Nuevos tipos de adictos

Por in Colaboradores on marzo 4, 2018

¿Por qué las leyes prohíben el consumo de estupefacientes como la mariguana o cocaína, y no prohíben aquellos que diariamente se consumen en México, y que tiene los mismos efectos?

Me refiero a las comidas con alto contenido de sal, azúcar y grasas, que según muchos especialistas, se ha demostrado que tienen un efecto similar a las drogas.

Seguramente a ti te ha pasado, hay comidas a las que no puedes resistirte, tanto que “no puedes comer sólo una” y terminas “por atascarte”.

A la mayoría nos sucede esto, hay comidas que nos enganchan, son sabrosas al paladar y nos hacen sentir bien.

Los estudiosos del tema explican que la razón está en que esas comidas estimulan nuestros centros cerebrales, pues contienen sustancias químicas que producen “sensaciones de placer y bienestar”.

Es por eso que en esas ocasiones en que andamos con “la moral baja” o con mucho estrés somos más sensibles a esas tentaciones.

La adicción a ciertas comidas es un problema muy fuerte, y grave. Un aficionado a las comidas adictivas no puede dejar de serlo porque tiene que comer tres veces diariamente, y en todas partes se encuentra con tentaciones a ellas.

Aunque no siempre es así, la adicción a determinado tipo de comidas dependerá mucho de las necesidades particulares de cada quien y de su nivel de sensibilidad, pero cualquier alimento puede volverse una droga cuando se pierde el control y queremos ingerirlo todos los días.

Tengamos cuidado porque estos tres ingredientes: sal, azúcar y grasas han causado las tres “epidemias” más grandes en la actualidad en México, por lo menos: obesidad, hipertensión y diabetes.

Es conveniente aprender a diferenciar los alimentos más adictivos de los menos, y bajarle a su consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *