Víctimas de la ludopatía

Por in Especiales on junio 7, 2018

¿Cómo inició Pedro su adicción al juego? Todo empezó por la invitación que un día le hicieron unos amigos para conocer un nuevo casino en la ciudad; él jugó un buen rato y, por supuesto, ese día ganó 800 pesos. Al día siguiente regresó solo, con la esperanza de ganar más, y así fue, ahora había ganado 1,200 pesos.

¿Cómo fue que ganó? Se dice que los casinos identifican bien a los nuevos prospectos, y de alguna manera algo se acomoda en las máquinas para favorecer el que pueda ganar determinado jugador. La emoción de que en dos ocasiones ganó, fue suficiente para “engancharlo” y que siguiera probando suerte.

Situaciones como la de Carmen abundan, y son verdaderamente graves. La inclinación patológica a los juegos de azar, conocida como Ludopatía, perjudica no sólo a los ludópatas, sino a toda su familia: pareja, hijos, padres, hermanos, etc. Los cálculos hablan de más de dos millones de adictos al juego en el país; imagínate hay más de 12 millones de afectados, directa e indirectamente, por la adicción al juego.

Las víctimas son de todas las edades, clases sociales y sexo. Entre éstas hay amas de casa, empresarios, jubilados, jóvenes, etc., los que en un momento de su vida perdieron el control y se convirtieron en adictos a perderlo todo: dinero, familia, trabajo, relaciones, dignidad, y hasta la vida.

Tengamos cuidado porque, según estadísticas, son más mujeres que hombres los que acuden frecuentemente a los casinos.

Los psicólogos opinan que el juego en casinos es un refugio donde los adictos a ello se caracterizan por tener vacíos psicológicos y necesidades de diversa índole. Muchos porque carecen o han carecido de afectos, reconocimientos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *