hornitos y, entre otras peculiaridades, hacen que esté clasificado por los geólogos como un volcán activo.

Actualmente, el Paricutín está considerado como una de las maravillas naturales del mundo tanto para turistas como para geólogos y otros estudiosos de ciencias de la tierra, quienes lo consideran como un laboratorio para estudiar la evolución de los volcanes.

“El único volcán que se ha visto nacer, crecer y entrar en reposo, es el Paricutín”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *